EY Perú: El 66% de empresas peruanas están encaminadas a una madurez digital

08:28 12 Noviembre, 2020

EY Perú presentó los resultados de la segunda edición de la encuesta de Madurez Digital en el país. Francisco Escudero, socio de consultoría de EY Perú, informó que el promedio de madurez digital en el país está en 59.44%, y un 65.9% de las empresas se encuentran encaminadas hacia una madurez digital.

“Son empresas que ya están en movimiento, que tienen una hoja de ruta, que están caminando, pero todavía tienen muchas oportunidades de mejora. Aún existe cierto desbalance entre los componentes sobre los cuales se puede medir la madurez digital”, dijo en el “Webcast EY: Madurez digital de las empresas en el Perú”.

Otro 29.6% se encuentra en un nivel incipiente, en proceso o que aún no han iniciado su madurez digital. Mientras, que solo un 4.5% se encuentra en un nivel avanzado de transformación o madurez digital.

 

Entre los sectores que cuentan con un mayor índice de madurez digital, se encuentran el de telecomunicaciones (68.6%), banca y seguros (62.84%), consumo masivo y retail (61.96%), logística y transporte (61.29%), agroindustria (60.4%) y salud (60.33%).

Para Francisco Escudero, estos resultados son naturales “porque son los sectores que han comenzado su proceso de transformación digital mucho antes que los demás sectores. En el caso de telecomunicaciones, ya contaban con una infraestructura sólida, y los de banca y seguros y consumo masivo y retail porque nosotros como consumidores así lo hemos demandado”, dijo.

No obstante, bajo el nivel promedio de madurez digital se encuentran sectores como el de servicios profesionales con 59.36%, turismo y hotelería con 58.6%, inmobiliaria y construcción con 58%, automotriz con 57.83%, manufactura con 57.7%, minería y metales con 56.75%, energía e hidrocarburos con 56.43% y educación con solo 54.22%.

“Estos son tradicionalmente sectores que no tienen mucha interacción con sus clientes finales pero han adelantado mucho en su core de negocio respecto a la administración de negocio. En el caso de educación se percibe un gran reto hacia la transformación digital”, señaló.

 

Limitantes para la transformación digital

Francisco Escudero también se refirió a las principales limitaciones con los que cuentan los proyectos de transformación digital. Según informó, el principal limitante es la resistencia al cambio, factor que ocupa el 29%, le sigue la falta de personal capacitado con el 25%, falta de presupuesto ocupa el 18%, falta de tiempo 15% y desinterés de líderes 13%.

“Lo interesante es que 3 de las 5 mayores limitantes para la transformación digital están relacionadas a personas porque estamos hablando de resistencia al cambio, de falta de personal capacitado y de desinterés por parte de los líderes o falta de liderazgo y eso está muy relacionado con el principal foco: las personas”, subrayó.

 

También explicó sobre cuáles son los ámbitos prioritarios para potenciar la transformación digital. La experiencia del cliente es la principal ocupando el 52.2%, operaciones y cadenas de suministro con 39.1%, estrategia e innovación con 38.6%, sistemas y TI con 21.2%, operación y talento con 15.2%, finanzas legal y recursos humanos con 12% y riesgos y ciberseguridad con 8.2%.

“Lo importante aquí es que la experiencia del cliente se complementa con la cadena de suministro porque es la forma con la cual se llega al cliente, a menos que un determinado servicio sea de tipo virtual, igual hay un tema de operaciones, incluso en banca y en telecomunicaciones”, señaló.

Escudero explicó que la Madurez Digital mide el grado de transformación que han alcanzado las empresas en términos digitales, con énfasis en la consistencia a lo largo de todas sus áreas de negocio. “Esto para poder aprovechar las oportunidades del mercado digital y monetizarlos con rapidez”, señaló.

Asimismo, explicó que está encuesta, donde participaron 16 sectores de industria, y 184 personas dentro de todo el país, evalúa las dimensiones de: estrategia e innovación, experiencia de cliente, operaciones y cadenas de suministro, áreas administrativas, información y tecnología, riesgo y seguridad cibernética y organización y cultura.

(Por Roberto Villena)

Comparte en:

Vea también