EY Law: ¿Qué tipos de inversión puede tener una startup?

10:47 23 Diciembre, 2020

En la industria de las FinTech y de las startups la necesidad de contar con capital para la financiación de diversas acciones o proyectos es prioritaria. Gracias a la recientemente aprobada Ley de crowdfunding, esta financiación es más accesible para las startups. Además del crowdfunding, existen otros métodos de financiación como lo son el “capital semilla”, “capital de crecimiento” y “capital de listado”, cada uno es realizado en un momento diferente del ciclo de vida de las startups y trae diferentes ventajas y riesgos con ellos. Las FinTech, por ejemplo, pueden financiarse por estos 3 tipos de inversión siempre y cuando logre ir concretando los hitos que le permitan escalonar en el ciclo de vida útil de la empresa. Una FinTech pasará de capital semilla, cuando está en fase de ideación o prototipo, por capital de crecimiento cuando esté validada por el mercado y capital del mercado público cuando haya conseguido la suficiente madurez y solidez.

 

Desirée Alayza, Líder de Seed by EY, área especializada en startups, comenta: “El tiempo que debe tener una FinTech en el mercado para ser atractiva, está estrechamente relacionada a cuanto menos tiempo demore en validar su solución en el mercado, posicionarse y ejecutar su plan de expansión, logrando una tasa de crecimiento exponencial. Existen FinTechs que pueden ser atractivas recién entrando al mercado, por el modelo de negocio o prototipo innovador, como otras, que les toma algún tiempo más. La tasa de crecimiento anual recomendada está por encima del 40%. Sin embargo, en el Perú tenemos inversiones en empresas que cuentan con una tasa menor, entendemos que forma parte del proceso de madurez del ecosistema peruano.”

A continuación, EY Law detalla los beneficios y riesgos de los tres tipos de inversiones antes mencionados, así como la forma para obtenerlos en el Perú:

Capital semilla: también llamado “Seed Capital”, es la inversión que se realiza en startups que están en una etapa muy temprana, algunos en idea prototipada y otras validándose en el mercado. Las ventajas: permite que ideas innovadoras tengan posibilidad de desarrollarse.

o Concursos de inversión: En el Perú existen programas y/o concursos para inversión en Seed Capital, tanto públicos como privados. En el espacio público, se puede acceder a dos proyectos reconocidos: “StartUp Perú” del programa INNOVATE del Ministerio de la Producción y el programa “Ideas Audaces” del CONCYTEC. En el sector privado, por su lado, existen programas de varias incubadoras o aceleradoras, muchas de ellas alojadas en universidades del país; otros programas en grandes corporaciones, en fondos de inversión, o programas provenientes de multilaterales u organizaciones sin fines de lucro que ofrecen apoyo a emprendedores que buscan desarrollan modelos de negocio que resuelven problemáticas socio-económicas del país y del mundo.

 

Capital de crecimiento: también llamado “Growth Investing”, implica una estrategia de inversión en acciones de una empresa que tiene una proyección y el potencial de crecimiento exponencial. La ventaja: el inversionista espera que la valorización de las acciones en un tiempo corto le dé un retorno favorable. Por otro lado, los riesgos están en que el retorno no se de en el plazo esperado, o no suceda nunca, o incluso la posibilidad de que las acciones se deprecien significativamente.

Capital de listado: corresponde a la inversión que se realiza en una startup que está en una fase avanzada, de maduración, y que se ha logrado incorporar al mercado de valores mediante la emisión de acciones para atraer capital público. La ventaja: la rentabilidad es más alta y está más asegurada. La empresa se encuentra consolidada en el mercado y con un crecimiento atractivo para el inversionista. La ventaja para la empresa es que el capital listado ofrece un acceso al financiamiento que apoyará de sobremanera su expansión o proyectos que quieran seguir desarrollando. Los riesgos: la experiencia de los socios, la solidez de la empresa y su tamaño pueden no estar listos para entrar al mercado público o que no se cumpla con los rendimientos ofrecidos.

 

Ley de crowdfunding: Aprobada recientemente, ésta indica que se podrán financiar proyectos personales hasta por 50 UIT (S/215,000) y proyectos empresariales por hasta 250 UIT (S/1,075,000). Esta regulación permitirá que las mipymes y startups consigan recursos a través de la emisión de acciones y bonos, así como también a partir de préstamos. Esto logrará que las startups den señales más claras para ofrecerse como atractivas hacia inversionistas.

Ljubica Vodanovic, Líder de Regulación Financiera y FinTech de EY Law, comenta que “si la industria más adelante ve que es necesario elevar límites o reducirlos, o cambiar requerimientos de capital, solamente se va a necesitar modificar una norma de la SMV, no se necesitará ir al Congreso para un cambio de ley. Eso ya es un avance. Además, el plazo de 60 días para otorgar la licencia de organización y funcionamiento es rápido, lo cual permitirá que el “time to market” (tiempo de comercialización del producto desde que se concibe) no se vea perjudicado. De igual manera, creo que un punto de mejora para el reglamento es autorizar la prestación de servicios financieros conexos al crowdfunding, tal como ocurre con los bancos, que cuentan con la autorización para brindar servicios adicionales”.

Para más información se puede consultar la Guía FinTech Perú 2020/2021, en la cual se plasma la situación del mercado a nivel regional, tendencias, habilitadores legales y regulatorios del ecosistema FinTech y más. De consulta gratuita y online desde https://www.ey.com/es_pe/law/guia-fintech

Comparte en:

Vea también