Estrategia, innovación y transformación digital de negocios en tiempos de Covid -19

10:44 4 Junio, 2020

Patricia Mejía Hidalgo. Economista y Magíster en Administración Estratégica de Empresas CENTRUM – PUCP

La paralización voluntaria o impuesta a mercados, sectores, economías del Perú y el mundo ante la amenaza de afectación a la vida y a la salud por la pandemia del siglo XXI, viene generando replanteamientos que mueven cimientos estructurales de las empresas, con el objetivo de sobrellevar y sobretodo sobrevivir ante tremenda crisis. Por más increíble que parezca, gestionar negocios en periodos de crisis es menos complicado que en bonanza, si realmente se parte de un planeamiento estratégico.

Asimismo, lo que se debe tener claro en tiempos de Covid-19 es que, si bien la tecnología se ha posicionado actualmente como una herramienta muy necesaria para la venta, gestión de relaciones con los clientes y proveedores, procesos, operaciones, entre otros, urge, primeramente, analizar si el negocio podrá seguir vigente o se debe innovar, redefinir desde su misión o razón de ser, hasta su visión (proyección futura), objetivos y estrategias para alcanzarlos.

Estrategias

Si bien hay diferentes definiciones de estrategia, entre ellas, el conjunto de acciones para lograr los objetivos, se podría sintetizar en el ¿Qué debo hacer para alcanzar mis objetivos? En ese sentido, lo primero que habría que tener claro es ¿Quién es o será el cliente y/o consumidor de nuestro producto?, sea este un bien o un servicio. Es decir, nuestro “foco centrado en el cliente”.

Lo segundo, la propuesta de valor y cómo satisfacerla. Para ello, hay que responder las siguientes preguntas teniendo en mente a nuestro cliente ¿Por qué me elegiría y compraría? ¿Cuál es mi ventaja diferencial respecto a mi competencia? ¿De qué manera le agrego valor? ¿Qué necesidad real tiene y cómo se la satisfago? ¿Cuál es mi propuesta única de ventas? Aquí entonces, cabría responder ¿Qué valora actualmente mi cliente: calidad o precio?

Las respuestas a todas esas preguntas conducirán a organizar planificadamente estrategias y sus acciones. Así, si el objetivo es centrarnos en calidad, se tiene que tener en cuenta los atributos o características del producto que aportan a mi propuesta de valor. En cambio, si me eligen por precio, debo diseñar estrategias para gestionar bajo un esquema de liderazgo por costos (cómo bajo u optimizo el costo en cada proceso y en su conjunto), un ejemplo de liderazgo por costos es, por ejemplo, supermercados Metro, respecto de Wong o Vivanda.

 

 

Innovación

Las noticias hablan frecuentemente, en las últimas semanas, sobre la importancia de reinventarse. Aunque sería mejor mencionar a la innovación, como una necesidad vital para salir de la crisis. Algunos suelen confundir innovación con creatividad, no es lo mismo. Mientras que creatividad es una idea novedosa, vanguardista, de avanzada, única, entre otros; innovación es llegar a concretar esa idea creativa, es decir, hacerla viable y factible desde todo punto de vista. Por ejemplo, las primeras innovaciones de Netflix fueron convertir el alquiler de películas a una suscripción mensual por internet que no requiriera de ir a un local físico, devolución, ni pago de moras por retraso, que reemplazara la tecnología VHS por DVD y luego por streeming.

Nuevamente, el cliente es el foco. Innovación viene del inglés “Desing Thinking”, es una metodología centrada principalmente en el cliente y la identificación de su principal necesidad, problema, “dolor” para lo que se trabajan estrategias que consideran cinco pasos en el siguiente orden: empatizar (con el cliente), definir (el problema), idear (una posible solución), prototipar (el producto más idóneo) y testearlo (antes de producirlo en grandes cantidades o llevarlo al mercado). Innovación combina técnicas como Canvas o Buyer Persona, entre otras.

 

Transformación Digital

En el reciente 1er. Congreso Online de Transformación Digital, organizado por Gan@Más, los diferentes ponentes nacionales e internacionales  dejaron muy en claro la diferencia entre Digitalización y Transformación Digital. En ese sentido, mientras digitalización es adoptar soluciones digitales dentro de procesos como la facturación, o la toma de pedidos, transformación digital involucra la tecnología en todo el modelo de negocio, en todos los procesos y en la cultura organizacional.

Podría, asimismo, entenderse como la integración de nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa que cambia el minset o forma de pensar y hacer las cosas y de funcionar, no solo a nivel de procesos, sino también de mentabilidad, adopción y adaptación por parte de los distintos colaboradores.

La transformación digital cobra más vigencia en tiempos de Covid-19. Debe tener como objetivo y generar estrategias, para optimizar procesos, mejorar competitividad y ofrecer una nuevo valor a los clientes.

Comparte en:

Vea también