Entidades microfinancieras vienen recuperando sus indicadores de rentabilidad

07:02 3 Enero, 2022

Como se ha visto, ante la crisis generada por el Covid-19, el Banco Central de Reserva del Perú y la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP han adoptado diversas medidas con el objetivo de sostener el sistema de pagos de la economía y preservar la estabilidad del sistema financiero. El BCRP se ha enfocado en inyectar liquidez a la economía, mientras la SBS adoptó diversas medidas asociadas a la reprogramación de créditos, solvencia y liquidez del Sistema Financiero.

Al cierre de setiembre 2021, el sector microfinanciero estuvo compuesto por 37 entidades de operaciones múltiples que se encuentran enfocadas en colocaciones a pequeñas empresas y microempresas14. Estas entidades pertenecen a distintos segmentos del Sistema Financiero como: Empresas Financieras (10), Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (12), Cajas Rurales de Ahorro y Crédito15 (6) y Entidades de Desarrollo de la Pequeña y Microempresa (8). Adicionalmente, se considera a Mi Banco dado a que es uno de los principales actores de mercado en las colocaciones a pequeñas y microempresas dentro de la Banca Múltiple.

 

Colocaciones

Durante el año 2020, el crecimiento de la cartera directa fue explicado principalmente por las colocaciones dentro de los programas de Gobierno con garantía estatal. Al cierre de setiembre 2021, las colocaciones directas alcanzaron S/ 58,183.7 millones, registrando un crecimiento interanual de +4.5% (+S/ 2,506.4 millones, MM). Sin embargo, al comparar los resultados contra jun-2021, se observa que el comportamiento de los créditos se ha moderado, registrando un aumento de +1.7% (+S/ 959 MM), explicado principalmente por el mayor otorgamiento de créditos de las cajas municipales en +2.4% (+S/ 666.8 MM), señala un reciente informe de la Clasificadora de Riesgo PCR (Pacific Credit Rating).

Durante el tercer trimestre de 2021, solo dos segmentos registraron mayores colocaciones con respecto a jun-2021: pequeña empresa con un crecimiento de 2.1% (+S/ 39.9 MM) y microempresas en +5.6% (+S/ 671.3 MM). En otro escenario, los créditos hipotecarios registraron una reducción de -6% (-S/ 129.5), créditos consumo en -0.6% (-S/ 76.7 MM), corporativo en -12.5% (-S/ 13.8 MM), mediana empresa en -0.8% (-S/ 27.9 MM) y finalmente, las grandes empresas en -2.0% (-S/ 2.5 MM); resultados asociados a la paulatina recuperación que se viene reflejando en el sistema financiero.

 

Calidad del portafolio y Cobertura

Durante el periodo 2016 – 2019, el indicador de cartera atrasada (considerando entidades dirigidas al sector microfinanciero y Mi Banco) aumentó ligeramente, pasando de 5.2% hacia 5.9% de las colocaciones directas. Sin embargo, para el corte de dic-2020, se registró un incremento hasta 7.0% asociado al deterioro del portafolio por el impacto del COVID-19, los deudores dentro de este segmento fueron los más vulnerables tras la paralización de sus actividades.

En línea con ello, al cierre de setiembre 2021, la morosidad aumentó hasta 6.6% (set-2020: 6.4%), resultado del incremento del saldo de la cartera atrasada en el sector microfinanciero en +7.8% (+S/ 275 MM), principalmente por mayores vencidos en Mibanco y las CMACs, contrastado por el aumento de la cartera directa en 4.5%. Sin embargo, respecto al cierre del trimestre anterior, se aprecia una corrección en los niveles de morosidad desde 7.2% en jun-2021 hasta 6,6% al corte evaluado.

El informe precisa que la morosidad como indicador continúo disminuyendo en todos los subsistemas microfinancieras similar al trimestre anterior, no obstante, aún se ubican por encima de los niveles de prepandemia excepto por las CMACs. En particular, Mibanco registró el más alto nivel de morosidad en 8.1% (-0.8 p.p. vs jun-2021), seguido por CRACs en 7.8% (1.4 p.p.), las Financieras en 6.7% (-1.5 p.p.), las CMACs en 5.8% (-0.1 p.p.) y finalmente las Edpymes en 5.7% (-0.3 p.p.).

Al cierre del año 2020, la cobertura de cartera atrasada presentó un crecimiento interanual en casi todo el sistema microfinanciero (con excepción Mi Banco y Financieras por el fuerte incremento de los vencidos), producto de la estrategia de constitución de provisiones (obligatorias y voluntarias) para mitigar el potencial deterioro de cartera asociado a la paralización económica.

 

Al corte de set-2021, el panorama fue similar con excepción de Mibanco que registró una menor cobertura de su cartera atrasada con respecto al trimestre anterior. Financieras registraron mayores coberturas contra jun-2021 tras la reducción de sus créditos atrasados, de igual manera, las CRACs y las Edpymes se elevaron ante el mayor control de los atrasos; mientras que, las CMACs incrementaron su cobertura por los mayores niveles de provisiones. En detalle, los ratios de cobertura se posicionaron de la siguiente manera: Financieras en 194.5% (+7.7p.p.), CMACs en 175.3% (+2.0 p.p.), Edpymes en 156.5% (+1.8 p.p.), CRACs en 142.8% (+1.6 p.p.), y finalmente, Mibanco en 137.8% (-3.8 p.p.), explica la Clasificadora.

Depósitos

A setiembre de 2021, los depósitos totales del sector microfinanciero alcanzaron S/ 42,070.8 MM, reflejando un retroceso de -2.0% (-S/ 858.7 MM) interanual, y un crecimiento de 2.0% (+S/ 819.4 MM) contra jun-2021. En particular, el crecimiento trimestral es sustentado por las mayores captaciones de Mibanco y las Cajas Municipales durante el 3T-2021, efecto apoyado por las medidas de liberación de CTS y AFP aprobadas por el legislativo lo cual brindó mayor liquidez en el mercado.

Desde inicios del 2021, los depósitos mostraron un comportamiento decreciente efecto asociado a las bajas tasas en el sistema financiero tras las medidas implantadas como la reducción de la tasa de referencia, lo cual generó que muchas personas naturales redireccionaron sus recursos a otro tipo de inversiones en búsqueda de mayores niveles de rentabilidad, así como invertir los fondos que poseen en el exterior por el efecto de la incertidumbre política. No obstante, como se mencionó previamente las captaciones se fueron recuperando durante el tercer trimestre 2021. La composición de los depósitos en el sistema microfinanciero es atribuido principalmente a las Cajas Municipales con más del 58.7% de participación (jun-2021: 58.1%); seguido por Mi Banco con el 20.3%, Entidades Financieras con el 17.4% y finalmente, las cajas rurales con el 3.6%.

 

Solvencia

Al cierre de setiembre 2021, todos los segmentos que atienden al sector microfinanciero registraron menores niveles en su ratio de capital global (RCG) en comparación con el mismo periodo del año anterior; los segmentos con las mayores reducciones las financieras en -1.9 p.p. y las CMACs con -1.1p.p.; se entiende que dicho efecto puede estar relacionado a la reducción del límite global de 10% a 8% para el periodo de abril 2021 a marzo 2022 mediante el DU N ° 037-2021, el cual afecta el cálculo del requerimiento de patrimonio por riesgo de crédito.

Por otro lado, al realizar el comparativo con jun-2021, se registró similar resultado. Los segmentos especializados en microfinanzas reflejan menores indicadores de RCG. En particular, las financieras se posicionan en 17.8% (jun- 2021: 21.5%), las Edpymes con el 17.1% (jun-2021: 18.1%), Mibanco con el 16.9%17 (jun-2021: 17.3%), CRACs con el 15.1% (jun-2021: 15.7%) y finalmente, las CMACs con el 14.9% (jun-2021: 15.2%), precisa el informe.

A fin de apoyar a las entidades especializadas en microfinanzas, el Gobierno promulgó el Programa de
Fortalecimiento Patrimonial, con esta medida se espera la participación temporal del Estado en el patrimonio las entidades microfinancieras a través de inyección de capital por acciones preferentes o bonos subordinados. De acuerdo al Decreto de Urgencia N ° 101-2021 se amplió el plazo de acogimiento al programa hasta el 31 de marzo 2022.

 

Rentabilidad

A setiembre de 2021, la mayoría de los segmentos pertenecientes al sector microfinanciero registraron indicadores de rentabilidad negativos (excepto por Mibanco), efecto relacionado a la pandemia tras la mayor vulnerabilidad económica de sus clientes. En general, las entidades microfinancieras se han visto afectadas por los menores niveles de ingresos financieros durante los últimos doce meses tras la caída de las tasas de interés de los créditos a las MYPES y de consumo, los créditos que se reprogramaron con periodos de gracia y aunado a los mayores gastos de provisión lo cual afectó directamente el resultado del ejercicio. No obstante, se observó que durante el año 2021, las entidades vienen recuperando paulatinamente sus indicadores de rentabilidad anualizados, pero aún muy por debajo de los niveles de prepandemia.

Con respecto al ROE, el menor indicador fue dado por las CRACs ubicándose en -18.5% (+2.7 p.p. vs jun-2021), seguido por las Financieras en -9.2% (+6.7 p.p.), Edpyme en -0.8% (+2.6 p.p.), CMACs en -0.4% (+1.3 p.p.); y finalmente Mibanco con un indicador en terreno positivo de 0.4% (+2.7 p.p. vs jun-2021).

Por otro lado, el ROA se ubicó en terreno positivo solo para Mibanco con un ratio de 0.1% (+0.4 p.p vs jun-2021); el resto de entidades se posicionan con resultados negativos pero mostrando indicadores de mejora con respecto al trimestre anterior: el mayor impacto lo tuvieron las CRACs con una caída hasta -2.8% (+0.5 vs jun-2021), seguido por las Financieras con -1.6% (+1.2 p.p), Edpymes con -0.2% (+0.6 p.p.) y finalmente, las CMACs con el -0.04% (+0.2p.p.).

Por otro lado, a partir del 1 de junio del 2021, entró en vigor la utilización de los topes máximos de las tasas de interés, presionando los ingresos de las empresas especializadas en brindar créditos al sector microfinanzas y consumo, los cuales concentran sus clientes con un mayor nivel de riesgo. Por ello, los ingresos financieros se encuentran presionados a la baja en todo el sector y se considera la posibilidad que algunos deudores podrían ser excluidos del mercado de créditos formal, finalizó el informe de la Clasificadora.

Comparte en:

Vea también