En los últimos 3 meses, la tasa de desempleo en Lima fue de 16,4%

09:34 1 Diciembre, 2020

Si se toman los meses de enero hasta septiembre del 2020 se puede ver con suma claridad que el PBI en Perú tuvo caídas abruptas que fueron cercanas al 15%, números más que preocupantes según los especialistas. Sin lugar a dudas, una de las razones para que esto sea así es la propagación del coronavirus en los últimos meses por todas las regiones del país, que tantas complicaciones trajo a la economía peruana en todos los sectores.

Si bien en el país muchos fueron los sectores que se vieron sumamente afectados por la crisis económica que se está atravesando, producida de manera exclusiva por las distintas restricciones, hay algunos que están pasando por peores situaciones que otros, debido a que por la naturaleza de la actividad, se ven imposibilitados de trabajar al ritmo con que lo hacían antes de la pandemia. Ejemplos concretos que se pueden mencionar son los sectores de transporte (en casi todas sus modalidades), restaurantes, mensajería, alojamiento (afectado sumamente por el turismo), entre otros.

Por ejemplo, si se toman las cifras que fueron aportadas por medio del Informe Técnico de la Producción Nacional, se puede ver que aquellas empresas que tienen actividades de alojamiento (hoteles, hostales, residencias, etc.) y de gastronomía, registraron caídas que fueron de aproximadamente un 55%, algo jamás visto, alcanzando así niveles realmente históricos. Quien también realizó numerosos estudios en los últimos meses fue el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que aportó datos más que interesantes y sobre todo, preocupantes. Las cifras arrojadas por sus análisis estadísticos muestran que el rubro de la construcción perdió en porcentajes apenas superiores al 28%, mientras que lo que es mensajería/correo, transportes y relacionados, pudieron ver caídas en la actividad por aproximadamente un 29%. Otros sectores tales como minería, hidrocarburos, oro, y cobre tuvieron pérdidas dispares pero que algunos casos llegaron hasta casi el 50%.

De esta manera, una de las cosas que más se pudo visualizar fue la caída del empleo, en donde se puede ver que hay aproximadamente un millón de trabajadores que se encuentran desempleados, es decir, sin ocupar de manera formal ningún tipo de empleo. A medida que la reactivación comenzó, algunas personas lograron encontrar trabajo, pero se puede ver que hay unas 761.400 que todavía están en la búsqueda, toda vez que los porcentajes de desocupación se encuentran en un 16,4%.

Otro de los problemas relacionado con el mencionado anteriormente es que existe una imposibilidad concreta de las empresas de afrontar sus gastos diarios y corrientes. Ante esto es que muchas entidades financieras en Lima ofrecen apoyo económico mediante créditos, financiamientos, prórrogas de pago de cuotas, facilidades en diferimientos, entre otras medidas, no sólo para particulares sino que también para empresas, muchas de las cuáles pudieron también acceder al programa Reactiva Perú. De esta manera, lo que se busca es cuanto antes superar esta situación y que Perú vuelva a crecer, de acuerdo a estimaciones del Fondo Monetario Internacional, en el rango del 7,3% para el año 2021.

Comparte en:

Vea también