Empresas evalúan ´mudar’ sus centros de innovación a Perú gracias a beneficio tributario

10:00 22 Diciembre, 2015

La ley que permite una deducción del Impuesto a la Renta de 75% para las empresas que hagan innovación está generando el interés de empresas peruanas e internacionales, según explicaron Alejandro Bernaola, director general de Innovación el Ministerio de la Producción (Produce); y Jessica Torres, gerente general de Impuestos de Deloitte.

Bernaola reveló que, tras la publicación de la norma, su despacho ha venido recibiendo entre una y dos empresas por semana para conocer más detalles sobre el beneficio tributario. “Una empresa peruana que hace algunos años estableció su centro de innovación en Colombia está mirando la posibilidad de regresarlo a nuestro país; luego, una farmacéutica global, que hace un par de años inauguró su centro de investigación en Santiago de Chile, está también evaluando mudarse a Perú”, indicó

Destacó además la voluntad del Ministerio de Economía (MEF) –que si bien es enemigo de las exoneraciones tributarias- ha permitido beneficios fiscales para la innovación, gracias al impulso de Produce y del Concytec. “Hay un camino que se ha abierto para la innovación”, anotó en el conversatorio “Innovación para la diversificación” que organizó Produce.

Por su parte, Jessica Torres, de Deloitte, consideró necesario que las empresas le pierdan el miedo al incentivo tributario, pues señaló que han recibido comentarios de clientes, quienes creen que al final no habrá tal beneficio o que, de aquí a tres años, la administración tributaria cuestionará dicha deducción.

“Nosotros queremos promover los beneficios y que esta norma sea aprovechada. Hemos hecho eventos y nos han llamado empresas de diferentes etapas, no solo grandes que ya manejan investigación y desarrollo, sino también nuevas. Un par de ellas me han comentado que quieren mover sus centros de I+D a Perú, lo cual sería importante”, detalló.

Como experiencias internacionales, la experta indicó que en Estados Unidos una norma similar tiene vigencia desde la década de los 80 y ha sido ampliada 17 veces, porque el sector privado lo ha recibido de buena forma. Mencionó que en Reino Unido el incentivo ya tiene 15 años y se han presentado 32,000 solicitudes de empresas que quieren acceder al sistema. “En ese país, con datos al 2012, se han invertido 17.4 millones de euros”, sostuvo.

Torres dijo que si bien las empresas pueden obtener un beneficio tributario, “el gran beneficio es la innovación que desarrollen, ya sea en mejores procesos, menores costos o volverse más competitivo”.

No obstante, insistió en que a algunas compañías aún les asusta la fiscalización tributaria, es decir, la posibilidad de que en un tiempo la SUNAT les cuestione la deducción del Impuesto a la Renta, por lo que creen que es necesario que haya una cobertura previa. Indicó que otro problema es que hay empresas medianas e incluso grandes que nunca han visto estos temas y no saben cómo formularlo y aprovechar el beneficio.

Finalmente, la especialista planteó que se abran otros caminos para incentivar la innovación en el sector privado, como el crédito fiscal u otros instrumentos que se adecúen mejor a las distintas industrias.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también