“El Perú debe ser más agresivo en la atracción de inversión en hidrocarburos”

08:11 19 Febrero, 2015

Al año 2020, nuestro país recibiría inversiones hidrocarburíferas por US$ 26,100 millones, de acuerdo con la Guía para la Inversión en Gas y Petróleo en el Perú, presentado por EY, PeruPetro y la Cancillería. Gan@Más conversó con Beatriz de la Vega, socia de Impuestos de EY, sobre este documento que brinda un panorama al inversionista extranjero en torno al potencial del sector en nuestro país. La experta recomienda al Estado tener clara una estrategia sobre el camino a seguir.

¿Cuál es el abanico de factores que toman las empresas para decidirse a invertir en el sector Hidrocarburos? 

En general, para tomar una decisión de invertir, sobre todo en un proyecto donde hay una inversión importante y de alto riesgo, el empresario no va a mirar lo que está pasando en el mercado hoy. En Perú, esta inversión va a tener una vigencia legal de 30 o 40 años, entonces el inversionista considerará los costos y cuánto va a ganar. Una de las variables es el precio, para definir si con ese nivel recuperará todo lo invertido y a qué plazo. La coyuntura actual es de precios a la baja, en algunos casos un inversionista podría decidir no invertir por esta situación. Pero hay muchos países en Europa que tienen déficit de recursos naturales, como Alemania, que son netamente importadores de gas y petróleo y les interesa tener presencia en mercados emergentes. Y esa decisión no tiene que ver con cómo está el precio hoy.

Puede sonar contradictorio lanzar en esta coyuntura de precios bajos del petróleo una Guía para la Inversión en Gas y Petróleo en el Perú.

Para algunos puede resultar extraño que se presente este documento, pero en realidad las inversiones no se pueden parar por el solo hecho de tener un precio bajo. Mañana la situación de la demanda cambia y no podemos reaccionar recién cuando eso pase, porque los proyectos son de largo aliento y en Perú requieren de una serie de pasos, de varios frentes que no se circunscriben en una sola variable.

Esta guía presenta las condiciones de inversión en Perú y una de las críticas es la alta burocracia para concretar los proyectos.

La idea es decirle a las empresas foráneas este es el Perú, este es su potencial hidrocarburífero, las reglas de juego son tales, pero en el contexto local sabemos que hay varios temas aún por ajustar. Uno de ellos es aligerar el plazo de permisos, simplificar con una ventanilla única para no tener varios frentes desde el punto de vista administrativo. De corregirse, no solo van a atraer inversión, sino que van a quedarse y a invertir quizá en otros proyectos a largo plazo.

Noticia relacionada: EY destaca atractivo del Perú para inversión en hidrocarburos, pese a caída de precios

¿Qué tan competitivos somos a nivel regional en el sector?

Si hablamos de hidrocarburos, en la región tenemos a Brasil, a Colombia, a Venezuela que sigue sonando por su potencial y hay otro país que nos podría hacer la competencia, que es México, que ha cambiado su legislación para que los hidrocarburos que se extraigan sean de propiedad de los inversionistas. Tenemos a este nuevo jugador que, por su potencial, es mucho más relevante que Perú. Sabemos que tenemos recursos pero falta inversión, sobre todo en tecnología de punta para desarrollar proyectos. Tenemos entonces que ser más agresivos en atraer inversión, considerando que tenemos a México como un nuevo jugador.

¿Qué esquema podríamos adoptar para atraer más inversión?

Otros países de mayor relevancia petrolera tienen una figura legal que se llama contratos de producción compartida, donde el Estado participa con el privado en un proyecto. Aún en el peor escenario en que la producción que se extrae sea 50-50, el inversionista igual gana y el Estado se asegura los hidrocarburos que le ayudarán a desarrollar su industria. Incorporar algo así en Perú ayudaría a que se evite negociar, contrato por contrato, las cláusulas para asegurar que se cubra la demanda interna antes de exportar, como ha pasado ya con el Lote 88 de Camisea.

¿Privados extranjeros estarían interesados en asociarse con Petroperú, por ejemplo? 

Los países de la OPEP manejan todo su esquema de hidrocarburos a través de una empresa estatal. Otros son moderados y tienen esta figura de producción compartida y en Perú hay régimen de licencias donde todos participan como consorcio. Los inversionistas buscan proyectos en todo el mundo, y no necesariamente seria un desincentivo asociarse con una empresa como Petroperú. Son figuras que en el sector petrolero, y bajo el principio de seguridad energética, encuentras participación estatal. En Perú, antes que todo, hay que tener claro una estrategia y qué queremos hacer en el sector. Considerando los conflictos sociales, podría ser que tener como socio a una empresa estatal ayudaría a que las comunidades acepten mucho mejor la explotación de recursos naturales.

¿Cree usted que al país le falta una estrategia para saber qué camino tomamos en el sector hidrocarburos? 

De alguna manera hay una estrategia planteada dentro del plan energético 2014-2025, donde se apunta a mejorar la matriz energética y, para eso, hay que mejorar infraestructura y atraer inversión para nuevos proyectos. En ese contexto, tener una empresa estatal en el mercado, indicaría que se quiere contar con la energía necesaria para cumplir con estos objetivos del plan.

¿Ve factible una integración energética en la región? Chile necesita gas, pero hay reticencias a venderle a ese país.

Sería positivo porque el gasoducto al sur es una de las inversiones más fuertes de los últimos años, entonces necesitamos infraestructura para extraer el gas y llevarlo hasta las zonas de menos recursos. En ese plan, Chile podría aportar con sus capitales para el proyecto y seria muy positivo. Algo parecido pasa con la Comunidad Europea que desde 2009 trabaja este tema de integración en infraestructura sin considerar fronteras.

Cuando se empezó a hablar en Perú de la Consulta Previa se dijo que seria otra traba, pero hoy es un buen instrumento para la licencia social…

La Consulta Previa no es una herramienta para mejorar conflictos sociales. Es un instrumento que es previo a la etapa de atraer al inversionista. PeruPetro lleva a cabo el proceso y es su papel explicar a las comunidades qué se va a hacer desde que el inversionista gana la licitación hasta que se va. Los lotes que van a licitar ya han pasado por Consulta Previa. Este marco nos ha puesto en vitrina porque somos el único país que tiene una regulación detallada sobre Consulta Previa y el caso peruano es visto como un modelo en el mundo.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también