El Agro, Pesca y Retail: Balance y perspectivas 2022, según sus actores

07:00 12 Enero, 2022

Continuando con los paneles sobre las Perspectivas Económicas 2022, en esta oportunidad el turno fue para los sectores Agro, Pesca y Retail y para eso nuestro director Oscar González, conversó, en el programa #ReConecta, por YouTube, con Alejandro Fuentes, Presidente de AGAP (Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú); Cayetana Aljovín, Presidente de la SNP (Sociedad Nacional de Pesquería); y, Juan José Calle, Presidente de ACCEP (Asociación de Centros Comerciales del Perú), quienes compartieron los balances del 2021 y las perspectivas para este año de los sectores que representan.

Balance 2021 en el Sector Agrario

Alejandro Fuentes comentó que el 2021 fue un año más duro incluso que el 2020 debido a 2 razones principales: el incremento en el precio de los insumos, como fertilizantes y agroquímicos y el costo y disponibilidad de fletes. “Por si fuera poco, en enero del año pasado entró en vigencia una nueva ley para las empresas formales por la que se hará un incremento de 30% en la remuneración mínima que se paga en el sector y que es la más alta del Perú, y en los cultivos que tiene el país se requiere de mucha mano de obra que en algunos casos puede llegar al 60% de inversión total por un cultivo, entonces con esta ley se generan costos mayores además de otros ítems como una contratación más rígida y compleja”.

VEA EL PANEL COMPLETO:

 

Fuentes agregó que lamentablemente este incremento en costos no se ha visto reflejado en una mejora en los precios de venta, sumado a la incertidumbre política que ha paralizado las inversiones en el sector y las que hay están más orientadas a reemplazar cultivos caros por otros que requieren menor inversión y a mecanizar procesos. “En ambos casos se va contra la generación de empleo que es lo que más se requiere”.

Lo siguiente del balance es el FAE Agrario que a decir de Fuentes “fue un desastre y llegó a muy pocos. Además, el acceso a créditos se vio restringido el 2020 y 2021, y siendo un sector que no paró no tuvo mayor soporte”.

Como algo positivo de resaltar, el presidente de AGAP dijo que la exportación en el sector fue la más alta en los últimos 10 años, con 8800 millones de dólares, pero recalcó que esto se debe a inversiones que se dieron en el 2017 y 2018 ya que los primeros años no se ve la producción. “Estamos en el puesto 10, a nivel mundial, en exportaciones de frutas y en el puesto 21 en exportaciones de alimentos”.

 

Balance 2021 en el Sector Pesquero

Cayetana Aljovín coincidió con Fuentes en el tema de costo de fletes que también encareció la actividad pesquera, sin embargo, para el sector fue un buen año.

“Fue un año bueno que pudo ser mucho mejor. Tenemos una biomasa de anchoveta muy saludable. El promedio, en los últimos años, es de más de 8 millones de toneladas en el mar y se debe al esfuerzo del sector por cuidar la biomasa. Perú tiene uno de los 5 mares más productivos de todo el planeta y tener esta biomasa nos permite contar con temporadas saludables de pesca. El 2021 nos dieron una cuota de 2.5 millones de toneladas por capturar, en la primera temporada y se cumplió la cuota, y en la segunda temporada tuvimos una cuota asignada de 2.4 millones de toneladas que también se concluyó con el 100% de la cuota capturada”.

Aljovín agregó que este volumen significó un récord de exportaciones pesqueras que se tradujo en más de 3700 millones de soles en divisas para el país, en el 2021, de los cuales, el 62%, es decir, 2316 millones, corresponden a harina y aceite de pescado que ocupan el tercer lugar de exportaciones en envíos tradicionales de la economía. “A esto se añade que en pago de impuestos, la tasa por derecho de pesca, que aumentó a 73% en el 2019, hizo que se pagara casi 80 millones de soles por este concepto. El sector pesquero tiene cargas tributarias y regulatorias muy fuertes, casi el 47% de su utilidad operativa va de manera directa al estado”.

 

Algo con lo que no estuvieron de acuerdo fue que las cuotas dadas el 2021 por Produce, estuvieron basadas en el escenario menos favorable cuando las condiciones se prestaban para un escenario favorable, por la presencia de la corriente de La Niña. “IMARPE cuando recomienda las cuotas señala 3 escenarios para la pesca: favorable, neutro y menos favorable. En función a ello se dan las cuotas. Cambiar el escenario hubiera podido incrementar divisas en más de mil millones de dólares”.

Asimismo, Aljovín dijo que se dejaron en el mar más de 30 mil toneladas de jurel y 39 mil toneladas de caballa, que de haberse pescado habrían contribuido a que las amas de casa los obtuvieran a precios bajos porque son productos básicos de la canasta familiar.

Otro error del estado fue no permitir el régimen especial para pescar dentro de las 5 millas en la zona sur del país, que se permite por las características del zócalo continental, sin embargo, el 2021 no se hizo y ocasionó que la anchoveta se pescara en la zona norte de Chile, dejando pasar la oportunidad.

“Una luz que sí hubo fue el DL 1515 para restituir beneficios tributarios que tenía la acuicultura y que fueron derogados cuando se derogó la ley de agroexportación en diciembre del 2020. Este DL ha corregido ese hecho”, dijo Aljovín.

 

Balance 2021 en el Sector Retail

Juan José Calle, refirió que su sector comprendido por centros comerciales y tiendas con puerta a la calle se vio muy afectado por la pandemia con cada cuarentena, aforos reducidos, horarios cortos, cierre los domingos, etc. “A todo esto se suma el tema político y la incertidumbre ya que el consumo tiene un fuerte componente de expectativa y confianza y si el consumidor se siente bien y seguro irá a comprar, pero si no es así se retraerá”.

Calle agregó que el último trimestre del 2021 sí hubo mucho movimiento y liquidez producto de las normas dadas como el retiro del 100% de la CTS, retiro de AFPs, bonos del estado, etc, que se mantuvo hasta la campaña navideña. “Lo que sí es evidente es que han cambiado los hábitos de consumo de los clientes y ahora hay categorías que venden por encima del 2019 como electrodomésticos, cómputo, hogar, etc, mientras que otras como ropa de trabajo, trajes de vestir, se han visto más afectadas”.

Para Calle, este dinamismo no será sostenible en este año pues con la tercera ola se quiere repetir las restricciones y medidas ineficientes que no dieron resultado anteriormente. “Generamos empleo formal con más de 180 mil empleos directos y además somos un ente recaudador para el mismo estado. En IGV el 2021 se recaudó 5600 millones de soles, por lo que el sector es importante y sentimos que hay un castigo a los que hacen las cosas bien versus los informales que no cumplen las normas. Es una lucha permanente para que estas medidas se flexibilicen y se recoja lo aprendido”.

 

Perspectivas 2022

Sector Agrario

Alejandro Fuentes dijo que se espera un crecimiento de alrededor de 10% en facturación que los acercaría a los 9,500 millones de dólares. “Preocupa la incertidumbre jurídica y política con efecto en inversiones porque el agro ya tiene suficientes riesgos como una Niña o Niño Costero, plagas, falta de agua, etc, variables difíciles de controlar. Es un negocio donde se invierte todo el año para definir tu suerte en mes y medio”.

Agregó que los costos de insumos y fletes se van a mantener con lo cual se afectará el cultivo de maíz y papa y muchos agricultores preferirán dejar de sembrar con lo que eso genere pues se quedarán sin ingresos. “Urgen políticas públicas efectivas que pongan al agricultor en el centro. La tan mentada 2da Reforma Agraria es un avión que no despega y las expectativas son grandes”.

Fuentes señaló que la tercera ola también está afectando a los choferes que se contagian lo cual no permite la circulación de camiones generándose un problema más para la distribución que se suma a la subida de fletes.

Asimismo, añadió que faltan proyectos de irrigación que no se hacen desde el año 98. “Sin seguridad hídrica no hay seguridad alimentaria y no se da la relevancia que esto tiene. Hay proyectos parados desde hace años como Majes-Sihuas y Chavimochic 3, entre otros. Solo solucionando el problema del agua se haría una 2da reforma agraria”.

 

Sector Pesquero

Para Cayetana Aljovín hay dos factores que impactarán este año: 1) las políticas públicas inadecuadas y 2) el clima. “Este 2022 no hay temas climatológicos que puedan perjudicar al sector, pero eso puede cambiar en cualquier momento. Si nos acompaña un buen clima podremos tener un muy buen año de pesca”.

Sobre las políticas públicas, dijo que el sector está preocupado por la Ley General de Pesca que se ha presentado al congreso y que no tiene base en política pesquera. “Requerimos seguir ordenando el sector como se hizo con la anchoveta, con la ley de cuotas, eso mismo tenemos que llevar a otras pesquerías para garantizar la protección de las especies y la sostenibilidad del sector”.

Otro tema que considera Aljovín que se debe revisar es el referido a las salvaguardias que se aplicaron al sector textil pero que al tener impacto en China eso repercutirá en otros mercados y sectores en los que nuestros productos son muy competitivos.

Finalmente dijo que el estado debe apoyar a la pesca artesanal y también fiscalizar la pesca ilegal que mueve casi 500 millones de dólares y en el mundo mueve alrededor de 25 mil millones de dólares. “Es una actividad que carcome el sector, muchas veces ligada al narcotráfico y causa mucho daño. Se debe poner en agenda y ser claros y frontales”.

 

Sector Retail

Juan José Calle dijo que la expectativa está puesta en las inversiones a largo plazo pero nadie invertirá si no sabe lo que va a pasar, por tanto lo primero es la estabilidad política.

También se refirió a la subida en el precio de los fletes que afectó a los centros comerciales pero que repercutió en el consumidor final. “Antes por un contenedor, hace dos o tres años, se pagaba 2 mil dólares y ahora se paga 20 mil dólares. Hay mucha incertidumbre y no se ve claridad a futuro, ojalá la sensatez prime para buscar inversiones a largo plazo”.

Agregó que se siente una informalización del estado que se va imponiendo, la aparición de un negocio chicha, el negocio informal que contagia a otras actividades y desalienta porque genera competencia desleal y hace retraerse. “No será un mal año porque todavía hay inercia, pero no vemos proyectos a 2 o 3 años y más aun en un país en el que los trámites para sacar un proyecto inmobiliario cada día son más engorrosos y el tema del fenómeno chicha también se replica en las municipalidades”.

Comparte en:

Vea también