El 65% de empresas no tiene plan de transformación digital para su contabilidad

17:00 27 Mayo, 2020

En estos tiempos de pandemia y distanciamiento social, la transformación digital resulta un imperativo para las empresas debido a que las vuelve más competitivas y resilientes para enfrentar la crisis que se avecina. En ese sentido, según un informe de EY para el que se entrevistó a más de mil organizaciones a nivel mundial, el 65% de empresas -casi siete de cada diez- carece de un plan de transformación digital para su contabilidad fiscal y financiera.

“La pandemia del COVID-19 ha generado importantes desafíos para las empresas, particularmente en sus áreas financieras. Se viene una etapa de mucha adaptabilidad, en la que las empresas tendrán que hacer más con menos, y donde el talento resultará una pieza clave para desarrollar la contabilidad fiscal y financiera a un nivel más digital. Si la transformación de sus áreas tributarias y financieras era necesaria hasta hace unos meses, hoy es imprescindible”, comenta Francisco Escudero, Socio de Consultoría de EY Perú.

Según el informe de EY, la respuesta hasta el momento ha sido buena. El 99% de las organizaciones encuestadas comentaron que están actuando para transformar sus modelos financieros y tributarios para que estén alineados con los desafíos digitales que les exigen los nuevos tiempos. Ello, en varios países ya se está volviendo una tendencia, por lo menos por parte de autoridad tributaria. Según la encuesta, un 85% de las empresas encuestadas anticipó que en los próximos meses tendrán un aumento en la carga laboral por tener que cumplir con las declaraciones de impuestos en formato digital.

 

Si bien existe una intención en prepararse, sorprende que gran parte de las empresas hayan dejado de lado la transformación digital en dichas áreas por tanto tiempo. Según la encuesta, solo el 3% aseguró utilizar de forma extensiva tecnologías disruptivas (como la inteligencia artificial o la automatización inteligente, por ejemplo) en sus procesos contables, mientras que el 15% aseguró no utilizarlas en lo absoluto.

Incertidumbre sobre cómo evolucionará la pandemia también viene trayendo otras prioridades para las compañías. La encuesta de EY arrojó que, para aliviar las presiones tributarias y financieras que podrían aparecer en los próximos meses, el 73% de las compañías aseguró que es muy probable que no financien actividades críticas en los próximos 24 meses. Y, un 79% -casi 8 de 10 empresas- planea reducir costos en los próximos dos años.

La necesidad de ahorro y de digitalizar sus procesos contables para enfrentar la crisis, genera otro desafío a las empresas en estos tiempos: la retención del talento. Un 45% de empresarios aseguró que vienen luchando por proporcionar nuevas responsabilidades y oportunidades de crecimiento a sus profesionales en el área financiera y tributaria. Ante ello, la automatización resulta una oportunidad. Ello, debido a que el 62% de empresas encuestadas aseguró que la mayor parte del trabajo fiscal y financiero es mecánico y que ello cambiaría si es que se implementara de una manera adecuada un proceso de automatización robótica de procesos. Además, permitiría que estos profesionales tributarios y financieros puedan dedicarse con mayor detenimiento a trabajos que le puedan generar un mayor valor agregado a la compañía.

Sin embargo, la transformación no será posible sin una fuerza laboral que se pueda adaptar correctamente a este nuevo entorno digital. Según la encuesta de EY, la gran mayoría de los encuestados (83%) cree que las competencias técnicas de su personal de impuestos y finanzas, por lo menos para los próximos tres años, deberán estar asociadas a la gestión de datos y el desarrollo de procesos en el entorno tecnológico.

“Al déficit en las capacidades tecnológicas de las empresas se suma las creciente demanda regulatoria por presentar la información financiera y fiscal de forma digital. Por lo tanto, creo que aquellas empresas que no estén invirtiendo durante los próximos meses en tecnología como parte de una estrategia de transformación digital, estarán limitando potencialmente su capacidad de reacción ante los constantes cambios en las áreas de contabilidad fiscal y financiera en el mediano plazo. Asimismo, es importante que su personal adquiera los conocimientos en el uso de la tecnología y que se establezca un proceso de gestión de cambio para ser agiles en adaptarse a la nueva realidad”, finalizó el experto de EY Perú.

Comparte en:

Vea también