Finanzas

El 16.8% de la cartera de las cajas municipales está expuesta al Fenómeno de El Niño

Los amplios colchones de capital que tienen las entidades financieras les permitirían afrontar los potenciales efectos relacionados a dicho fenómeno sin que la estabilidad financiera se vea afectada, subraya el BCRP.

Gan@Más

Redacción digital

redaccion@revistaganamas.com.pe

4 Diciembre, 2023 / 7:00 am

Los impactos del Fenómeno de El Niño (FEN) sobre la actividad económica pueden ser de manera directa por los cambios de temperaturas y las intensas lluvias, pero también indirectamente como consecuencias de las inundaciones y deslizamientos que afectan a la infraestructura y la capacidad productiva del país, en particular en las zonas geográficas más expuestas a dicho fenómeno. El sector agricultura y la pesca, por ejemplo, tienen impactos directos debido a que los cambios en las temperaturas y el nivel de precipitaciones afectan a estos sectores generando daño en los cultivos o disminuyendo la disponibilidad de algunos recursos marinos como la anchoveta, respectivamente.

En relación con el impacto a las empresas por su tamaño, un informe del BCRP señala que las empresas corporativas y grandes no suelen verse afectadas significativamente por el FEN, debido a que tienden a operar con una mayor diversificación geográfica y una mayor capacidad de tomar acciones para moderar los efectos negativos del FEN (contratos de seguros, por ejemplo). Por otro lado, las empresas medianas y MYPE, que se ubican en las regiones afectadas, sí suelen estar más expuestas al FEN, ya que sus operaciones tienden a estar más concentradas en estas zonas afectadas.

 

En el caso de los hogares, aquellos de menores ingresos se verían más afectados por el Fenómeno El Niño debido a que su actividad económica suele estar más ligada a los sectores menos formales de la economía, donde los ingresos dependen sobre todo de la actividad económica diaria.

Exposición del sistema financiero al FEN

La estimación realizada por el BCRP sobre la exposición del sistema financiero al FEN toma como referencia las regiones, los sectores económicos y los deudores más expuestos a dicho fenómeno. El siguiente cuadro detalla las características de la cartera expuesta al FEN, tomando como referencia el mapa de riesgos del FEN 2024, refiere el informe.

 

 

Por otro lado, si bien el FEN puede tener también efectos en otras regiones o sectores económicos, pero en menor intensidad, en dichos casos se considera que tendrían un impacto mucho más transitorio en la capacidad de pago de los deudores, ya que su actividad económica se puede recuperar de manera más rápida.

 

Dado lo anterior, se estima que la exposición del sistema financiero, en su conjunto, a los efectos del FEN es baja, equivalente al 6,5% de las colocaciones totales. A nivel de grupos de entidades, las mayores exposiciones se encuentran en las financieras y las cajas municipales, especialmente en aquellas que concentran sus operaciones en las zonas del norte del país. De esta manera el 15.4% de las colocaciones de las financieras tienen exposición al FEN, y en el caso de las cajas municipales la exposición de su cartera es de 16.8%.

 

Cabe señalar que el impacto del FEN sobre la cartera de las entidades implica que solo una fracción de las exposiciones totales termine con problemas de pago y por las cuales las entidades tendrían que absorber pérdidas.

Así, se generan dos escenarios de riesgo (alto y moderado) en base a las condiciones iniciales en la capacidad de pago de los deudores. Con ello, ante el choque del FEN, los clientes que ya muestran un deterioro en la capacidad de pago o han mostrado continuos atrasos serían los más afectados.

Riesgo moderado: Entidades absorben pérdidas por los deudores con calificación deficiente, dudoso y pérdida de la cartera expuesta al FEN. Cabe señalar que estas potenciales pérdidas ya están parcialmente cubiertas dado los requerimientos de provisiones para los créditos con mayor evidencia de deterioro.

Riesgo alto: A lo anterior, se le agrega a los deudores que actualmente tienen calificación Normal y CPP, pero que en los últimos dos años han mostrado episodios de impago o deterioro en la calificación crediticia. Así, solo se considera a aquellos clientes con evidencia material de deterioro en la capacidad de pago.

El informe refiere que el presente análisis busca aislar los efectos por la materialización del FEN (cuantificar la fracción de la cartera que está expuesta al FEN y, dentro de ella, el impacto por el impago de un grupo de estos créditos expuestos) y no analizar el resultado general por toda la cartera del sistema financiero. Así, se estima que el sistema financiero tendría pérdidas asociadas por la realización del FEN con una intensidad moderada por un equivalente al 0,2% de las colocaciones (1,0% del patrimonio efectivo-PE), lo cual podría ser absorbido sin poner en riesgo la estabilidad financiera, dado los amplios colchones de capital, equivalentes al 9,2% de las colocaciones (44,5% del PE) o compensando con las utilidades generadas por aquellos créditos que no se verían afectados por el FEN. Por su parte, en el caso de un FEN con intensidad fuerte la pérdida sería el 0,5% de las colocaciones (2,6% del PE).

 

En relación con el riesgo al FEN para las entidades a nivel individual, se encuentra que la gran mayoría de ellas muestra un nivel de riesgo bajo (zonas verdes del gráfico anterior), las cuales equivalen al 96% del sistema por tamaño de colocaciones. Por su parte, las entidades con los mayores niveles de exposición (zonas naranja y roja), equivalen solo al 2,0% del sistema y cuentan con niveles de solvencia favorables que les permitiría afrontar el escenario de riesgo asociado al FEN. Asimismo, dichas entidades con mayor exposición han venido adoptando medidas, en particular han emprendido una mayor diversificación geográfica de sus colocaciones.

Conclusión

El informe del BCRP señala que el FEN es uno de los principales riesgos en el corto plazo, cuyo impacto en la actividad económica dependerá de la intensidad con la que se desarrolle. En el caso del sistema financiero, la exposición al FEN es bajo y los amplios colchones de capital le permitirían al sistema afrontar los potenciales efectos relacionados a dicho fenómeno sin que la estabilidad financiera se vea afectada.

Cabe señalar que, en el caso del FEN de 2017 que es considerado el tercero más intenso de los últimos cien años en el Perú, el sistema financiero pudo absorber los impactos de ese FEN sin ponerse en riesgo la estabilidad financiera. Actualmente las holguras de capital del sistema financiero son mayores (9,2% de las colocaciones) que las observadas a fines de 2016 (6,4% de las colocaciones en diciembre de
2016).

NEWSLETTER

Suscríbase gratís a nuestro Newsletter.


    Consultorio Laboral

    Muy pronto tendremos disponible nuestro consultorio laboral, para que pueda hacer de forma gratuita sus consultas en temas laborales y donde nuestros especialistas responderan u orientaran.

    Consultorio Financiero

    Muy pronto tendremos disponible nuestro consultorio financiero, para que pueda hacer de forma gratuita sus consultas en temas financieros y donde nuestros especialistas responderan u orientaran.

    NEWSLETTER

    Suscríbase gratís a nuestro Newsletter.


      Consultorio Laboral

      Muy pronto tendremos disponible nuestro consultorio laboral, para que pueda hacer de forma gratuita sus consultas en temas laborales y donde nuestros especialistas responderan u orientaran.

      Consultorio Financiero

      Muy pronto tendremos disponible nuestro consultorio financiero, para que pueda hacer de forma gratuita sus consultas en temas financieros y donde nuestros especialistas responderan u orientaran.