“Disrupción no es hacer modificaciones a algo ya existente”

07:00 4 Diciembre, 2019

En los negocios podemos encontrar nuevas formas y métodos para lograr nuestro objetivo; pero, según Fernando Torres, “a veces encontramos que la mayoría de propuestas de innovación son básicamente modificaciones de un concepto ya tratado”, lo cual no puede ser considerado como algo disruptivo.

Torres, líder del grupo de Investigación de Polímeros y Materiales Compuestos (POLYCOM – PUCP), explicó la forma en la que debe ser buscada la disrupción, así como la manera en la que la nanotecnología ha hecho posible una mayor sostenibilidad en los proyectos de innovación.

No todo es disruptivo

En ese sentido, Fernando Torres, manifestó su discrepancia respecto a lo que se cree cuando se escucha el concepto “disrupción”.

“Es necesario que los países tengan una mínima base de científicos desarrollando investigación básica”, eso con el fin de que produzcan realmente cosas novedosas.

“Si quiero hacer algo totalmente disruptivo, algo que cambie por completo las cosas, tengo que partir de algo mucho más básico y eso tienen que ofrecerlo los investigadores que hacen ciencias básicas”, sostuvo en el “Smart Innovation”: Mirada de la Innovación desde la Perspectiva Global, organizada por la PUCP.

A su vez, dijo que debe existir una base de gente que produzca innovaciones, ideas o cosas que no estaban hechas, las cuales deben tener algún efecto interesante, “no es solamente un cambio de palabras, de llamar “disruptivo” o “una nueva forma” a algo, ya que eso realmente es marketing”.

Nanotecnología para la innovación

Empecemos por saber que la nanotecnología es la ciencia, la ingeniería y la tecnología llevada a cabo a nanoescala. A través de los nanomateriales se ha encontrado efectos que no se encuentran en los materiales convencionales, lo cuales pueden tener aplicaciones interesantes y pueden cambiar la manera de ver las cosas. “Estos nuevos materiales están dando lugar a tecnologías realmente disruptivas”, indicó el especialista.

Las nanopartículas y los nanocompuestos basados en polímeros de origen natural son menos costosos en comparación a los polímeros derivados del petróleo. Además, dichos materiales son biodegradables y no tóxicos, es decir, su uso contribuye con una industria que tendrá una huella de carbono menor”.

Para que un material sea barato tiene que producirse en cantidades muy grandes. “Hay una razón por la que no existe una industria petroquímica que haga materia prima de plásticos en el Perú. Un país de 30 millones de habitantes no es suficiente mercado para una industria petroquímica, lo mismo sucede con los materiales biodegradables”, agregó.

Los grandes productores de materiales biodegradables están en Estados Unidos, Europa y Asia. Acotó que hay ciertos materiales de alto valor agregado, que no necesitan que sean producidos en grandes cantidades.

Finalmente, enfatizó que a través del aprovechamiento de la biodiversidad peruana se pueden desarrollar productos de muy alto valor agregado, lo cuales pueden tener uso potencial en sectores biomédicos y energéticos.

(Por Ulda Ballena)

Comparte en: