CyberSource: Fraude online en América Latina alcanza los US$ 840 millones en 2015

09:04 2 Septiembre, 2015

Uno de los desafíos del comercio electrónico en América Latina es el fraude online, porque después de los esfuerzos de las empresas para que los clientes entren a sus sitios web, llenen los carritos de compra y hagan transacciones en línea, en algunos casos estas operaciones terminan en estafas, perdiéndose la venta.

Así lo advirtió Lee Araujo, director comercial para Latinoamérica de CyberSource, quien participó ayer en el E-Commerce en Buenos Aires, Argentina. El ejecutivo presentó un reciente estudio sobre la magnitud del fraude electrónico en la región, tanto para websites como para el canal mobile.

“Los emprendedores en comercio electrónico deben tomar en cuenta algunos objetivos, como por ejemplo, maximizar la conversión en ventas, es decir, que el cliente no solo visite la web, sino que también compren. Asimismo, la experiencia de compra debe ser positiva, para que vuelvan a hacer transacciones”, explicó.

Comentó que no todas las empresas están optimizando los costos de sus operaciones, pues muchos revisan manualmente las transacciones online para evitar fraude, incluso, usan Excel para decidir esto, es decir, retroceden al campo offline. “Otros rechazan las transacciones por miedo, lo que puede afectar al buen comprador”, apuntó.

Lee indicó que, según el estudio, de cada 100 órdenes, siete son rechazadas por las empresas en América Latina por miedo al fraude electrónico. Asimismo, el 86% de los comercios hace revisión manual de los pedidos. “Luego de rechazar y revisar las órdenes, aun así se pierde el 1.4% de las ventas de comercio electrónico en América Latina. Eso representa unos US$ 840 millones que se llevan los defraudadores”, advirtió.

Cabe señalar que, según cifras de la Asociación de Bancos (Asbanc), el comercio electrónico en el Perú mueve US$ 1,250 millones al año.

En Mobile, las pérdidas en la región resultan mayores. Por cada US$100 vendidos, el defraudador online se lleva 1.7 dólares. “Se trata de un nuevo canal, por eso vemos un descuido de las empresas. Casi la mitad de los encuestados dice que atiende el fraude en Mobile de la misma forma que lo hace en web, y el 38% no hace prevención”, manifestó.

Los más vulnerables

Si bien América Latina tiene oportunidad para mejorar estos indicadores, el ejecutivo de CyberSource mencionó que los sectores más vulnerables al fraude en línea son las empresas que recién empiezan, como las startups que lo último que revisan son las medidas de protección. Este tipo de empresas pierden hasta dos dólares por cada 100 de sus ventas.

“Los defraudadores buscan siempre hacer el fraude rápido y en el mayor monto posible. Por eso apuntan a los boletos aéreos y a los retailers, donde se venden aparatos electrónicos que se pueden vender en el mercado negro”, precisó.

Finalmente, Araujo recomendó a las empresas aliarse con expertos en prevención de fraude, para no interrumpir el objetivo principal de las marcas que es diferenciarse de la competencia.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también