Cuatro píldoras para que Pymes evolucionen sus negocios en la nueva normalidad

07:00 7 Octubre, 2020

“Muchas veces el término de transformación digital (TD), nos lleva a pensar únicamente en palabras como: robótica, inteligencia artificial, big data, software y automatización. Sin embargo, nos olvidamos que el factor principal para la evolución en nuestras empresas es el capital humano. Sin el acompañamiento de nuestros colaboradores, será en vano cualquier herramienta tecnológica que incorporemos”, dijo Nicolás Leoni, especialista en transformación digital y e-commerce, en el marco del e-Summit Perú Digital, evento gratuito, organizado por la Cámara de Comercio de Lima.

Nicolás presentó 5 vectores fundamentales en los que se necesita pensar a la hora de buscar la evolución de una empresa: 1) Personas, 2) Tecnología, 3) Dinámicas de trabajo, 4) Innovación y propuesta de valor, y 5) Remodelado del negocio.

“Al pensar en cada vector debemos trasladar nuestra idea de evolución a nuestros equipos de trabajo, el por qué y la importancia del proceso de evolución. Si esto no se logra será muy tedioso y difícil el cambio. Si los equipos o colaboradores no son conscientes de esto tampoco lo serán en ninguno de los vectores”.

¿Tengo el equipo adecuado para lograr la TD?

“Tenemos que salirnos del sobrinity manager, ese familiar o amigo, al que le encargamos nuestras redes sociales porque no las consideramos de importancia. Ahora usar la automatización y pensar estratégicamente ya no es una opción, es una obligación”, dijo Nicolás.

Agregó que el mayor error de los gerentes, sobre todo en mypes o emprendimientos, es no detenerse a pensar en su estrategia. “De nada servirá invertir en publicidad digital si no pienso en el plan para convertir esos datos o acción en patrimonio o activos para mi empresa”.

Píldoras para evolucionar

1- Primero las Personas: “Son el foco central, los colaboradores, socios, equipos de trabajo. Este es el punto en el que más fracasan las empresas en toda Latinoamérica. Cambiar tecnológicas es un proceso fácil pero cambiar personas es el verdadero desafío”.

2- Nuevos hábitos y nuevos comportamientos: “Hay un nuevo cliente, un nuevo consumidor, un nuevo usuario. La pandemia cambió la forma en que nos relacionamos. Se dejó de lado las diferencias entre generaciones y desde marzo de este año surgió una nueva generación: los coronials y todos somos un poquito coronials. Los nuevos hábitos llegaron para quedarse”.

3- Analizar tu modelo de negocio en profundidad: “La clave estará en el remodelado del negocio porque son nuevos segmentos de clientes, nuevos canales donde ellos están, lo que era válido y me funcionaba hace un tiempo puede ya no serlo hoy. Entonces ¿cómo hablar a nuestros consumidores y cómo definir nuestra estrategia digital o remodelado de negocio?, ¿quiénes son mis clientes hoy?, ¿qué canales usan? No puedo pensar en TD si no tomo en cuenta la batalla contra el scroll (paseo por una página web). En el 2019 duraba 1,8 segundos y ahora 1,3 segundos. Los consumidores ven entre 5 y 6 mil marcas por día, ¿por qué pensar que en 1,3 segundos ese usuario hoy me va a seguir eligiendo?”.

4- Herramientas que nos permitan conocer a nuestros clientes: “Personalizar o morir, esa es la cuestión. Ya no hablamos de personalización sino de hiper-personalización. Llamar a una persona por su nombre, entender sus gustos, intereses, necesidades, es parte de la hiper-personalización, de la experiencia. Debemos saber cuántos tipos de clientes tenemos y trabajar toda esa data para transformarlos en usuarios únicos.
Hiper-personalización es encarar estrategias pensadas de forma única para clientes y personas únicas, ya que fidelizar a nuestros clientes es más barato que salir a buscar nuevos”.

Comparte en:

Vea también