Cuatro buenas prácticas para que emprendedoras logren networking estables

08:44 15 Agosto, 2020

Macarena Botta, cofundadora de Brava

La red de contactos es una herramienta muy útil para el buen desarrollo del ámbito personal y profesional de un individuo que consiste, principalmente, en integrar dentro su círculo social un gran número de personas que contribuyan ofreciéndole oportunidades.

El networking, indudablemente, es esencial para alguien que tenga como objetivo progresar en los dos niveles (personal y profesional). Establecerlo posibilitará múltiples alternativas, siendo una de ellas ocupar algún puesto laboral.

En definitiva, la red de contactos juega un rol preponderante en la vida de los seres humanos. Sin embargo, es preciso señalar que construirlo implica un trabajo permanente en el tiempo y muchas emprendedoras aún no saben cómo efectuarlo. Por tal motivo, en el conversatorio organizado por Wise Emprende y HUBUDEP, denominado “Conectar y crecer junto a más mujeres”, Macarena Botta, cofundadora de Brava, compartió cuatro buenas prácticas que les permitirán a ellas tejer networking estables.

 

Brava se define como una empresa que busca erradicar la invisibilidad de la imagen femenina poniéndolas en la cima. Macarena Botta comentó: «Somos una empresa que visibiliza el talento femenino. A través de las capacitaciones (mejora de red de contactos o charlas para dar una buena exposición), buscamos empoderarlas y ubicarlas en puestos que conlleven liderazgo».

En esa línea, enfatizó que, «para que dicho problema deje de preponderar, las mujeres deben dejar de lado las diferencias y aliarse, estableciendo grandes círculos de contactos estables».

 

Cuatro buenas prácticas

1. Asistan a eventos que les interesen. «Construyan redes saludables, asistiendo a reuniones donde haya profesionales capacitados. Es importante que se informen hondamente sobre el tema y el speaker. Vayan con optimismo y con el propósito de encontrar y brindar oportunidades».

2. Analicen su red personal, funcional y estratégica. «Es un error creer que las redes cercanas ofrecen varias y grandes oportunidades. Tengan en cuenta que existen tres tipos de red: personal (entorno cercano: familia y amigos), funcional (entorno de trabajo: compañeros con los que interactuamos) y estratégica (quienes te llevan de un punto a otro de la vida). Por ello, las invito a identificar quiénes conforman esos grupos y evaluar sus aportaciones».

 

3. Potencialicen su círculo diversificándola. «Mientras más diverso y abierto sea la red, más potencial tendrá. Tus conocidos te conocen a la perfección y te llamarán cuando haya oportunidades. Pero es necesario que conectes con personas auténticas que estén lejos de ti, ya que te ayudarán a potencializar tu red; esto se debe a que ambos no conocen sus círculos. La manera de generar redes valiosas es yendo al encuentro de personas auténticas. Ellos son los que hacen la diferencia».

4. La red de contactos es tu cuenta bancaria. «Tu red de contactos es como tu cuenta bancaria. Debes cuidarla porque son espacios que te permiten crecer, aprender, hallar oportunidades y escalar emprendimientos».

(Por Rodrigo Enrique Rosales Rengifo)

Comparte en:

Vea también