Cuatro aspectos vitales para reformar el sistema de salud

16:00 27 Febrero, 2019

El sistema de salud pública actual no logra satisfacer las necesidades de una población creciente de peruanos que, encuentra cada vez más difícil acceder a este servicio básico. Para descongestionar los hospitales y mejorar la gestión de sus procesos, Gabriel del Castillo, Director de la Maestría de Supply Chain Management de Pacífico Business School y Pablo Lavado, Profesor e Investigador de la Universidad del Pacífico, ahondan en cuatro retos urgentes.

1. Administrar adecuadamente los recursos

Para Pablo Lavado, la gestión de los ingresos es una de las trabas más importantes que se deben superar para alcanzar un modelo de salud pública eficiente. “No se sabe realmente cuánto cuestan un hospital o una posta de salud. Los números que hoy se manejan son ficticios. Para hacer más eficiente la administración de recursos, deberíamos contar con un sistema de información con data generada por las instituciones de salud”.

¿Cómo lograr mayor eficacia al ejecutar los presupuestos? Lavado explica que los hospitales no solo atienden salud, gestionan otros frentes como limpieza, seguridad, eliminación de los residuos. “Es eficiente el modelo de Asociaciones Público Privadas (APP) de bata gris que tercerizan los servicios de soporte y son más eficientes”.

2. Incrementar la eficiencia en el primer nivel de atención

Se denomina “primer nivel de atención” a los centros de salud más cercanos a las familias, como postas médicas, centros médicos o policlínicos. “La función principal de estos establecimientos, cuyo tamaño depende del número de habitantes de la zona, es contener los problemas de salud de la población, evitar que se agraven y que pasen a un nivel más complejo (hospitales)”, detalla Gabriel del Castillo.

Lavado explica que, para fortalecer este primer nivel de atención, “se les debe dotar de equipamiento e infraestructura, de forma ordenada y asociada a los principales problemas epidemiológicos de la zona en la que se encuentran. Lo segundo es dotarlos de recursos humanos. La gente no va porque no encuentran especialistas. Desconfían de las postas y van al hospital”.

3. Adoptar tecnología en los procesos

“El Ministerio de Salud trabajó en una propuesta de inversión que consiste en tener la historia electrónica y los exámenes de imágenes en una central de información. Esto facilitaría la atención y el diagnóstico. La telemedicina también sería otro catalizador de la atención”, agrega Lavado.

Del Castillo coincide y agrega que “la implementación de sistemas de información para la gestión de salud es compleja y requiere un esfuerzo significativo. Una primera barrera es que hay que entrenar a las personas que usarán el sistema”. Sin embargo, manifiesta que algunas instituciones en el país han experimentado esta transformación digital y la han manejado. bien.

4. Diferenciar roles: Essalud y el Minsa

¿Qué funciones le corresponden a Essalud y al Minsa, respectivamente? Lavado destaca que la necesidad de que se identifiquen los roles de prestador y financiador, entre el Minsa y Essalud.

“Hoy está todo mezclado. No hay un esquema claro de cómo se están financiando las prestaciones que los centros están brindando. El hecho de que estén separados, en sí mismo, no debería ser un problema, lo que debe generarse es un esquema de intercambio prestacional”.

Del Castillo, por otro lado, afirma que “separar y especializar funciones es virtuoso para el sistema de salud. El Minsa es el órgano rector. Mientras ese rol exista, las reglas las pone Minsa”.

Comparte en:

Vea también