Coyuntura política no afectará significativamente la economía peruana

12:28 14 Octubre, 2019

La actual coyuntura política en el Perú, con la disolución del Congreso, no impactará de manera significativa en la economía en los meses que restan para concluir el año, pues los cimientos se mantienen sólidos y los agentes han perdido sensibilidad al ruido político, fenómeno que ha cobrado mayor fuerza en los últimos tres años, señaló Augusto Cáceres, decano de la Facultad de Negocios en la Universidad Privada del Norte (UPN).

Los indicadores clave se mantienen dentro de las estimaciones; así el precio del dólar cerrará en S/ 3.4 soles y la inflación en 2%, dentro del rango meta del Banco Central de Reserva (BCR). La economía crecería hasta 2.7%, según el ente emisor, siendo lo más probable 2.5% similar al nivel de hace dos años, por encima del 0.6% proyectado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para América Latina.

El nivel de reservas internacionales se ubicará alrededor de 29% del Producto Bruto Interno (PBI) y representará cinco veces el total de las obligaciones externas de corto plazo. “La macroeconomía peruana se mantiene sólida y con una ruta correcta desde los 90. Esta solidez genera en los agentes, tanto nacionales como extranjeros, la sensación de que la situación política actual no es una crisis económica”, sostuvo Cáceres.

La mayor preocupación empezará en el 2020 y durará por lo menos tres años hasta el 2022 porque el llamado a elecciones legislativas para enero y el nuevo Congreso, podrían causar un freno a las inversiones tanto públicas como privadas, lo que retrasaría también las decisiones económicas y la implementación de políticas de competitividad y productividad.

El riesgo país y la incertidumbre podrían incrementarse por factores tanto internos (elección de autoridades políticas en muy corto plazo y nuevas reglas de juego derivadas de una posible asamblea constituyente), como externos (guerra comercial entre Estados Unidos y China).

Este escenario provocaría que el nivel de confianza de los empresarios para el corto plazo se ubique en una zona de expectativa, a lo que se suma las consecuencias legales y políticas que ocurrirán luego de conocerse más revelaciones del escándalo Lava Jato.

El decano de la Facultad de Negocios de la UPN destacó que Perú mantiene sus fundamentos económicos como son: libertad de mercado, un Estado no empresario, apertura comercial al mundo y respeto a la propiedad privada, por lo que espera que las inversiones no se paralicen impulsando el crecimiento.

“Confiemos que prevalezca la sensatez de nuestras autoridades, electores y futuros gobernantes ya que no podemos olvidar que contamos con más de US$ 9,000 millones en proyectos de inversión que se encuentran pendientes y que el país necesita se materialicen con urgencia para continuar con su solidez económica y crecimiento”, indicó.

Comparte en:

Vea también

Últimas Noticias Ver todas

14:50 18 Junio, 2021 / Comercio exterior

Envíos de envases y embalajes presentaron crecimiento

07:01 18 Junio, 2021 / Empresa

Cómo alcanzar el liderazgo digital empresarial

16:30 17 Junio, 2021 / Gestión del Talento

¿Cómo lograr la reinserción laboral?