Covid-19: Migración laboral en los países de la Alianza del Pacífico

10:11 4 Junio, 2020

La crisis sanitaria y el consecuente cierre de fronteras -sin lugar a dudas- ha afectado drásticamente las migraciones laborales. Valeria Galindo, socia de EY Perú, analizó dichos efectos en el Perú durante el webcast “Impacto del Covid-19 en la migración laboral en los países de la Alianza del Pacífico” Organizado por EY México, Colombia, Chile y Perú

El Perú ha sido el país más aplaudido en la región con relación a las medidas que tomó frente a la situación del Covid-19. En Perú, la cuarentena implicó la limitación a una serie de derechos como la libertad de tránsito y la libertad de reunión. A la fecha, Perú lleva 79 días en cuarentena.

 

 

En lo que respecta a la movilidad internacional, se han cerrado las fronteras peruanas desde el día 17 de marzo y ello ha implicado que muchos extranjeros se hayan quedado varados en el país y, en el caso de los peruanos, -e incluso muchos extranjeros residentes- han quedado afuera del Perú y aún no puede regresar.

Hoy la única forma de ingresar al territorio peruano es a través de un vuelo humanitario, es decir, un vuelo que uno tiene que gestionar en el consulado de su país para poder de ingresar o salir del territorio. Como es de esperar, los vuelos humanitarios terminan siendo de difícil acceso, pues existe una lista de espera, prioridades para que uno pueda inscribirse, etc. En consecuencia, dificulta el ingreso o la salida del territorio peruano, indicó Galindo.

 

Migraciones y el Covid-19

Por otro lado, el organismo de migraciones está funcionando a través de trabajo remoto. Ello, indudablemente implicó cierta adecuación. Ha habido avances en los procesos migratorios, pero con ciertos retrasos. “De hecho, sí se han dado aprobaciones del procedimientos de prórroga de visas de trabajo, pero con cierta lentitud”, refirió Galindo.

Algo positivo que rescató Galindo es que sí hay resoluciones de intendencia que han buscado dar a los extranjeros tranquilidad dentro de este espacio de suspensión de actividades. Así, en caso haya algún vencimiento durante esta etapa de no atención, la autoridad migratoria no impondrá ninguna multa o penalidad hasta que termine la emergencia sanitaria e, inclusive, otorgará un plazo de 45 días adicionales para regularizar la situación migratoria.

Ahora bien, ¿Qué implicancias tienen estos cierres y limitaciones con relación a los países que forman parte de la Alianza del Pacífico? Galindo refirió que,actualmente sólo están permitiendo el ingreso a nacionales.

 

Ello supone que, de un lado, los nacionales de los países de la Alianza del Pacífico vean limitado el uso de los visados de negocios, pues cuando estos ingresaban al país, tenían la posibilidad de realizar algún tipo de actividad remunerada en el país. Esta facilidad no podrá ser ejercida hasta que -por lo menos- se levante el cierre de fronteras.

De igual forma, existen limitaciones para el inicio y desarrollo de procedimientos migratorios, pues muchos de estos están pensados para iniciarse cuando la persona ya se encuentre en el país.

El futuro de los Inbounds y outbounds

De acuerdo a Galindo, es posible observar solicitudes de fin de asignación y requerimientos de vuelo humanitario, es decir, terminar de manera adelantada la asignación y retornar a sus países de origen. En esa línea, también se solicitará la cancelación de residencia, así como comunicaciones de cese ante el MTPE.

En otros casos, los asignados han solicitado cambiar el lugar de prestación de servicios, privilegiando el trabajo remoto desde su país de origen, requiriendo también de un vuelo humanitario. En estos casos, se deben de revisar los contratos de trabajo y observar los derechos del trabajador de acuerdo a la normativa aplicable.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también