Cómo saber si es momento de liquidar una empresa

19:27 29 Julio, 2020

La premisa fundamental que debemos de tener en cuenta sobre una empresa es que su continuidad está signada a su capacidad de conseguir la rentabilidad. El escenario más usual por el cual se crea una empresa es para que sus dueños (accionistas) ganen dinero, en términos financieros lo podríamos definir como maximizar el valor para los accionistas. Para asegurar el logro de los objetivos y que el desarrollo de la compañía tenga un alineamiento estratégico se necesitan de ciertos factores como: la estrategia del negocio, la implementación operativa, la gestión de las inversiones, la estructura de financiamiento y la política de dividendos.

Para que una empresa tenga éxito debe estar atenta a los patrones de consumo de sus clientes para anticiparse a sus necesidades, en ese sentido es importante estar en contacto directo con ellos, entendiendo sus requerimientos y lo que les genera más valor. Lo peor que podemos hacer es cerrarnos en nuestros modelos antiguos de trabajo y negar la realidad. Casos como Kodak o BlackBerry, son emblemáticos en ese escenario. Si no entiendes a donde va tu consumidor lo terminas perdiendo y tendrás que cerrar tu negocio.

 

Si no hay alineamiento en la empresa esto nos puede llevar a tener que liquidar la empresa. ¿Por qué? Yang Chang, docente del Programa especializado de Finanzas de la Universidad de Piura te da seis razones por las que podrías tener que cerrar tu negocio si no tomas las medidas correctivas a tiempo:

1. Porque se invirtió de más y el mercado está creciendo, pero mi participación no.

2. Porque no se tiene el flujo de ingresos que se esperaba.

3. Porque el margen unitario de nuestros productos o servicios no generan lo suficiente para absorber costos y gastos. Esta es una señal de una gestión ineficiente.

4. Porque financiamos capital de trabajo con deuda de corto plazo.

5. Porque tenemos más deuda de lo que puede pagar la empresa.

6. Porque pagamos más dividendos a los accionistas de lo que la empresa debía pagar.

En estos escenarios se tienen que tomar las medidas correctivas, por ello la gerencia debe estar validando constantemente que se esté cumpliendo con la estrategia y el plan operativo de la manera correcta y que el negocio este generando resultados operativos positivos (Ingresos menos costos y gastos) de preferencia crecientes.

Cuando la empresa se encuentra en ese punto crítico deberá tomar las acciones y correcciones que puedan ser necesarios para revertir esta tendencia, dado que si no lo logramos probablemente tengamos que cerrar o terminemos siendo comprados por nuestros competidores.

Tengo que cerrar mi negocio ¿Qué hago?

Una vez se haya analizado y el resultado sea que es más beneficioso cerrar un negocio que mantenerlo, es importante hacerlo lo más pronto posible, porque cada día que pasa se estará consumiendo recursos que tendrían mejor uso en otro lado. Una vez tomada la decisión de cerrar la empresa – con cifras razonables – Se debe proceder a una liquidación para evitar tener que entrar a un proceso concursal, con el riesgo de tener contingencias laborales, tributarias y civiles con terceros.

Actualmente, muchas empresas están pasando por una situación complicada. No hay que desanimarnos si nuestra empresa no tuvo el éxito que pensamos debido a la pandemia. Siempre podemos volver a empezar, pero con la premisa que lo único constante es el cambio y por tanto la capacidad de innovar y adaptarse son cualidades críticas para una empresa. En la medida que se puedan adaptar al entorno podrán seguir adelante. Caso contrario de no adaptarse a los cambios en los hábitos de consumos, cambios tecnológicos, medios de pago, velocidad y personalización del cliente, es muy probable que el negocio termine saliendo del mercado.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también