¿Cómo reducir costos sin despedir personal?

09:59 14 Septiembre, 2018

Por: Jhony Ostos, Ph.D.
Doctor en Management Science y profesor de la Universidad Esan

Cuando se administra una empresa existen momentos difíciles que, por lo general, se presentan con problemas económicos o crisis financiera, los cuales obligan al emprendedor a ser creativo en la reducción de costos. Lo más usual es reducir personal, pero muchas veces no es rentable, ya que, por un lado, hay que pagar todos los gastos de ley y por otro lado podemos despedir gente muy valiosa que podría ayudarnos a salir de la crisis. En ese contexto, presentamos algunas sugerencias de recorte de gastos antes de despedir personal:

1. Hacer un listado de gastos frecuentes y que presentan gran salida de dinero: En este listado debemos identificar cuáles gastos son claves para el negocio y cuáles no, luego preguntar si es posible reducir algunos de ellos.

2. Centralizar las decisiones de compra: Los gastos deben ser aprobados por la alta dirección o por los dueños del negocio, sobre todo las compras de mayor volumen. Esto puede traer molestias a los trabajadores pero se trata de controlar un momento de emergencia.

3. Destinar compras solo para lo indispensable: Antes de realizar las compras debemos preguntarnos si la compra es urgente o importante. Si es urgente e importante entonces comprar inmediatamente; si es urgente y no importante entonces limitar o reducir esta compra en lo posible; si es no urgente pero importante entonces planificar la compra para un plazo posterior; si es no urgente y no importante evitar esta compra.

4. Identificar reducción de gastos sin afectar las competencias clave: No debemos reducir gastos en los mejor que hacemos u ofrecemos al cliente, porque podríamos correr el riesgo de presentar al cliente productos o servicios con defectos o con menor valor.

5. Negociar menores precios con los proveedores: Si no es posible reducir los precios buscar nuevos proveedores.

6. Controlar gastos generales: Muchas veces se puede ahorrar luz, agua, gasolina, petróleo, periódicos, etc. pero siempre y cuando estos gastos no afecten directamente a la producción.

7. Agilice los cobros: Sobretodo las ventas al crédito y toque la puerta a los deudores que le tienen deudas impagas.

8. Produzca solo lo necesario: No busque estoquearse de mercadería ni de insumos a no ser que sea necesario y rentable.

9. Priorice la reducción de costos: Si usted ya realizó todos los esfuerzos de reducción de gastos y aún necesita reducir más, entonces es necesario reducir algunos activos que generan mayor gasto, por ejemplo, si tenemos cinco vehículos, analizar si podemos trabajar solamente con cuatro o con tres; podríamos hacer el mismo análisis para las maquinarias y los locales, entre otros.

10. Trabaje con proyección de gastos: Realice una proyección de gastos semanal o mensual y trate de respetar estos gastos en su ejecución, solo así tendrá un control estricto del mismo.

Comparte en:

Vea también