¿Cómo puedo empezar a ahorrar?

14:06 20 Octubre, 2020

Para épocas de crisis, la mayoría de los peruanos prefiere ahorrar antes que gastar, tal y como se ha visto actualmente. Con este buen hábito, miles de personas pudieron enfrentar parte del impacto de la pandemia en sus ingresos.

Si tú, emprendedor, aún no has empezado, el Consultorio Financiero de Mibanco te explica la importancia del ahorro, cómo y por qué hacerlo; sobre todo en esta coyuntura, en la que necesitas controlar tus gastos y tener una buena salud financiera para sacar adelante tu negocio.

¿Qué es ahorrar?

Antes de empezar es importante que sepas que ahorrar es destinar una parte de tus ingresos para cumplir una meta o para estar preparado ante una emergencia (como esta crisis sanitaria). Es muy importante para tu economía familiar y la de tu negocio, porque puede ayudarte a financiar desde una emergencia médica, el pago por el alquiler de un local para un emprendimiento o algún imprevisto que nunca falta. Ahora que lo sabes, sigue estas recomendaciones:

 

· Elabora el presupuesto de tu negocio: lo importante es que estén detallados los ingresos y gastos que tienes al mes. En una fila anotas tus fuentes de ingresos (ganancia diaria, etc.) y en otra, tus gastos fijos como tu salario, servicios, salud y otros. El objetivo es saber si tus ingresos son mayores a tus gastos y si luego del cálculo, cuentas con dinero excedente. Si lo logras, ¡felicidades!, puedes separar ese dinero que no usas para alguna obligación o urgencia y empezar a ahorrar.

· Controla tus gastos: tener un presupuesto también te permitirá identificar los gastos que podrías empezar a prescindir o reducir. A veces no te das cuenta, pero hay pequeños consumos diarios que no están dentro de tu presupuesto y que son enemigos del ahorro. Por ejemplo, alguna golosina o comidas extras durante el día, que poco a poco merman la capacidad de ahorro.

· Trázate un objetivo: ¿ya te decidiste a ahorrar? Entonces empieza trazándote una meta, luego define el porcentaje de ahorro y establece un plazo. Esta debe ser realista e ir de acuerdo con tus ingresos, de lo contrario difícilmente podrás cumplirla. La recomendación es que siempre empieces con plazos cortos. Por ejemplo, comprarte una laptop dentro de seis meses.

 

· Deseos y necesidades: es importante aprender a diferenciarlos. Necesidades son aquellas cosas indispensables para ti como los servicios, elementos de seguridad, vestimenta de tus trabajadores. Los deseos, en cambio, incluyen algunos aspectos relacionados a la diversión o el estilo de vida como cambiar de celular o comer en un restaurante. Algunos deseos pueden reemplazarse por opciones más “cómodas” o postergarse para otro momento.

· Ahorro con inversión: el sistema financiero ofrece alternativas para que tu dinero esté seguro y, también, para que crezca. Existen cuentas de ahorro y opciones de inversión de corto y mediano plazo, que ofrecen tasas atractivas. La pandemia ha llevado a los bancos a desarrollar nuevos productos para que las personas se animen a abrir una cuenta de ahorros.

No te preocupes si en el actual contexto no tienes mucho dinero para ahorrar, lo importante es empezar poco a poco hasta que se haga un hábito. Si eres disciplinado y sigues estos sencillos consejos verás las diferencias en el corto plazo. Recuerda, ahorrar siempre será una buena decisión.

Comparte en:

Vea también