Cómo pasar de emprendedor a empresario

11:54 20 Agosto, 2018

Mauricio Bock, conferencista internacional, experto en neurociencia, Presidente del Institute of NeuroCoaching, empresario y cofundador de BiiaLab

Artículo publicado en Gan@Más Edición 58

SUSCRÍBASE O LEA UNA REVISTA GRATIS AQUÍ

Sin duda muchos emprendedores quieren dar el gran salto y convertirse en empresarios con empresas sólidas y bien posicionadas en el mercado, pero lograrlo no es fácil y requiere no solo de perseverancia y trabajo duro, sino también de conocimiento.

Para hablar sobre ello, estuvo por Perú, Mauricio Bock, con su tour Mastermind, de emprendedor a empresario. Mauricio es conferencista internacional, experto en neurociencia, Presidente del Institute of NeuroCoaching, empresario y cofundador de BiiaLab, además de coach personal de Jürgen Klaric, otro de los coach muy reconocidos en Latinoamérica; y dictará el curso “NeuroCobranzas Taller Práctico y Teórico”, este 28 y 29 de setiembre (https://kioscoganamas.com.pe/cursos/?v=3acf83834396).

Por dónde empezar

Existen 5 razones que detienen a los emprendedores y les impiden crecer: 1) La economía del país; 2) El financiamiento que es difícil de conseguir; 3) El pensar en cómo voy a ganar y cuándo; 4) El ser quien tenga que hacerlo todo y 5) El temor al fracaso, la vergüenza.

Estas razones están sustentadas en los pensamientos, refirió Mauricio. “En el día tenemos más de 70 mil pensamientos inútiles y útiles, negativos o positivos. Tenemos que ser conscientes de nuestros pensamientos para poder cambiarlos y aprender a ser más selectivos en lo que vemos pues está comprobado que lo primero que ves, en la primera media hora al despertar, condicionará tu día”.

De víctima a protagonista

Mauricio explica que en la vida se presentan distintas circunstancias que no podremos controlar, pero dependiendo de la respuesta que demos, tendremos más o menos éxito, y nuestra respuesta puede ser de dos tipos: de víctima o de protagonista.

La víctima se queja, culpa a otros, se inmoviliza, se frustra y se rinde, mientras que el protagonista busca soluciones, actúa, evalúa, ve oportunidades. “Entonces depende de nosotros el construir el entorno en el que queremos vivir, si estamos viviendo como víctimas podemos empezar a cambiar nuestro entorno siendo protagonistas con base siempre en nuestros pensamientos”.

El Mapa Mental del Emprendedor

El emprendedor se mueve de acuerdo a un mapa mental que Mauricio divide en 4 puntos: 1) la voluntad, 2) el medio, 3) la pasión y 4) la acción.

“En los negocios tenemos que enamorarnos de nuestra idea para que no muera. ¿Cuántos trabajan solo por el dinero? Tenemos que seguir nuestro sueño y no ser dispersos, tener clara nuestra misión.

Para ello, debo saber aterrizar mis ideas en acciones, ver si lo que estoy haciendo me está llevando a dónde quiero estar y si no es así, repensar y volver a actuar”.

Lo primero es plasmar todo lo que uno hace, hacia lo que quiere, concentrándose en su propósito y preparándose para los seguidores pero también para los detractores. “Trabajar la inteligencia emocional es básico, aprender a ponerle nombre a nuestras emociones para no justificar nuestro comportamiento”.

“Es importante tener un diario emocional, escribir sobre tus emociones cada día y analizarlas, entonces podrás solucionar las barreras y cambiar tu comportamiento. Al cambiar tu comportamiento cambiarás los resultados”.

Hacer esto no necesariamente es sencillo pues implica cambiar hábitos y hay que hacerlo repetidamente al menos durante 21 días para lograr un nuevo hábito. “Ese es el tiempo que se necesita para construir las nuevas conexiones neuronales”.

Cultura Empresarial

Mauricio refirió que todo emprendedor que quiera convertirse en empresario y que ya esté en el camino con su empresa, sea que tenga un solo empleado que es él mismo o más de uno, tiene que considerar la cultura empresarial que parte por saber seleccionar bien a los colaboradores y definir cuál es la cultura que quiere para su empresa.

“Más del 50% de las empresas no alcanza sus objetivos por el tema cultural, hace falta construir una misión atractiva, crear una visión compartida, crear normas en las que se consideren la ética y los valores”.

Asimismo, tomar en cuenta que los colaboradores son la base de toda empresa por más chica que sea. “Pregúntate qué estás haciendo para que tus colaboradores crezcan en tu empresa, ¿les ayudas a mejorar su calidad de vida? Por ejemplo, con horarios flexibles, libertad de opinión, escucha atenta, respeto, destaque de sus logros, consideración”.

El Semáforo

Mauricio explicó el semáforo de la vida que todo emprendedor y empresario debe considerar cuando va avanzando en el camino empresarial.

Este consiste en tener un cuadro con tres columnas:

1 Stop: Detenerse a ver qué estoy haciendo y no lo logro, qué debo dejar de hacer, cúando.

2 Sigue: Analizar qué estoy haciendo bien y me está dando buenos resultados para continuar haciéndolo.

3 Empieza: Qué debo empezar a hacer, cuándo, por qué y para qué.

El Desarrollo

En esta etapa, cuando la empresa ya es más sólida y busca su crecimiento, además del equipo o los colaboradores que tenga y que la acompañen en la tarea, también debe poner su atención en sus clientes que son la base de toda empresa por más pequeña que sea.

Entonces, invertir en marketing para los clientes es algo que no se debe dejar de hacer, comentó Mauricio. “Los clientes son la base de todo negocio o empresa, hay que responderles rápido ya que si se puede responder en menos de un minuto se aumenta la posibilidad de venta en 300%”.

“¿Cuenta tu empresa con testimonios de los clientes?, ¿sabes cómo estás posicionado en internet?, ¿tienes una estrategia de employer branding? (combinación de recursos humanos con marketing para lograr un buen posicionamiento en el mercado laboral). Si respondes que no, es hora de actuar”.

Comparte en:

Vea también