¿Cómo gestionar reclamos y demandas laborales en tiempos de Covid-19?

07:00 4 Septiembre, 2020

A nivel mundial, se aprecia un efecto muy duro en la pérdida de vidas debido a la pandemia. En dicho contexto, se aprecia el incremento de demandas por indemnización de daños y perjuicios contra los empleadores ya sea porque un trabajador fallece a causa del COVID-19 o ya sea porque tuvo secuelas a consecuencia del contagio.

Jorge Toyama, socio en Vinatea & Toyama y Eduardo Mercado Villarán, asociado senior analizaron algunos elementos que se deben tener en cuenta ante los nuevos reclamos y demandas laborales en el contexto Covid-19 durante el webinar organizado por Vinatea & Toyama.

Para Toyama, hay que partir de una premisa y esa es que el Covid-19 -como regla- es una enfermedad común -con una mortalidad lamentable sin lugar a duda. Solo será enfermedad profesional para los trabajadores de salud que laboran con pacientes Covid-19, es decir, los médicos, técnicos o enfermeros que atienden en UCI a dichos pacientes. Un ginecólogo, por ejemplo, estaría fuera de esta excepción.

 

Ahora bien, ¿Qué sucede cuando un trabajador tiene secuelas como consecuencia de esta enfermedad o fallece? En el primer supuesto, el trabajador puede accionar en una vía ordinaria del proceso laboral mientras que, en el segundo supuesto, la familia puede accionar a través de un proceso laboral a título de herederos. Adicionalmente, dentro del plano administrativo, también pueden accionar los trabajadores ante SUNAFIL sin dejar de lado el proceso penal que se puede llevar a cabo paralelamente.

En cuanto a las obligaciones de las partes, de acuerdo a la normativa del MINSA, referida a los lineamientos de vigilancia prevención y control de salud de los trabajadores, del lado del empleador, éste tiene la obligación de aplicar los lineamientos de vigilancia, prevención y control de salud de los trabajadores con exposición al Covid-19, así como de elaborar un plan de vigilancia y; desde el lado del trabajador, tiene que cumplir y colaborar con la implementación de estos lineamientos.

Responsabilidad del empleador

Teniendo en cuenta dicha normativa, el empleador responderá directamente de las infracciones que en su caso cometa por el incumplimiento de las obligaciones de garantizar la salud de los trabajadores. Dicho de otro modo, el empleador que garantice la seguridad y salud de sus trabajadores de la mejor manera, en principio, no debería responder. Sin embargo, la Corte Suprema, ha emitido un pleno jurisdiccional que cambia las reglas del juego estableciendo que el empleador siempre responderá por cualquier evento dañoso para la vida o salud del trabajador, explicaron los especialistas.

 

Un tema interesante es que, jurisprudencialmente, los montos ordenados a pagar en sentencias dictadas por la Corte Suprema a partir del 2018 en casos de enfermedad profesional van desde los 15 mil hasta los 70 mil soles. En casos de accidentes de trabajo mortal, los montos oscilan entre los 30 mil y 450 mil soles; mientras que en los accidentes no mortales, los montos llegan hasta los 150 mil soles.

Una vez iniciado un proceso, es importante tener en cuenta la carga probatoria -quien afirma un hecho debe probarlo. Sin embargo, a la luz de lo visto, dicha regla no se cumple íntegramente. En el caso particular del servidor de la salud, la relación causal está casi acreditada y el contagio también. Entonces, tiene una mayor posibilidad de probar un caso de esta naturaleza, comentó Mercado.

En cambio, en el caso de un trabajador común, este tiene que probar el daño y la relación de causalidad. Ahora bien, hay una tendencia de que será el empleador quien deberá demostrar el debido cumplimiento de sus obligaciones de seguridad y prevención y adicionalmente, deberá demostrar que ha habido una causa distinta a la que alega el trabajador y no le es imputable.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también