Cómo empezar un negocio de pastelería desde casa

17:45 8 Junio, 2020

El confinamiento también ha logrado que muchos peruanos se interesen en la elaboración de postres, lo que se ha demostrado en la búsqueda online de miles de recetas para elaborar en casa en los últimos meses. Según estadísticas de Google, las búsquedas relacionadas a pastelería se incrementaron en 300% en los últimos 3 meses. Existe una variedad de queques, cupcakes, galletas y tortas que se pueden hacer en casa, y muchas personas han descubierto que su pasión hacía la pastelería puede abrir las puertas a un verdadero negocio.

El rubro de la pastelería puede resultar un negocio muy rentable y prometedor, “se puede empezar en este negocio con poco capital y desde casa, con materiales de fácil acceso. Recomiendo desde el inicio trabajar con ingredientes profesionales de pastelería. Así será más sencillo estandarizar tus recetas y mantener siempre la misma calidad a medida que vaya creciendo tu emprendimiento”, señala Melissa Arancibia, gerente de marketing de Puratos, quien asegura haber conocido muchas historias de éxito que comenzaron en la cocina de casa. Por ello, si es tu decisión ingresar a este maravilloso mundo de la pastelería, toma en cuenta los siguientes consejos:

1. Evalúa lo que necesitas: Si bien no es necesario tener todos los equipos de cocina de última generación para lograr tener éxito, sí es primordial contar con lo básico: un horno en óptimas condiciones es lo principal, de seguro tu cocina ya viene con uno que puede elevarse hasta los 300 grados centígrados, este irá perfecto con tus necesidades. Una batidora de mano es suficiente para comenzar a elaborar tus recetas y siempre considera contar con una balanza gramera, recuerda que en pastelería las recetas deben ser exactas.

2. Ingredientes de calidad: evalúa los postres que crees son tu fuerte y asegúrate de tener los ingredientes necesarios para hacerlos. Infórmate en los mercados locales sobre donde puedes conseguir los ingredientes a menor precio (usualmente los venden al por mayor), esto te ahorrará dinero y te permitirá tener inventario suficiente para incrementar tu producción. Busca alternativas con ventajas adicionales para estandarizar tus productos como son las premezclas, cremas vegetales, y coberturas de chocolate que te ayuden a economizar tiempo, dinero, y aumentar el tiempo de vida de tus productos.

3. Elabora un presupuesto: los productos que puedes preparar y vender son infinitos, depende de tu creatividad y el nivel de complejidad. Pueden ser: queques, galletas, tortas, cupcakes, postres peruanos, chocolates artesanales, chocotejas, alfajores, etc. Por ello, es muy importante que tengas en cuenta los costos para plantear muy bien tu presupuesto. No debes dejar pasar por alto este punto. Debes tomar en cuenta los costos directos (insumos, ingredientes, horas de trabajo) e indirectos (luz, gas, teléfono, etc.) para poder asegurarte de que estés generando ganancias. Busca inicialmente asesoramiento de amigos o familiares que sepan de finanzas, contabilidad y costos. Investiga y aprende de nuevas herramientas para planificar mejor tus cuentas, poner los precios y redistribuir las ganancias.

4. Marca la diferencia: Crea tu marca y personaliza tu presentación. Recuerda que “todo entra por los ojos” y aunque el sabor es muy importante, puedes ayudar a crecer tu negocio con una presentación impecable que te ayude a trasmitir la esencia de tu negocio. Hoy en día, puedes usar las redes sociales para promocionar tus productos, toma buenas fotos de tus mejores recetas y elabora un perfil atractivo. Invita a tus amigos y familia a compartir tus redes y así generar mayor impacto; ellos serán tus primeros clientes.

Por último, actualízate siempre. Puedes encontrar muchos cursos online sobre pastelería, sobre masas, cremas, uso de chocolate, entre otras, es muy importante este punto para que innoves con nuevas recetas y tendencias del mercado. Recuerda que es importante formalizar tu negocio, evalúa el tipo de negocio, el lugar de trabajo, las obligaciones que tendrás y los beneficios que recibirás por parte del Estado al ser formal. Esto puede ahorrarte futuros problemas y siempre es mejor empezar un negocio con todo en orden.

Finalmente, pero no menos importante ten en cuenta los protocolos y medidas de bioseguridad e higiene que exigen las autoridades por la salud de tus futuros clientes. Recuerda el uso de mascarillas, distanciamiento social, lavado de manos, uso de guantes y limpieza frecuente en tu ambiente de trabajo. ¡Si lo haces y comunicas correctamente tu público tendrá la seguridad y confianza de poder comprar tus productos!

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también