Cofide: “El emprendedor peruano ha madurado pero le falta innovar para ser más productivo”

08:10 25 Septiembre, 2015

“Si en 2012 me hubieran preguntado qué ha hecho Cofide por la innovación en Perú, tendría que haber dicho la verdad: no hemos hecho nada”, reconoció Luis Terrones, Gerente de Desarrollo de la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) durante su exposición en un evento organizado por Timov en el Ministerio de la Producción.

Sin embargo, el funcionario destaca que, a partir de 2014 la entidad estatal ya desarrolla actividades específicas, con lo cual esperan que la situación empiece a cambiar. “El perfil del emprendedor peruano empezó a madurar, está más involucrado con el largo plazo, con la calidad, con el cliente. Atendemos 180 mil emprendedores al año, pero en asuntos de innovación no hay mucho”, explica tras afirmar que aquella maduración del emprendedor peruano se ha quedado pasmada en eficiencia productiva, debido a la falta de innovación.

Razones para innovar

Corea del Sur exporta circuitos integrados, y para exportar por US$ 849 millones debe producir una tonelada de circuitos integrados. Perú, para exportar por ese valor, necesita producir 133 toneladas de alambre de cobre o 611 toneladas de harina de pescado. “La diferencia en las exportaciones de ambas naciones radica en el valor agregado basado en la innovación que le pone Corea”, indica Terrones.

Otro aspecto que diferencia a los países pobres de los ricos es el nivel de complejidad de las relaciones de la industria en las naciones con más desarrollo económico. “Mientras más compleja sea la relación y los vínculos entre los sectores, hay más sinergia en la producción. Por eso Corea exporta 470 mil millones de dólares y Perú solo 36 mil millones, que tiene una red de relaciones más básica”, menciona.

Terrones considera además que las startups pueden ser una respuesta a la generación de empleo y al desarrollo del país. “En la última crisis financiera se perdió un millón de empleos en 2010; en cambio, las startups crearon tres millones de puestos de trabajo”, refiere. Asimismo, asegura que la innovación puede apoyar la reducción de la pobreza, pues está comprobado que en países de ingresos medios, como Perú, el 60% del impacto positivo de una innovación se traslada a la comunidad.

Asimismo, indica que en el ranking de los 20 mayores ecosistemas de emprendimientos en el mundo tenemos a lugares como Silicon Valley (EE.UU.), Tel Aviv (Israel) Sao Paulo (Brasil) y Santiago (Chile), donde siempre el Estado ha otorgado aportes para consolidarlos. “Hoy ya no es una cosa tirada de los cabellos pensar que el Estado debe apoyar con recursos al sector emprendedor de los países”, apunta. Agrega que el Perú ya está girando hacia esta opción para pilotear el estancamiento del país hacia un entorno de mayor crecimiento económico, con alto impacto social y respeto al medioambiente.

Capital de riesgo

El otro factor –afirma Terrones- tiene que ver con los modelos de inversión para las startup en fase inicial, cuando son de alto riesgo. “Cofide está haciendo actividades para posicionarse a finales de 2016 o inicios de 2017 en la formación de un mercado de capitales para el emprendimiento, donde participen otros actores, como las universidades, organismos multilaterales y fondos privados, como las AFP que ya pueden invertir hasta el 10% de sus fondos en capital de riesgo”, destaca.

Finalmente, sostuvo que nuestro país está casi replicando el modelo de México para la creación de un mercado de capitales de alto riesgo que financie las startups más dinámicas. “A México le tomó seis años. Nosotros creemos que podemos quemar etapas de forma más rápida, porque ya conocemos las experiencias de otros países con miras a crear la industria de capital emprendedor”, subrayó Terrones.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también