CIDE-PUCP brinda 4 tips para validar una idea de negocio en distanciamiento social

15:42 25 Septiembre, 2020

En medio de una crisis, son pocas las personas que se atreven a emprender un negocio, pues el temor de fracasar puede ser tan alto, que las deja en su zona de confort. Sin embargo, a lo largo de la historia hemos sido testigos del nacimiento de grandes empresas y startups que fueron fundadas en contextos complicados. Por ejemplo, WhatsApp, Uber, Instagram, Groupon y Slack nacieron en la crisis financiera del 2008 en Estados Unidos.

En el caso de Perú tenemos el gran ejemplo de AGP Group, líder en el diseño y producción de vidrio de alta tecnología con líneas avanzadas de laminado, templado y blindaje, la cual se vió afectada en los años 80, época de crisis económica y terrorismo; sin embargo, eso no fue impedimento para innovar y convertirse en la compañía que es hoy en día.

En tiempos de incertidumbre las nuevas ideas pueden tener mayor probabilidad de éxito, lo que representa un buen momento para emprender e innovar. Por ello, Fernando Pareja, mentor del programa FET del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la PUCP, brinda 4 consejos para validar una idea de negocio durante el distanciamiento social.

 

1. Se ágil: El emprendedor debe poner a prueba sus ideas de negocio con sus potenciales clientes, los cuales están en las redes sociales o en las búsquedas que realizan en Google. Una manera de comprobar si un producto o servicio es viable es creando un fanpage, luego colgar imágenes del producto que se desea ofrecer, investigar en grupos de Facebook, colocar publicidad y lanzarlo. En la actualidad, este proceso es importante, pues las personas están buscando en internet con qué satisfacer sus necesidades. Fernando Pareja, recomienda al emprendedor ser ágil en buscar diferentes formas de vender, utilizando plataformas como Facebook o Instagram, u otra red social, ya que en la actualidad las personas están buscando satisfacer sus necesidades a través de estos medios.

2. Analiza y procesa: Después de haber realizado el paso anterior, el emprendedor tiene que estar atento a las respuestas de los potenciales clientes, por lo que deberá examinar con detenimiento todos sus mensajes y preguntas. Por ejemplo, si una persona tiene un producto alimenticio y le preguntan ¿cuál es su origen?, lo más probable es que dentro de su toma de decisiones deba considerar este punto. Por eso, hay que prestar atención a lo que pide el nuevo consumidor, para que la próxima vez que se lance una publicidad se tome en cuenta su opinión y aquellos datos que no se habían considerado desde el inicio. Además, esto ayudará al emprendedor a saber si es que hay un público dispuesto a pagar por el producto o servicio.

 

3. Metodologías ágiles: Cabe resaltar, que para validar una idea de negocio se necesita aplicar métodos ágiles de innovación como Lean Startup, Design Thinking u otras que ayudarán al emprendedor a corroborar con mayor exactitud que lo que tienes en mente es un producto o servicio que las personas están dispuestas a pagar.

4. Flujo de dinero: Si la idea de negocio es viable, es imprescindible saber que al inicio de las operaciones los costos deben ser variables. El mentor Fernando Pareja aconseja no realizar una planilla o contrato a largo plazo con un proveedor. “Por ejemplo, si contratas a alguien para que haga delivery, puedes contratar a la persona cada vez que se necesite el servicio. Tener costos fijos en la primera etapa del negocio no es conveniente y será más complicado cuando se quiera escalar”, añade.

El mundo virtual ha llegado para quedarse. Si ya se tiene la idea de negocio en mente es mejor lanzarse a la piscina y validarla on line. “Las personas están recurriendo a internet hoy más nunca para buscar, comparar y encontrar solución a sus problemas y necesidades, ello constituye una oportunidad para que el emprendedor encuentre un negocio rentable”, finaliza Pareja.

Comparte en:

Vea también