“Cholo Power” de Carlos Galdós causó decepción en espectadores de Huaraz

09:53 10 Agosto, 2014

Ayer sábado en la noche se pudo corroborar lo que algunas veces pasa con artistas y personas de la farándula que creen que porque van  a una ciudad de provincia y en especial de la sierra, pueden hacer o decir lo que les da la gana, improvisar y lanzar una serie de groserías, vulgaridades y lisuras como parte de su show, con la intención de hacer reír y causar gracia entre el público asistente.

Al menos así lo hizo Carlos Galdós, presentador de “La Noche es Mía” y escritor de una columna de opinión en la revista Somos, quien causó gran decepción con su espectáculo tan  promocionado “Cholo Power” que realizó en dos funciones (de 6 a 8 p.m. y de 9 a 11 p.m.) en el Centro Cultural de esa ciudad, con capacidad para mil personas.

Inició su espectáculo (el estelar de las 9 p.m.) a las 9.30 y se pasó media hora haciendo que los asistentes, de pie, aplaudan, y canten con él, algunas canciones que probablemente tenía programadas dentro de su repertorio. Sin embargo, que sepamos, él no es cantante, y el público no fue a ver a alguien cantar de cualquier forma, aunque valgan verdades, tampoco lo hizo tan mal, pero eso no era lo que se esperaba.

En la siguiente hora, que duró la función, buscó interactuar con el público, cual show de cómico ambulante (sin menospreciarlos porque de seguro hacen una mejor actuación), invitando al escenario a algunas personas, de quienes se burló, insultó y humilló. También se dedicó a quejarse de la altura, de la avioneta que lo llevó a la ciudad, del frío, etc. En un momento, se atrevió a decir, que estaba muy feliz de estar en Huaraz porque en Lima se estaba celebrando el cumpleaños de su hijita y como era un “estrés”, él le había pedido a su manager que le consiga un show “en cualquier lugar de m….” (textualmente) y por eso estaba en la ciudad.

Las “pifias” y descontento de la gente se hicieron escuchar y Galdós tuvo que bajar un poco su tono y tratar de reordenar su espectáculo, sin embargo, en lo que quedó de la función casi no arregló nada. Por ejemplo, se refirió a su hija (de 7 años) como “esa hue….”, “niña de m….” “quiere fiesta de princesas cuando ella es un barril igual que su madre”, “hija de p…”, etc. O cuando las personas del 2do piso (mezanine) le pidieron que suba, les dijo “por qué no pagaron más misios de m…para que ustedes estén abajo”. Y otras vulgaridades más que no se pueden pronunciar.

Pésimo espectáculo del que los asistentes salieron sintiendo que todo fue una estafa y que no puede ser que existan algunos artistas mediocres que subestimen la inteligencia y valor de la gente de provincia, que también es quien les da de comer.
Los costos de las entradas estuvieron entre 40,50 y 60 soles.

Es una pena, pues anteriormente esta ciudad ha recibido muy buenos espectáculos, como al Tri de México, o a Vilma Palma y Vampiros, Eva Ayllón, Edwin Sierra, Lucho Quequezana, etc.

Esperamos que la promotora Killa sepa escoger mejor a quiénes lleva a la ciudad, en próximos eventos, más aún porque la nueva directora del Centro Cultural, la Sra.  Dora Camino es familiar de quienes dirigen la promotora y no puede permitir cualquier clase de espectáculo, como el de Carlos Galdós, tan triste y deplorable.

Nota relacionada: Productora Killa respalda el espectáculo ofrecido por Carlos Galdós en Huaraz

Comparte en:

Vea también