Capitalismo Responsable: El propósito de la empresa privada

10:03 25 Octubre, 2020

Desde hace 50 años, en forma mayoritaria, el capitalismo ha perdido el rumbo, porque se ha dado predominancia a una visión de corto plazo y egocéntrica. Por tanto, es tiempo que el sector empresarial asuma con responsabilidad el importantísimo rol que tiene con la población. Cada día más empresarios están asumiendo dicha responsabilidad y replanteando al capitalismo. En este contexto, Jorge Medina de Capitalismo Consciente Perú, junto con la presidenta de IPAE, Elena Conterno, reflexionaron sobre el propósito de la empresa privada y el capitalismo responsable, en el Webinar organizado por Reflexiones de José Pardo.

Más allá de a qué se dedique o en qué industria opere una empresa, esta se crea con un solo propósito: satisfacer necesidades humanas. Para Medina, esa es la verdadera naturaleza de una empresa. Así, todas las actividades empresariales (banca, construcción, minería, etc.) satisfacen necesidades humanas a través de los bienes y servicios que presta una empresa a la sociedad. En contraposición, cuando una compañía es creada principalmente para generar utilidades poco favor le hace al capitalismo y a la libre empresa.

 

Para Medina, las utilidades son un medio absolutamente necesario, pero no deberían ser un fin en sí mismo. Ahora, hacer ese cambio de mentalidad no es nada fácil y menos aún llevarlo a la práctica. Sin embargo, aquello resulta fundamental en aras de la sostenibilidad del empresariado y el capitalismo, porque hoy están bajo constante ataque debido a las formas cortoplacistas a las que se han dedicado los negocios en las últimas décadas.

En esa misma línea, Conterno coincidió en que una empresa debe contar con un propósito más allá de generar utilidades, así como tener una preocupación y respuesta a los stakeholders, pues no basta creer que estos -trabajadores, clientes, etc.- estén satisfechos, sino que se requiere una preocupación real sobre lo que proyecta la empresa y la marca a los ciudadanos.

Conterno consideró que si bien hay manzanas podridas que han vilipendiado la imagen del sector empresarial con sus acciones no es menos cierto que hay muchas empresas que sí se esfuerzan por brindar buenos servicios, productos y cumplir con sus obligaciones para con sus empleados. En ese sentido, Conterno cree que es momento de que el empresario demuestre su compromiso con la sociedad.

Precisamente, una muestra de dicho compromiso de las empresas por el desarrollo del país y de ver más allá de las utilidades es el surgimiento de iniciativas como IPAE que tienen como propósito impulsar a líderes comprometidos por un Perú desarrollado. Así, a las empresas que les preocupa el país buscan promover, reflexionar y ejecutar iniciativas para el desarrollo de la economía, del mercado de la empresa y de la educación del Perú.

 

Por su parte, en aras de replantear el capitalismo hacia un propósito, Medina cree que las empresas deben implementar cinco medidas:

1. Definir un propósito interrelacionado e interdependiente con todos los stakeholders e integrar directamente sus perspectivas e intereses en los procesos anuales de planeamiento estratégico de la empresa.

2. Articular el propósito, darle forma, ejecutarlo, medirlo y mejorarlo en la medida que sea necesario.

3. Crear métricas no tradicionales para monitorear el impacto positivo que generan las empresas con conceptos más sociales y humanos y no solo financieros.

4. Alinear dichas métricas con los sistemas de evaluación y compensación del CEO y de los altos ejecutivos de la empresa.

5. Supervisión de la ejecución del cumplimiento normativo de la empresa por un tercero independiente y que sus resultados sean dados a conocer a los stakeholders.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también