Caja Arequipa propone fondo para que microfinancieras presten a MYPEs que no accedieron a Reactiva y FAE-MYPE

07:36 27 Junio, 2020

José Málaga, presidente de directorio de Caja Arequipa y Javier Dávila, ex viceministro de Mype e Industria del Ministerio de la Producción, compartieron sus apreciaciones y sugerencias en el panel: “Segunda etapa de Reactiva Perú: Retos para su efectividad”, realizado en el programa #ReConecta, a través de nuestro canal de Youtube.

Málaga sostuvo que si bien hubo aciertos y políticas oportunas al inicio de la cuarentena, preocupa que hoy el gobierno busque culpables y responsables, cuando de lo que se trata es de empezar a encontrar soluciones efectivas a sectores que no están siendo atendidos por ningún programa, pues Reactiva y FAE- MYPE fueron estructurados y pensados para el sector formal de la economía y en el caso del Perú, este es una minoría.

“El presidente Vizcarra dijo que se llegaría a 600 mil Pymes con Reactiva 1. Hay 6 millones de Pymes en el país y solo el 20% forma parte del mundo formal que es 1.2 millones, entonces 4.8 millones de Pymes están en el mundo informal. Solo se llegó a 75 mil empresas y se destinó 5 mil millones de soles para pequeñas y microempresas pero en el mundo micro solo se entregó 700 millones de soles que es el 2% del programa total”, dijo Málaga.

 

Javier Dávila concordando con el presidente de directorio de Caja Arequipa, acotó que desde el sector público no hay conocimiento del mundo real pues se pensó que sería fácil la colocación y no ha sido así.

“Las mypes formales son parcialmente formales, no basta solo tener RUC, venden 30% formal el resto informal, o mitad y mitad, y ahora cuando los créditos son en función de sus niveles de ventas, estos al no ser reales, tampoco son suficientes”, dijo Dávila.

Agregó que no hubo mirada al mundo informal ni una clara mirada a las empresas que ya venían con problemas anteriores de varios años de crecimiento menor. “Las expectativas de producción en el 2010, sobre el potencial de crecimiento, estaban por encima de 7%, luego pre Covid estuvieron en 4% y estamos creciendo 2%. Siempre es bueno crecer, pero 2% no es un nivel importante. Entonces ya era una lenta desaceleración de crecimiento”.

Fondo de garantía

Frente a este panorama, en el que no se ha atendido al sector informal de la economía que también genera puestos de trabajo y dinamización, José Málaga refirió que han presentado una propuesta al MEF y a la SBS, lanzada como iniciativa de Caja Arequipa, pero con el respaldo de las otras 10 cajas municipales y de la FEPCMAC.

“El gran reto es convencer al MEF de que nosotros conocemos al sector microfinanciero y queremos la oportunidad para llegar a ellos a través de un fondo de garantía de 15 mil millones de soles para atender a un millón y medio de pequeñas y micro empresas. Es un programa ambicioso pues implica no solo atender a nuestra cartera directa sino también tratar de bancarizar, salir y verificar la realidad”, dijo Málaga.

Mire el panel completo:

 

Málaga agregó que los requisitos de este planteamiento serían básicos, como que estas mypes no hayan sido beneficiarias de otros programas o no haber sido atendidas por otras instituciones financieras. Asimismo, se darían dos tipos de créditos, uno hasta 25 mil soles con garantía del 98% por parte del estado y créditos de 25 mil hasta 50 mil soles con garantía del 95%, teniendo en cuenta que las tasas de Reactiva no son sostenibles para las instituciones microfinancieras que tienen que atender bajo otra realidad.

“Este programa podría llegar a un promedio de crédito de 10 mil soles por cliente con tasas de 7.5 a 8% y darse por instituciones microfinancieras especializadas que somos las que conocemos a estas mypes que no declaran impuestos, que no tienen domicilio, ni siquiera pagan impuestos municipales, muchas veces, siendo nuestro costo operativo alto que va entre el 5.5 y 6%, por lo cual pedirnos tasas de 2% es insostenible, sin embargo, la economía informal necesita del apoyo de todos, desde el gobierno e instituciones microfinancieras”.

Javier Dávila respaldó esta propuesta refiriendo que él había pensado incluso en tasas cercanas a 10% por lo que tener una tasa de entre 7.5 y 8% que es lo que propone Caja Arequipa para este programa es bastante buena para esta realidad.

“El no querer llamar a los que sí conocen a las mypes y al sector informal, es un error y nos hace perder mucho tiempo. Se tienen que hacer propuestas más claras a las microfinancieras en su conjunto, buscar fortalecerlas y darles mejores instrumentos y estas garantías son sumamente importantes. El programa Crecer, por ejemplo, no creo que vaya a funcionar porque ha sido pensado para la banca y ellos no quieren meterse a un mundo que no conocen y que no es de su interés”.

A tiempo de cambiar  

José Málaga, comentó que los programa de Reactiva y FAE-MYPE son loables e importantes pues todas las empresas, formales o no, tienen el derecho a recibir apoyo del gobierno en situaciones como la actual. “Estamos a tiempo de poder cambiar de rumbo, se puede ser más dialogante y como dijo la ministra hoy en su Twitter, el diálogo tiene que prevalecer”

Agregó que si bien la formalidad tiene más beneficios que perjuicios, se debebe ver el otro lado también, y verificar el impacto en el Perú informal y cómo el estado puede generar programas para llegar a esa economía, invisible, pero muy importante.

Dijo que son conscientes de que para el gobierno prestar a un informal, que no aporta impuestos ni declara ingresos a Sunat, es difícil, pero el reto está en que desde el MEF y Sunat se entienda a la informalidad y se vea la oportunidad.

“Si el estado quiere llegar a la última persona del país tiene que ir con quienes conocemos el negocio. Esa es la diferencia entre la banca y las micro financieras. Contamos con la red suficiente para llegar al Perú informal. Como gremio de 11 cajas municipales tenemos el 65% de la cartera pyme del país, y damos trabajo a 22 mil personas, siendo entre 12 y 13 mil nuestra fuerza de ventas. Si el gobierno nos diera la oportunidad inmediatamente tendríamos más de 10 mil soldados saliendo a buscar lo que nosotros conocemos, que es al micro empresario e informal”, dijo Málaga.

Por su parte, Javier Dávila resaltó que se debe entender el tema del valor compartido y mirar a los proveedores locales, desde las grandes y medianas empresas, generar cadenas de valor, internas, para que mantengan el empleo que es lo que a su vez generará el consumo “porque sin empleo no hay consumo y sin consumo no hay generación de reactivación”.

Dávila recomendó buscar migrar a una economía más solidaria y de visión compartida. “Mirar el futuro de manera distinta, sin ser individualistas, en el sector empresarial se ve la falta de institucionalidad y falta de diálogo que es importante”.

Finalmente, José Málaga, desde su posición de presidente de directorio de Caja Arequipa, señaló que esta crisis debe verse como una oportunidad de mejora pero que los congresistas tengan cuidado con las medidas que plantean. “Que no desmantelen ni destruyan los pilares del sistema financiero que puede poner en riesgo la continuidad del sector y el gran perjudicado final será el usuario con una mala calidad de servicios públicos y poca oferta de servicios financieros. Tomemos decisiones más sostenibles en el tiempo y no solo que sean populares, no los elegimos para que nos endulcen el oído sino para que hagan lo correcto”.

A las empresas, recomendó Málaga, “que sean responsables y se solidaricen sin aprovechar comercialmente este momento, que piensen en el prójimo”.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también