Caja Arequipa a punto de incorporar a Rabobank como socio estratégico

18:24 5 Agosto, 2020

Rabobank, el banco holandés especializado en agronegocios mantiene su intención de participar como socio minoritario en Caja Arequipa con un aporte adicional del 7.5% del capital, anunció Wilber Dongo, Gerente Central de Negocios de esta entidad microfinanciera, en conversación con nuestro director, en el programa #ReConecta.

Dongo recordó que en agosto del 2017, se aprobó la Ley de Fortalecimiento Patrimonial de las cajas municipales que les permitía acceder a capitales privados y en esa línea, Caja Arequipa optó por aceptar a Rabobank como su socio minoritario debido al enfoque social que tiene este banco. “Rabobank se quiere convertir en el banco mundial de la alimentación en el 2050 y nace como cooperativa, es decir sin fines de lucro, además de encontrarse entre los principales 25 bancos de Europa”.

Ver la entrevista completa:

 

Agregó que con la pandemia surgió una gran incertidumbre sobre cómo sería el cierre de esta negociación o si llegaría a darse, pues otras organizaciones en el mundo han paralizado sus fusiones o participaciones para ver qué sucede. “No puedo confirmarlo todavía pero casi estamos al cierre de las negociaciones, lo cual es un mensaje no solo para las cajas sino para el país, pues que un banco de esa magnitud apueste por el sistema financiero peruano es un gran logro y da un mensaje de optimismo en esta coyuntura”, dijo Dongo.

De esta manera Caja Arequipa sería la primera microfinanciera en incorporar a un socio estratégico.

 

Laboratorio de innovación

En mayo del 2019, Caja Arequipa inauguró su laboratorio de innovación luego de dos años de estar preparándose para ello, con el objetivo, no solo de dinamizar sus servicios, sino también de reforzar, internamente, una cultura digital basada en personas, comentó Dongo.

Recordó que para el 2016 todavía no se hablaba mucho de fintech y apenas se las conocía en Sudamérica, pero sobre todo en el Perú, sin embargo llegaron para romper paradigmas y en el camino se han ido logrando alianzas y fusiones de distintas entidades financieras con ellas. “Las fintech llegaron para romper las mentes conformistas del sector bancario tradicional y al inicio fueron competidores muy eficientes con ofertas directas y análisis de datos, mucho más sofisticados, pero luego las empresas del sector financiero las buscaron y se asociaron”.

 

En el caso de Caja Arequipa, el año pasado, se asociaron con la fintech Kontigo y otorgaron el primer crédito 100% digital y su app que era básica, hoy permite desembolsar créditos en línea. “A fines del 2019 introdujimos la venta del SOAT por digital y nos fue muy bien y hace como un mes empezamos a vender nuestro producto estrella Vida Caja y para julio ha crecido 400% sobre lo que tradicionalmente vendíamos”.

Dongo comentó que también apoyaron con sus agencias y app para la canalización de los fondos de las AFP, así como el bono rural, CTS, etc, y en una campaña para captar depósitos a plazo fijo ofreciendo tasas de interés atractivas, lograron 800 cuentas nuevas con cerca a 21 millones de soles recaudados, de forma totalmente digital. “Hoy los canales fuera de agencia, tienen 63% de transacciones. Es decir, de casi un millón 800 mil operaciones al mes que se tienen, el 63% es en canales no de agencia y el digital ha crecido 5 veces, pero se tiene que ver también la infraestructura, conectividad, que el internet llegue a zonas rurales”.

Resumen

Dongo refirió que hay 3 temas importantes, a considerar, desde su opinión:

1- Profundización de la realidad de microempresas y microfinancieras en el Perú: “Hay un desconocimiento de lo que se ha hecho y el gran aporte de las microfinancieras y cajas municipales con la inclusión y desarrollo de los microempresarios. En estos 5 años se han incorporado 2 millones y medio de clientes de ahorro y casi 700 mil clientes de créditos, en todas las cajas municipales”.

 

2- Búsqueda de soluciones acordes con la realidad de cada cliente: “Caja Arequipa, por ejemplo, creó el programa Juntos contigo, que tuvo varias fases de acuerdo a cómo se desarrollaba la pandemia. En una primera etapa haciendo reprogramaciones, luego dar capital de trabajo, con menores tasas, a los clientes que ya podían volver a trabajar, después otorgamos más periodos de gracia, al extenderse la cuarentena, y hasta hemos hecho ajustes en nuestro core financiero para que el cobro de cuotas sea de menor a mayor hasta que se estabilice el cliente y que para marzo o abril del 2021 ya pueda pagar cuotas normales”.

3- Mayor solidaridad de todos los peruanos: “Las víctimas principales son las que están en los sectores rurales, aquellas que nunca han tenido un empleo directo o el apoyo del estado, no tienen agua o electricidad y nada de desarrollo. Ellos siguen esperando el apoyo de la colectividad, hay que ser solidarios como país.

Para quienes pueden pagar en sus instituciones financieras que lo hagan porque es una cadena que sirve para dinamizar la economía. Todos estamos pensando en que este año no habrán utilidades, este año hay que dar la mano. Las cajas y entidades microfinancieras intermediamos los recursos pero con un rol social”.

Comparte en:

Vea también