Bodegueros critican normas que elevan la regulación en la venta de cigarrillos

16:28 16 Junio, 2016

El Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú, Andrés Choy, alertó que existen normas, decretos y proyectos de ley que atentan contra la formalización y desarrollo de las bodegas en nuestro país. En ese sentido, se refirió al proyecto de Ley que busca la total prohibición de la exhibición de los productos de tabaco, al último decreto que aumenta el ISC al cigarrillo en más de 100% que generarían consecuencias negativas a las 414 mil bodegas que existen a nivel nacional, entre otros.

“Estamos totalmente en desacuerdo con este exceso de regulaciones, que lo único que hacen es generar trabas al negocio bodeguero, y además limitan la libertad de las personas a escoger entre qué productos consumir y qué productos no. Además, como todos sabemos, en las bodegas formales, estos productos están dirigidos a mayores de edad, por lo que es vital que tengan acceso a información relevante sobre sus consecuencias”, dijo.

Consideramos que la venta de cigarrillos es una actividad legal y severamente regulada, que se vería restringida por esta iniciativa, que promueve la prohibición total de publicidad, exhibición, promoción y patrocinio de productos de tabaco. Por lo tanto, no aceptamos lo que pretende el proyecto ley del Congreso, de condenarla prácticamente a la clandestinidad, al prohibirse algo natural y lógico como la exhibición de estos productos.

Refirió que recientemente la Asociación de Bodegueros realizó el estudio Impacto Económico en Bodegas, y uno de los principales hallazgos es que el cliente principal de las bodegas se ubica entre los 20 y 40 años. “Se trata de hombres y mujeres mayores de edad, con pleno uso de sus facultades para elegir entre lo que es bueno o malo para ellos, y que necesitan además estar informados sobre los diversos productos que ofrece el mercado peruano”, señaló.

Adicionalmente, para el caso del proyecto de ley que eliminaría toda exhibición de productos de tabaco, expresó que la gran mayoría de estas bodegas que expenden productos de tabaco no estará en capacidad de cumplir lo establecido en el proyecto (exhibidores y ambientes exclusivos), con lo cual dejarán de vender estos productos en beneficio de la oferta ilegal (contrabando) o las bodegas se volverán informales para seguir vendiendo estos productos a fin de no perder un porcentaje de sus ingresos netos. “Además, al no poder cumplir con las nuevas exigencias las bodegas incurrirían en multas que no podemos asumir y que pueden incluso significar el cierre de nuestros negocios, en especial de aquellas bodegas más pequeñas”, mencionó.

El presidente de la Asociación de Bodegueros indicó que: “Nos hemos comunicado con diferentes congresistas para explicar las necesidades del negocio bodeguero. Esperamos nos escuchen y nos tomen en consideración, cosa que hasta ahora no hacen, por ello nos vemos en la necesidad de realizar este plantón para que nuestras necesidades sean escuchadas”, dijo.

Asimismo, el último incremento abrupto y excesivo del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al cigarrillo ya está afectando a las bodegas formales, y lo único que se conseguirá es incrementar el comercio ilegal del tabaco, incentivando el contrabando.

“El precio de una cajetilla de contrabando es menos de la tercera parte de una cajetilla legal en nuestro país. Las autoridades erróneamente piensan que grabándole más impuestos a los cigarrillos, las empresas incrementarán el precio de los mismos y por ende desalentará el consumo. Este es un análisis equivocado pues en un país como el Perú, con un alto nivel de informalidad y contrabando, la política de incrementos tributarios no disminuye el consumo, solo lo moviliza al mercado ilegal. Es importante tomar en cuenta además, que el 62% de las transacciones que se dan en el mercado son de cigarrillos sueltos o productos informales”, indicó.

Andrés Choy señaló que es importante no seguir generando trabas a estos negocios emprendedores, que generan 448 mil puestos de trabajo a nivel nacional. Recordemos que existe en Lima Metropolitana alrededor 113 mil bodegas, y a nivel nacional 414 mil unidades de bodegas, y que estas son el soporte económico de sus familias.

“En lugar de sobre regular y asfixiar a los negocios bodegueros, el Estado debe ser promotor de la formalización de estos pequeños negocios, generar un ambiente positivo y propicio para la creación y desarrollo de estas pequeñas unidades de negocio, y favorezca a la clase emergente y emprendedora de nuestro país, que genera puestos de trabajo, y aporta a la economía con pequeños capitales”, concluyó.

Comparte en:

Vea también