BCRP: Empresas están dispuestas a acelerar sus inversiones

11:18 30 Septiembre, 2016

En el marco del IX Congreso Internacional de Microfinanzas que organiza Caja Sullana y la FEPCMAC y se lleva a cabo hasta hoy, Julio Velarde, presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) dio una conferencia sobre Política Monetaria y Regulación del crédito en el sistema financiero.

Velarde empezó señalando que ya no se habla de vientos en contra, en la economía mundial, sino más bien de una recuperación, “lo peor de la crisis mundial ya pasó”. Hizo un balance de la recuperación de EE.UU., China y Europa y comentó que la actividad económica se recuperará aún más el otro año en un contexto de precios de commodities estables.

Mencionó que de acuerdo a las últimas encuestas de expectativas macroeconómicas del BCRP, a agosto del 2016, hay positivismo, la gente está más entusiasta, los empresarios sobretodo y esto es una buena señal siempre que el gobierno concrete acciones tangibles que tiene que hacer.

“La confianza de los consumidores está en un tramo optimista y las expectativas de inversión de las empresas empieza a recuperarse y ya están dispuestas a acelerar sus inversiones. Hay que aprovechar este buen ánimo para que la economía crezca”, dijo.

Asimismo, agregó que se proyecta un crecimiento del PBI de 4,0% para este año, el cual estará impulsado por los sectores primarios. La producción de cobre se duplicaría hasta el 2018, llegando a 2 millones 500 mil toneladas, y nuevamente el Perú se convertiría en el segundo productor de cobre en el mundo, detrás de China.

Inflación

Sobre la inflación, Velarde refirió que esta ha sido, en promedio, la más baja de la región en los últimos 15 años. Del 2001 al 2015, la inflación de Brasil fue de 6,8%, Colombia 4,8%, México 4,2%, Chile 3,3% y Perú 2,7%.

“Se prevé que la inflación continuará este camino. Este año se espera llegar a 2,8% y para el 2017 a 2,0%”, comentó el funcionario.

Retos del sector microfinanciero

Velarde recomendó algunas acciones a las IMF (instituciones microfinancieras):

– Elevar la eficiencia operativa: Continuar mejorando la escala operativa, ya que los procesos de consolidación entre las IMF han permitido reducir los gastos operativos.

– Fortalecer la gestión de riesgos: Adecuar los controles crediticios a las condiciones cambiantes del mercado. Los deudores MYPE y en general los deudores minoristas están más expuestos a las fluctuaciones del ciclo económico. Por ello, es importante efectuar un constante monitoreo de esos deudores a fin de evitar un eventual sobreendeudamiento en el sector.

– Ampliar las fuentes de financiamiento: Una alternativa es el financiamiento en el mercado de capitales. Ello requeriría un nivel de escala operativa adecuado, una mayor estandarización de los procesos crediticios y mejoras en las estructuras del gobierno corporativo.

– Ampliar la oferta de servicios financieros: El dinero electrónico es una oportunidad para que las IMF amplíen su gama de productos y con ello su base de clientes. En esta línea el BCR está promoviendo un marco normativo propicio para el desarrollo de estas operaciones y participa activamente en la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera para fomentar el acceso y uso de servicios financieros.

Comparte en:

Vea también