BBVA: Consejos para que las deudas no destruyan las finanzas personales

14:33 28 Febrero, 2020

Endeudarse siempre es una posibilidad. En cualquier momento puede aparecer una necesidad que cubrir, pero al no contar con dinero disponible nos obliga a pedir un préstamo. Sin embargo, es importante que diferenciemos con claridad si se trata de una situación que debe atenderse en ese momento o si podría esperar.

Antes de adquirir una deuda, es necesario identificar si se trata de una situación realmente importante, porque una cosa es requerir una cirugía de emergencia, y otra comprar un producto que podría ser muy útil y práctico, pero sin el cual podríamos sobrevivir. Pero también debemos preguntarnos: esta deuda, ¿es constructiva o destructiva?

 

Según BBVA, el concepto de constructiva o destructiva dependerá de la capacidad de pago y del uso que se le dé al crédito. Por ejemplo: endeudarse por una computadora está bien, porque su uso facilitará actividades como desarrollar trabajos para los estudios. Al contrario, financiar unas vacaciones en un momento en el que falta dinero, seguramente generará una deuda que no se podrá pagar.

A continuación, el BBVA comparte estos consejos que te ayudarán a diferenciar si es un buen momento para adquirir una deuda:

 

Conoce y respeta tu capacidad de pago mensual. Una deuda no es buena ni mala: depende de cómo la uses y del cumplimiento de tus pagos mensuales.

Organízate para cumplir siempre con las exigencias de tu entidad financiera. Caer en mora te generará dificultades para acceder a nuevos créditos.

No financies a largo plazo las compras de vida corta. Por ejemplo, no es recomendable pagar en 24 meses una cena que vas a disfrutar solo una noche. ¡El gusto te va a salir muy caro!

Si dejas tus compras en modo revolvente, ten cuidado: se puede generar una presión grande en el pago mensual. Las cuotas te permitirán saber con más claridad cuánto debes pagar en cada ciclo.

Obtener un préstamo personal para pagar deudas es una buena medida, siempre y cuando no se tome más deudas. ¡No caigas en un círculo vicioso!

Consulta por la compra o consolidación de deuda: recuerda que lo principal es hablar con tu banco a tiempo.

Comparte en:

Vea también