Banco de la Nación: Créditos corporativos suben de 13% a 37% y los de consumo bajan de 82% a 59%

07:00 5 Octubre, 2020

Las colocaciones totales (incluye créditos directos e indirectos, sin considerar créditos concedidos no
desembolsados ni líneas de créditos no utilizadas) del Banco de la Nación alcanzaron los S/ 8,919.0 millones a junio de 2020, siendo 30.0% mayores a lo registrado a diciembre de 2019 (S/ 6,859.0 millones).

En forma paralela a este incremento, la composición de la cartera cambió de 82.1% a 59.1% de concentración en los créditos de consumo de diciembre 2019 a junio 2020, respectivamente; y de 13.1% a 37.2% de concentración en créditos corporativos de diciembre 2019 a junio 2020, respectivamente. Lo anterior se debe a un incremento de líneas de crédito a COFIDE, Petroperú y otros corporativos y una disminución de saldos en préstamos Multired y Tarjeta de Crédito, señala un reciente informe de la Clasificadora de Riesgo Apoyo & Asociados.

El informe agrupa la cartera del Banco en tres grandes categorías: i) Corporativos y otros; ii) Consumo (revolvente y no revolvente); e, iii) Hipotecarios.

 

En el rubro Corporativos y otros, se incluye principalmente créditos que se otorgan a entidades públicas (gobierno nacional y sub nacional), bancos (incluyendo a privados), e IFIs especializadas en Microfinanzas. El incremento en corporativos, durante el primer semestre del 2020, se dio principalmente a entidades financieras públicas, como consecuencia del aumento de la línea de crédito a favor de COFIDE, precisa el informe.

Los créditos dirigidos a las entidades públicas son otorgados a aquellas instituciones que pueden cubrir sus obligaciones con débito directo en sus cuentas con el Banco; sin embargo, esto no garantiza el pago del mismo, el cual depende del saldo en cuenta. Adicionalmente, en la mayoría de las operaciones con dichas entidades se solicitan garantías, refiere la Clasificadora.

En el caso de los gobiernos locales y regionales, el plazo de los créditos otorgados suele ser inferior al periodo remanente del mandato de sus autoridades de turno. En el caso particular de los gobiernos municipales, los préstamos se cargan, principalmente, a la transferencia por concepto de FONCOMUN.

En los créditos a IFIs, el riesgo se encuentra acotado por las garantías del mismo, que son cesión de derechos sobre las carteras financiadas, y/o garantía mobiliaria. Además, las líneas otorgadas se encuentran condicionadas al cumplimiento de ciertos resguardos.

Por su parte, los préstamos de consumo son otorgados a aquellas personas cuyos ingresos son abonados en el Banco de la Nación. Esto minimiza el riesgo crediticio, ya que la cancelación se realiza mediante débito automático en la cuenta donde depositan sus haberes.

Sin embargo, la cartera presenta cierto nivel de mora debido a despidos, el descalce entre la fecha del abono de la remuneración y el cobro del préstamo, así como el saldo líquido en cuenta luego de los descuentos legales y otros pagos de mayor prioridad, entre otros.

Lo anterior se debió principalmente al otorgamiento de líneas de crédito a COFIDE, Petroperú, Electroregiones y CAF, asimismo, por los mayores desembolsos a los Gobiernos Locales y de créditos hipotecarios.

 

Por otro lado, hubo menores colocaciones en la banca consumo (Préstamos Multired y Tarjetas de Crédito) en -6.4% durante el primer semestre del 2020.

A junio 2020, entre los principales clientes del BN figuraban: el Ministerio de Economía y Finanzas, el
Ministerio del Interior, COFIDE, entre otros.

Por otro lado, la cartera de consumo disminuyó (-6.4%) entre junio 2020 y diciembre 2019. Los créditos de consumo están conformados principalmente por los préstamos Multired (88.1%), los cuales tuvieron una
disminución anual de S/ 357 millones. Los préstamos Multired (PM) se brindan dentro del marco de convenios entre el Banco y las diferentes entidades públicas. Los más importantes son los préstamos PM Maestro, PM PNP, PM ONP, PM Clásico y PM Minsa.

Durante el 2009, el Banco lanzó préstamos hipotecarios, ofreciendo tres productos: “Compra bien terminado”, “Compra bien futuro” y “Mejora, ampliación y remodelación”. A junio 2020, el saldo colocado en préstamos hipotecarios fue S/ 323.8 millones (S/ 325.2 millones a diciembre 2019).

 

Indicadores de morosidad

Con respecto a los indicadores de morosidad, a junio 2020, la cartera de alto riesgo (atrasada + refinanciada + reestructurada) disminuyó levemente a 2.1%, siendo la registrada a diciembre 2019 de 2.4%.

El ratio de cartera pesada, el cual mide la morosidad (deficiente + dudoso + pérdida) sobre el total de
colocaciones totales (incluyen créditos directos como indirectos), se ubicó en 4.0%, siendo menor al registrado a diciembre del 2019 (4.9%).

Lo anterior se debió al aumento de las colocaciones totales, a pesar de una mayor morosidad de tarjetas de crédito. Cabe mencionar que, desde el lanzamiento del producto de tarjeta de crédito, no se han realizado castigos de créditos vencidos, por lo que se ha establecido un plan para realizarlos a finales del presente año, explica la Clasificadora.

Respecto a la cobertura, el Banco de la Nación ha mostrado adecuados niveles de cobertura de la cartera de alto riesgo y de la cartera pesada, sin embargo, éstas han disminuido en el primer semestre del 2020, como consecuencia de un crecimiento de las provisiones constituidas proporcionalmente menor al crecimiento de la cartera. A junio 2020, estas coberturas significaron el 224.6% y 99.7%, respectivamente (237.8% y 102.2% a diciembre 2019).

El compromiso patrimonial (medido como cartera pesada menos provisiones constituidas sobre patrimonio neto), a junio 2020, ascendió a 0.04%, mayor al de diciembre 2019 (-0.3%) como consecuencia de la mayor morosidad, finaliza el informe.

Comparte en:

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también