Apefac: Industria del factoring puede tener un crecimiento de 3 dígitos

08:00 13 Marzo, 2020

Mauricio Alban, Javier Salinas y Luis Terrones.

La Ley de Factoring, que permite cobrar con mayor rapidez las facturas, es una buena ley, lo cual se ve reflejado en que la mitad de los inversionistas de Chile -país con una industria de factoring de 25 años- han ingresado al mercado peruano. Ahora, con el D.U. 013-2020, “tenemos la mejor Ley de la Región para desarrollar el mercado de factoring”, destacó Luis Terrones, Gerente General del Asociación Peruana de Factoring (Apefac).

Así, a pesar de que el año pasado ha sido un mal año, la industria creció 62%. Entonces, se espera que la industria de factoring llegue a los 3 dígitos de crecimiento, comentó Terrones. Sin embargo, el especialista precisa que este crecimiento se refiere exclusivamente al factoring propiamente dicho y no al confirming que utilizan los bancos mediante el cual articulan el uso de la factura de manera conjunta con el pagaré.

 

En esa línea, Terrones señaló que en el 2018, la industria de factoring movió alrededor de 18 mil millones de soles y desde APEFAP -que articula aproximadamente el 66% de la industria no regulada pero inscrita en la SBS- se ha movido 1,600 millones de soles y se estima un crecimiento agresivo, sostuvo Terrones durante el conversatorio “D. U. Nº. 13-2020 ¿Cuáles son los principales beneficios para los emprendimientos, startups y Mipymes” que organizó Emprende UP.

Actualmente, la nueva ley ha modificado la regulación del factoring de manera positiva en dos aspectos. El primero es el plazo para la confirmación de la factura de 8 días hábiles no prorrogables. Terrones comenta que existen grandes empresas que tienen políticas de no trabajar con factoring, entonces, cuando una Mipyme quería descontar su factura, las grandes corporaciones utilizaban cualquier excusa para denegar la conformidad de la factura y así reiniciar el contador de los 8 días hábiles.

 

Ahora, con el decreto el contador es inexorable a 8 días calendario. Asimismo, la factura tendrá que tener conformidad expresa, presunta o anulable. ¿Qué significa que sea anulable? la factura se extingue y ya no se puede utilizar el crédito fiscal que, en muchas ocasiones, las grandes corporaciones denegaban la factura, pero sí utilizaban el crédito fiscal, entonces, con esta modificación se está desincentivando dicha conducta.

El segundo aspecto es que se han establecido las razones para denegar la factura: la disconformidad en el monto, en la fecha de pago y la calidad del servicio. Anteriormente, en la práctica el deudor ponía innumerables excusas para denegar la conformidad que no estaba diferenciadas en la ley, dijo Terrones.

Microleasing

Finalmente, Terrones comentó que el D.U. 013-2020 abre la posibilidad de desarrollar toda una nueva industria de micro-leasing. “Ello es muy importante, porque una de las grandes brechas de las Mipymes es su acceso a bienes de capital. No existía ninguna oferta seria de proveedores ya sea regulados o financieros para desarrollar financiamientos para accesos de bienes de capital. De esa manera, hay una gran oportunidad para cerrar esa brecha para adquirir maquinaría, activos y equipos”, agregó.

(Por Jackie Murillo)

Comparte en:

Vea también