Uso en notarías de DNI vencidos propicia el lavado de activos

23:51 24 Agosto, 2017

“El notario, por delegación, despliega función pública y por ende no puede negarse a realizar ningún servicio notarial”. Así lo afirmó Marco Becerra, notario público, al hablar sobre el rol del sector notarial en la lucha contra el lavado de activos, en el marco del 5° Foro Internacional de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, organizado por Asomif.

Becerra Sosaya agregó que ante esta delegación ningún notario puede rechazar una operación; aunque, le parezca inusual o sospechosa. “Si llega una operación sospechosa el notario no puede negarse a escriturar dicha voluntad de las partes. Sólo debe instrumentalizar el acto y dar cuenta al Oficial de Cumplimiento (OC) de la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera). Está obligado a informar”, explicó.

Para considerar si una operación es sospechosa y se tiene que informar, el notario sólo se basa en su criterio, por lo que no es muy objetivo. “Bajo esta premisa, puede pasar que el notario sin querer omita comunicar una operación que podría ser sospechosa; pero, que él no lo considera así”, detalló Becerra.

Dijo que para los notarios, por más que cuenten con softwares para detectar posibles operaciones de lavado de activos, es difícil no equivocarse y sin embargo la legislación los sanciona duramente al igual que a los oficiales de cumplimiento.

Actualmente las notarías están trabajando en contar con una plataforma que centralice toda la información que cada una tiene que enviar a distintas entidades públicas.

“Estamos obligados a mandar un registro de operaciones, en forma mensual, a la UIF y otras entidades públicas como Sunat, Policía, Ministerio Público, jueces, PDT notarios, etc. Por ello, estamos trabajando para que se centralice toda la información y sean estas entidades las que recaben allí la información que necesiten”, manifestó.

De acuerdo a las normas que guían a las notarías, Becerra refirió que no pueden trabajar con efectivo de más de S/ 3,500, dentro de la notaría; pero, que esto no significa que los clientes estén obligados a usar medios de pago.

“El notario no puede exigir un medio de pago para dar el servicio; pero, sí podemos exigir que se llene adecuadamente el formato de origen de fondos que, de lo contrario, parecería una operación sospechosa y sería una señal de alerta y una vez terminada la operación se tendría que informar a la UIF”, indicó.

Si bien este formato, el anexo 5, sirve como declaración jurada, hay muchos datos que la notarías no pueden comprobar como la dirección (que puede figurar en el DNI; pero, no siempre es la correcta), profesión, saber quién es el beneficiario final, valor de venta de un inmueble, etc. “Ayuda mucho el conocer el mercado y los parámetros de valorización, por ejemplo, si se vende un carro por debajo del valor del mercado o una propiedad”, señaló.

Becerra comentó que las notarías peruanas, a diferencia de otras en el mundo, tienen su documentación e información de forma pública, por tanto, cualquier persona puede acceder a ella. “El archivo del notario es público, entonces, cualquier persona puede acceder, por ejemplo, a ver la escritura de tu casa y enterarse en cuánto la vendiste. Lo que sí no es público, es lo que se manda a la UIF”, acotó.

Asimismo, sobre el Oficial de Cumplimiento, dijo que por ningún motivo se puede revelar su identidad ante las autoridades. “El acuerdo plenario 03-2010 prohíbe citar a un OC. La UIF debería usar a sus peritos para juzgar o increpar al OC; pero, nunca una autoridad policial u otra”, sostuvo.

Finalmente, comentó que el que ahora ya se pueda usar el DNI caduco para hacer operaciones notariales ayuda al lavado de activos, ya que es sabido que muchos lavadores cuentan con más de una identificación y poder usar los DNI vencidos no ayuda a una correcta identificación.

Comparte en:

Etiquetas:

SIGA LEYENDO