Una historia exitosa detrás de la sanguchería “La lucha”

08:03 25 Noviembre, 2015

Detrás de la historia de la sanguchería “La lucha”, no existe ninguna señora del mismo nombre que haya apostado por este negocio, todo lo contrario. Lleva ese nombre como muestra de la lucha constante en la vida para lograr los objetivos y sobretodo cumplir los sueños de emprendedores, como César Taboada, creador de la marca, quien contó su historia de emprendimiento en el marco del Emprende PUCP realizado en esa casa de estudios hace unos días.

Taboada aconsejó, al público asistente, que un pequeño empresario debe perseverar en la idea de negocio que tiene. “Las dificultades más importantes están en nosotros mismos. En que no perseveramos en nuestro sueño. Nadie empieza construyendo el techo de un edificio”, dijo emocionado tras haber logrado que su idea de negocio sea un ejemplo de éxito a seguir.

Ellos mismos preparan su pan, hornean sus pavos y lechones, y aunque tienen que comprar los quesos y embutidos, cuidan que todos los productos que utilizan sean nacionales y sin preservantes, lo cual les permite mantener su calidad y sabores que son bien apreciados por su clientela.

Inicios

César recuerda que la idea de la empresa nació tras llegar a Lima de su original Catacaos en Piura y no encontrar un lugar donde comer “rico” como en su tierra. “Venía con todos esos sabores conmigo y acá era muy difícil encontrar donde comer”, dice César agregando que si bien es contador de profesión, desde los 12 años soñó con tener algo propio.

En un inicio apostó por una oficina centrada en su profesión y ello le permitió conocer al que hoy en día es su socio y amigo en la lucha diaria. “Abrí mi estudio en Miraflores, y todos los días tomaba un café cerca a unas mesas de ajedrez que hay en la Calle de las Pizzas. Allí también iba un ‘gringo’ a tomar su café, cada mañana, y poco a poco nos fuimos acercando hasta que nos hicimos amigos y hoy es mi socio. Le ayudé a abrir su propio restaurante con la condición de que fuera mi socio en el proyecto que yo ya tenía en mente”, contó César.

Así nació “La lucha” un pequeño local de 12 metros, ubicado en Miraflores, que hoy ya cuenta con 6 locales y tienen planes de expandirse a Panamá, Bogotá y Costa Rica.

Al principio, cuenta César, ellos mismos tuvieron que probar todo lo que se preparaba, era la única forma de verificar la calidad y el sabor de sus productos, aún a costa de ganarse varios kilos de más. “Nos pasamos ocho meses probando los productos que hoy encontramos en la carta. Subimos de peso porque todos los días comíamos los panes con chicharrón, pavo, etc. Hoy en día ya no engordan tanto, pero primero pasamos todas las pruebas. Lo mismo con los jugos. Todo ha sido muy arduo”, relató este empresario piurano.

Retos y consejos

César cuenta que entre sus principales retos está el tener buenos proveedores que les permitan un producto de calidad y que este salga como se ofrece. “Parte del negocio es que al principio nosotros mismos (mi socio y yo) hacíamos todo el trabajo, veíamos la fruta y todo lo que requeríamos. Ahora ya tenemos un área especial para eso pues contamos con nuestro centro de producción que funciona todo el día. Lo más importante es tener la confianza de que todos nuestros productos son de primera calidad”.

Agregó que otro punto importante, a tener en cuenta, es que un negocio exitoso debe contar con un buen equipo, y para ello hay que dar una buena preparación al personal, que sea capacitado permanentemente y que se identifique con la empresa, cuyo lema es ‘El cliente es el rey’.

Finalmente, César invitó a los asistentes a visitar su local y probar sus productos, pero sobre todo los animó a que se acerquen a conversar con él, que él siempre está dispuesto a recibir y atender a todos los emprendedores, a escucharlos y animarlos a perseguir sus sueños. “‘La lucha’ es un ejemplo para las personas que creen que no se puede hacer empresa en este país”.

Comparte en:

One Comment

Luzgardo Chavez

Estimado Cesar, sé de ti después de 15 años amigo, te saluda luzgardo chavez de LCH maquinaria grafica, es una gran alegría para mi ver tus exitos amigo, mio vales un peru, realmente que sigan los exitos amigo espero tomarnos unas 7 sopas juntos recodando los viejos tiempos donde fabricabas y vendías máquinas tipográficas que aun se usaban es esos tiempos.
un abrazo

Comments are closed.