UCSP: Ganaderos podrían aumentar su producción de leche hasta en un 20%

12:49 12 Julio, 2017

El escándalo sobre los productos lácteos ha proporcionado para el ganadero una opción de comercialización de su producto principal y derivados de forma directa.

De acuerdo a Marianhella Zúñiga, docente de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, los ganaderos tendrán la oportunidad de aumentar su producción en un 15% a 20% aproximadamente, ingresando directamente al mercado lácteo para la comercialización de sus productos.

“El Reglamento de la Leche y Productores Lácteos brinda al pequeño y mediano ganadero orientación acerca de los parámetros que deben cumplir los diferentes tipos de productos lácteos que podría comercializar directamente”, señaló.

Según la especialista, pueden ser más competitivos en un mercado de productos menos procesados y es necesario que, a través del Ministerio de Agricultura y Ministerio de la Producción, se les brinde soporte técnico empresarial para que puedan mantenerse competitivas en el mercado.

“A nivel nacional se consume 2.7 millones de toneladas de leche de vaca al año y se tiene un déficit del 30%. El efecto inmediato de este escándalo en el consumidor final se ha visto reflejado en el incremento de la compra de leche pura de vaca, lo que ayudará a los ganaderos, sobre todo de la cuenca sur, a cubrir ese déficit”, indicó.

Además, es necesario que el Estado conceda mayores facilidades al productor ganadero. Si se apoya a las pequeñas industrias que abastecerán a mercados locales, se logrará un mayor crecimiento de la zona y, en general, del país.

La mejor forma de asistir el crecimiento de las cuencas lecheras, es aplicando buenas prácticas ganaderas para obtener leche pura de vaca de calidad insuperable para producir queso, yogurt, entre otros productos que cubran la demanda para este tipo de productos.

Por otro lado, a raíz del engaño revelado de las grandes compañías productoras de leche y la permisividad de Digesa a cambios antojadizos, es importante tomar en cuenta la escasa cultura de compra del consumidor y la falta de información que grandes empresas productoras brindan al público.

“Al conocer el Código de Protección y Defensa del Consumidor y las características mínimas que deben cumplir los productos o servicios que consumimos, se contribuirá al desarrollo de una óptima cultura de compra que ayudará a formar asociaciones civiles de consumidores fortalecidos dispuestos a presionar a las empresas a autorregularse”, apuntó Zúñiga.

Finalmente, aconsejó a los consumidores informarse sobre los alimentos indispensables para una dieta saludable, así como en el etiquetado de productos.  Si el producto no cubre las expectativas del consumidor, se deja de comprar y por ende, saldrá del mercado.

Comparte en: