Startup peruana Tullpi se alista para ingresar a los mercados de Chile y Brasil

11:17 31 Mayo, 2016

Adolfo Valdivieso, ingeniero físico de la UNI, viajó el año pasado a una pasantía de 10 semanas a Singularity University, con sede en el Centro de Investigaciones de la NASA en Silicon Valley, Estados Unidos. Él junto a Mónica Abarca, ingeniera macatrónica de la PUCP, ocuparon el primer puesto en la Competencia de Impacto Global Perú 2015. Gan@Más conversó con Adolfo para que nos cuente lo que le dejó este viaje y sobre su Startup Tullpi, entre otros temas.

¿Cómo podrías resumir tu experiencia en Singularity University? ¿Qué es lo que crees que te haya cambiado?

Posiblemente lo que más te cambia es el paradigma que tú tienes del éxito. Es decir lo que muchas veces uno mismo define como su propio éxito, ahora se eleva a otro nivel, porque tienes nuevos amigos ganando un montón de premios por el mundo. Tengo, por ejemplo, tres amigos que son “Thirty under 30” de Ford, varios amigos que han recibido el premio TR 35 del Massachusetts Institute of Technology (MIT), entonces los estándares cambian y uno tiene que seguir empujando para estar al mismo nivel o al menos acercarse.

¿Cómo fue la dinámica cuando participaron en el programa de Singularity University?

Durante el programa tienes que implementar un proyecto. El proyecto que yo implementé es una capa de software encima de los Baby Monitor, que son las cámaras de video para monitorear a los bebitos. Con este software y usando tecnologías avanzadas de visión por computadora podemos detectar, por ejemplo, el latido del corazón o ritmo de respiración, simplemente utilizando el video, con captura de la cámara, cuando en otras circunstancias se tendrían que usar sensores en el cuerpo del bebe.

¿Cuántas personas participaron en ese equipo?

Fuimos cuatro, un chico de Brasil, uno de Austria, una chica de Arabia Saudita y yo.

Y eso ¿quedó allí o piensan desarrollarlo más adelante?

Por ahora ha quedado allí. Pero lo que seguimos trabajando es nuestras relaciones mutuas. Por ejemplo con Brasil, mi compañero es director de educación de una ONG muy importante en ese país y estamos trabajando el proyecto de llevar Tullpi a las favelas de Río de Janeiro.

Entonces por ahora estás dedicado al 100% a tu proyecto..

Sí. Tenemos un buen equipo. Estamos creciendo en ventas súper rápido, todas las semanas más del 50%. Esperamos llegar a nuestro punto de equilibrio antes de que termine el año. Además acabamos de recibir el apoyo de Startup Chile que nos dará un respiro importante.

Han ganado en Startup Chile…

Entramos a la generación 16 y en julio nos estamos mudando allá por siete meses.

Ahora están en Perú, y piensan ingresar a Chile y Brasil

Sí, en realidad lo queremos hacer en paralelo de ingresar a Chile y Brasil. Ya estamos vendiendo en diferentes partes del mundo. Hemos tenido compras en Australia, en Taiwán, en EE.UU. y Europa.

Las ventas a esos países son de forma frecuente ¿o son pedidos eventuales?

Nosotros tenemos un producto físico pero te descargas las aplicaciones por el mismo Appstore.

¿Es un paquete?

Sí, un paquete para jugar.

¿Qué costo tiene?

El costo es de US$ 50, pero por ahora, por preventa, lo estamos dejando en US$ 35, es decir estamos ofreciendo 30% de descuento.

¿Qué mercados están cubriendo?

Principalmente de Perú, porque gran parte de las ventas las hacemos a la misma gente que va a probar nuestros juegos a la oficina. También hacemos eventos todos los sábados para que los papás puedan llevar a sus hijos y probarlos y poder adquirirlos allí mismo. Pero además, queremos probar otra forma de vender y eso es lo que vamos a explorar en Chile, usando la misma red que tiene Startup Chile que es súper Internacional, para empezar a crecer más a nivel internacional.

¿Cómo ves desarrollo emprendedor peruano? Hay un mayor dinamismo, hay más premios, más visibilidad..

Yo creo que va muy bien. He tenido la suerte de visitar ya varios ecosistemas y si bien es claro que el ecosistema de Perú recién está empezando a surgir, creo que la calidad de los proyectos está avanzando de manera gigante porque vemos una calidad de proyectos mucho más altos, un trabajo mucho más serio y mejores resultados. Gente vendiendo, gente sosteniendo su crecimiento, etc. Cosas que en otros sitios todavía está siendo difícil de ver y acá año tras año está siendo cada vez mejor.

¿Qué crees que faltaría, que se debería reforzar en el ecosistema emprendedor peruano?

Yo creo que es una combinación de varias cosas. Por un lado, la confianza que siente el emprendedor para tomar riesgos y retos mayores y por el otro lado, el soporte que da el mismo ecosistema, ya sean las instituciones, los clientes, los inversionistas, para sostener esa confianza. Entonces conforme uno se fortalece se fortalece el otro. Por eso yo creo que vamos en ese círculo virtuoso que ya ha empezado y creo que es cosa de algunos años para que empiecen a salir los primeros casos de éxito que sirvan de referente a otros emprendedores.

En Perú hay algún emprendedor que sea un referente.

Yo creo que todavía lo veremos en los siguientes tres o cuatro años. Hay muchas empresas que todavía ni siquiera conocemos pero que podrán ser exitosas en unos años más.

Comparte en: