SNI: Crédito a la industria cae por segundo año consecutivo

14:16 22 Noviembre, 2017

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) informó que el crédito bancario a las empresas industriales viene cayendo en términos reales dos años seguidos: 3.7% entre enero y setiembre del 2017 y 0.3% en el 2016, evidenciando las menores inversiones de uno de los sectores que más empleo genera en el país.

La SNI anota que la contracción del crédito a la industria (el 23% del total de préstamos al empresariado), se relaciona directamente con la menor actividad productiva que la manufactura viene mostrando en los últimos años, especialmente la no primaria, la cual crea mayor valor agregado y encadenamientos productivos, y que justamente cayó en 2% en los primeros nueve meses del año, de acuerdo al INEI.

Este menor flujo crediticio está ligado a la restricción y postergación de inversiones en la compra o reparación de equipo y maquinaria industrial, equipo de transporte, ampliación de capacidad de sus fábricas, nuevas áreas de almacenamiento, cambio de matriz energética, innovación en procesos, innovación y generación de nuevos productos, diversificación de mercados, etc.

Según detalló la SNI, las ramas más afectadas en estos últimos dos años por el menor flujo crediticio son las productoras de: vehículos y equipo de transporte (-16%), minerales no metálicos (-12.3%), alimentos, bebidas y tabaco (-7.5%), textil y cuero (-6.4%), productos de caucho y plásticos (-3.9%), maquinarias y equipo (-3.8%), sustancias y productos químicos (-3.7%) y, madera y papel (-1.3%).

Adicionalmente, el gremio subrayó que la importación de bienes de capital para la industria se redujo en 16% entre el 2014 y el 2016, lo que evidencia la menor inversión industrial, y en consecuencia, la reducción de la capacidad productiva, lo cual está relacionado a la caída del empleo formal en empresas industriales con más de 10 trabajadores, que en los últimos años se redujo en 6%.

La SNI sostiene que para revertir la tendencia negativa del sector industrial se debe generar condiciones atractivas que incrementen las inversiones y los emprendimientos. “Tienen que implementarse reformas estructurales orientadas a contar con un régimen laboral promotor de empleo formal, un régimen tributario ágil y competitivo, a nivel mundial, un entorno regulatorio que promueva los negocios, y con un nivel de conectividad que aumente la productividad de la economía nacional”, afirmó el gremio, subrayando que la aplicación de reformas influye en la subida de la confianza empresarial y consecuentemente en el crecimiento de la inversión privada.

Comparte en: