Sizmek aconseja usar herramientas que ayuden a proteger publicidad digital

13:42 1 Junio, 2017

Recientemente Google, empresa considerada como el principal buscador de Internet, sufrió una rebelión de anunciantes tras un brote de contenidos considerados antisemitas o incitadores del odio y el terrorismo. Por ello, algunas empresas basadas en Estados Unidos dejaron de promocionar sus campañas publicitarias en plataformas como YouTube, mientras que las agencias de publicidad y medios pidieron descuentos para poder continuar con su programación de anuncios.

Según la empresa digital Sizmek, el problema surgió por la falta de una correcta planeación en la compra programática de publicidad por parte de algunas empresas. Como consecuencia, anuncios de marcas globales estaban siendo incluidos en vídeos con contenidos extremistas en YouTube, lo cual provocó la molestia de las mismas, porque se estaba afectando la relación con sus propios clientes, al igual que sus ingresos.

Esto ocasionó que el precio de las acciones de la compañía matriz de Google, Alphabet, sufriera una caída del 4% respecto al mismo periodo de marzo del año anterior.

El antecedente de esta controversia se originó en marzo del presente año, en Gran Bretaña, cuando el diario Times de Londres dio a conocer una investigación que revelaba cómo los anuncios de las principales marcas estaban apareciendo junto a cientos de vídeos de YouTube que contenían discursos de odio.

La investigación tuvo tal impacto que llegó hasta las autoridades legislativas, provocando que más de 250 marcas y agencias de medios retirarán su publicidad de Google en dicho país y otros más, a pesar de la promesa de Google de dar solución rápidamente.

Para que esto no se siga repitiendo Sizmek recomienda visualizar el alcance total de los contenidos, tanto en el aspecto negativo como en el positivo para evitar que afecten en el futuro a la industria o el nombre de la marca.

También recomienda organizar una lista de palabras clave positivas y negativas que le ayuden a identificar fácilmente los riesgos al utilizar la compra programática, así como utilizar herramientas sofisticadas y efectivas para hacer el análisis.

Otro consejo que dio fue segmentar al público adecuado haciendo un análisis de valor y diferenciar a la marca de sus competidores para lograr un mayor beneficio al negocio.

En conclusión, Sizmek dijo que se pueden realizar campañas exitosas y efectivas con publicidad programática sin necesidad de arriesgar el nombre o marca de las empresas. Para ello se requiere de soluciones que aseguren que los anuncios aparecerán en donde el cliente decida de acuerdo a sus estrategias y expectativas.

Comparte en: