Produce sancionará hasta con 20 UIT a empresas que retengan facturas negociables

09:24 6 Julio, 2017

¿Cuáles son las ventajas de la factura negociable? Héctor Chávez, especialista de instrumentos financieros del Ministerio de la Producción, fue el encargado de resolver esta consulta y de profundizar más en el tema durante una charla vía Facebook Live, que fue organizada por el Centro de Desarrollo Empresarial.

Indicó que la factura negociable es un título valor que se detrae de una emisión de un comprobante de pago o factura comercial, en otras palabras, la tercera copia viene a ser la factura negociable.

“Es fácil de poder transferirla y ayuda mucho a las empresas que comercialmente compran al crédito y usan una factura física; aunque, no es válida para efectos tributarios, y en el caso de una factura electrónica se registra ante una institución que es la compensación y liquidación de valores, y en el Perú la exclusividad la tiene la empresa Cavali, que utiliza el sistema Factrack, que cruza información con la Sunat”, precisó.

Para entender mejor el concepto, el especialista empleó un ejemplo didáctico. Dijo que si una mype quiere producir un bien para venderlo a una empresa va a necesitar capital de trabajo, así que solicita un crédito y tras obtenerlo lleva a cabo el proceso; pero, el cliente no le paga al contado sino en 90 días, entonces aquí es cuando entra a tallar la factura negociable, ya que tras ser sellada se va a convertir en un título valor tras ocho días y si el cliente no expresa ningún tipo de disconformidad, la mype podrá venderla, y de esa manera va a tener dinero antes de que la factura venza, de tal manera que le va a permitir seguir produciendo.

“La factura negociable le permite al empresario poder seguir cumpliendo con sus obligaciones de planilla, servicios, ventas y otros detalles administrativos. Sólo tengo que acércame a cualquier institución financiera o a las empresas especializadas que están registradas en la Superintendencia de Banca y Seguros del Perú (SBS), para que me compren la factura, así voy a tener un capital de trabajo rápido”, expresó Chávez.

También viene

Señaló que todas las empresas están obligadas a emitir la factura negociable, sea al contado o al crédito. Y si se deteriora o extravía no habrá un problema tributario; pero, obviamente se carecerá del instrumento para poder llevar a cabo la negociación.

Las empresas tienen que aceptar las facturas negociables; sin embargo, algunas instituciones las están reteniendo y para evitar esto en un mes y medio o dos meses saldrá la reglamentación que permite sancionar a las compañías que hagan esta mala práctica, y el Ministerio de la Producción será el encargado de poner la multa.

“De esta manera, Produce va a recibir todas las quejas y se determinará si se sancionará desde una UIT hasta 20 UIT dependiendo del tipo de falta que se haya cometido, y de paso se va a crear un libro de infractores cuya información será pública”, adelantó el experto.

Sí se puede

Héctor Chávez también manifestó que hay casos en los que los clientes se niegan a poner el sello en la factura negociable, y para evitar que la mype se vea perjudicada en diciembre del 2016 se publicó una norma que indica que el trámite se puede realizar a través de un notario, es decir, desde que se presenta la solicitud comienzan a correr los ocho días. Otro camino es que se recurra a una institución compensadora de liquidación de valores para que registre la factura negociable.

Respecto a las tasas que ofrecen las instituciones financieras por las facturas negociables, el especialista de instrumentos financieros del Produce dijo que son variables; pero, agregó que lo que está completamente claro es que no son tan caras como un crédito o pedir un préstamo, incluso detalló que puede ser la mitad o menos. “Además, con el tiempo las facturas negociables van a desplazar a las letras”, complementó.

El Banco de Crédito es el que lidera las compras de las facturas negociables, le siguen el: BBVA Banco Continental, Scotiabank, Financiero, Interbank y otras entidades financieras. Cuando las adquieren cobran una tasa de descuento, así que lo que debe hacer la mype es ver qué banco le da la mejor tasa, actualmente están en un rango del 15% al 21% y se espera que vayan bajando a medida que la oferta comience a crecer.

“Y no hay que olvidar que ahora también hay una norma a favor de las cajas municipales, para que pueden hacer operaciones de compras de facturas”, recordó Chávez, quien agregó que en la SBS hay 24 empresas registradas que son sociedades anónimas y que se dedican a comprar estas facturas; pero, estas compañías tienen otra óptica de evaluación, no se centran tanto en la mype sino en el pagador (el cliente).

Cabe indicar, que actualmente en Chile hay unas 250 compañías que se dedican a la compra de facturas negociables, y si el Perú alcanza esa cifra las tasas financieras comenzarán a bajar.

(Por Bruno Bartra Bazán)

Comparte en:

SIGA LEYENDO