Principales retos en la transformación digital del sector financiero en Perú

16:43 22 Marzo, 2016

Por Luis Beteta
Director de Banca-Seguros de Tecnocom Perú

El avance tecnológico más importante del sector financiero de Perú consiste en que cada año consigue conectar con las necesidades estratégicas del sector de la banca. En este sentido, se adapta constantemente a los impactos regulatorios, como Basilea III, FATCA, SBS, Sunat, Mercado de Valores, etc. En este crecimiento, destaca la utilización del teléfono celular como canal de acceso al banco y como artilugio de pago. Asimismo, crece en puntos de atención a clientes incrementando de forma progresiva el parque de ATMs, oficinas y corresponsales y mejora en la medición del riesgo de crédito y en la prevención del fraude. Además impulsa la banca de empresa.

La tecnología en el sector financiero peruano se encuentra en punto semejante a México, Colombia, Chile, Brasil y Argentina. Los aplicativos core, base del negocio, son sólidos y proporcionan la cobertura técnico-funcional adecuada. Algunos bancos entienden que ciertas áreas específicas de su negocio son o deben ser diferenciales, las consideran claves para su target de clientes y para su cuenta de resultados, y se dotan de sistemas altamente especializados como ocurre habitualmente con los medios de pago electrónico.

Y, de manera particular, Perú se encuentra entre los países con sólidos avances en cuanto a la sustitución del papel en la relación con los clientes en procesos que van desde la originación hasta la comunicación de estados de cuenta. Como muestra de ello, la SBS del Perú ha sido una de las primeras instituciones en la región en normar la validez legal de esta operativa.

Actualmente, la banca en Perú apuesta tecnológicamente por tres líneas de actuación que acompañan la estrategia del negocio. La primera consiste en favorecer la inclusión financiera de la población, más aún teniendo en cuenta que Perú tiene uno de los ratios más bajos de la región no bancarizada, que en general requerirá productos básicos, y probablemente mecanismos alternativos de acceso a su banco, acompañando a una labor institucional para crear mayor cultura financiera. La segunda línea de actuación radica en modernizar las infraestructuras y los aplicativos que soportan el negocio actual, con el objetivo de ganar cuota de mercado y optimización del gasto. Y, la tercera, implica avanzar en la transformación digital de la banca para estar preparados ante el nuevo tipo de cliente y todo lo que ello conlleva. Por eso es necesario aterrizar y personalizar lo que significa el mundo digital, innovando alrededor de productos o servicios digitales, utilizando el big data como base del conocimiento del cliente, y volver a pensar su modelo organizativo, operacional y de procesos.

En Tecnocom contamos con un portafolio de soluciones core de clase mundial en el área de medios de pago que ayudan a las dos primeras líneas de actuación. Y también avanzamos con soluciones innovadoras para acompañar a las entidades financieras en el camino digital; siempre considerando al cliente en el centro de este proceso, es decir, configurando soluciones que le aporten valor añadido real, y que supongan mejores utilidades en la cuenta de resultados de la entidad.

Comparte en:

SIGA LEYENDO