Perú registra ligero avance en Índice de Progreso Social Mundial 2017

08:10 21 Junio, 2017

Según el Índice de Progreso Social Mundial 2017, el Perú alcanzó una calificación de 72.15 puntos, que muestra una ligera mejora de 1.38 puntos respecto a los 70.77 puntos que obtuvo el 2014, cuando se realizó la primera medición. Y a pesar de este resultado, ocupa la posición 47 en el ranking mundial. El IPS, que mide 50 indicadores, incluye a 128 países, donde vive el 98% de la población mundial.

A pesar de este lento avance, conjuntamente con Bolivia, Uruguay y México, son los países con mejores puntajes si los comparamos con los obtenidos el 2014. En el 2017, Bolivia mejoró en 2.17 puntos y Uruguay en 1.76 puntos. México igual que Perú subió 1.38 puntos en relación al 2014.

Los resultados de este índice fueron presentados por CENTRUM Católica y el Social Progress Imperative como una contribución para que el Estado Peruano le tome el pulso para auscultar cómo estamos en materia de Progreso Social. El Índice de Progreso Social (IPS) es la primera medida holística del desempeño social de un país. Está construido con base en indicadores sociales y ambientales que reflejan tres dimensiones del progreso social: Necesidades Humanas Básicas, Fundamentos del Bienestar y Oportunidades

No contiene variables económicas ni financieras, pues centra su interés en los resultados finales para la población. Por ello está considerado como la única herramienta que intenta explicar las mejoras en la calidad de vida de la población existente en cada uno de los 128 países

 

Dimensión Necesidades Básicas Humanas

En la dimensión Necesidades Básicas Humanas, el Perú se halla casi a la mitad de la tabla (posición 72 y 76.59 puntos). Es la dimensión con los peores resultados relativos, y a pesar de este alto puntaje quedamos relegados en el ranking.

El indicador con peor posición relativa es acceso rural a fuentes agua mejoradas, donde se registra que solo el 69% de la población rural tiene acceso, que lo ubica en la posición 100 de 128 países. En el continente, el Perú está en último lugar en este rubro, Ecuador y Bolivia tienen una cobertura de 76% y Chile 93%.

Otros indicadores con bajos resultados relativos son los referidos al componente Seguridad Personal. La percepción de criminalidad es alta, con cuatro puntos en una escala del 1 al 5 y la tasa de homicidios se ubica en 6.7 por cada 100 mil muertes. Y pese a no alcanzar niveles críticos como los de Honduras y El Salvador con 74 y 64 homicidios por cada 100 mil muertes, respectivamente; estamos lejos del 3.9 de EEUU o el 3.6 de Chile.

La mejor variable en esta dimensión es la calidad del suministro eléctrico: el Perú alcanza un nivel de 4.94 en un rango en donde 1=baja y 7=alta. Con ello, se sitúa en la posición 53, mientras otros países de la región obtienen mejores resultados, como Chile que tiene 5.89 de nivel, y Bolivia con 5 de nivel.

 

Dimensión Fundamentos del Bienestar

En Fundamentos del Bienestar hay mejoras notables que catapultan al Perú al puesto 34 con 81.55 puntos. El componente Salud y Bienestar es el que mejor desempeño tiene: puesto 15 con 80.78 puntos, un resultado por encima de Chile, Colombia y México.

Esto se debe especialmente a mejoras en el servicio de salud, sobre todo en el número de muertes prematuras a causa de enfermedades no contagiosas, con un total de 183 casos por cada 100 mil muertes. Esta performance hace que el país se sitúe en el puesto 2 del ranking, por debajo solamente de Suiza con 180 muertes.

Otro componente que ha mejorado es el de Calidad Medioambiental: el Perú está en el puesto 36 con 75.5 puntos. Un resultado impulsado por los resultados de la emisión de gases de efecto invernadero, con un indicador de 269.64 equivalentes de CO2 por PIB, un resultado mejor al obtenido por Chile (274), y mucho mejor que México (367.1).

 

Dimensión Oportunidades

En la dimensión Oportunidades, en términos agregados, hay mejoras pero son leves, lográndose el lugar 48 con 58.3 puntos.

El componente con mejor resultado es el de Derechos Personales con el puesto 40, aunque bastante lejos de Chile (16). Entre las variables que mejor desempeño tenemos figuran: la Libertad de Expresión, donde podemos decir que existe casi una completa libertad con puntaje de 15 (puesto 19), mejor que Colombia que obtiene un 12 en un rango de 0 a 16 (0=ninguna libertad; 16= completa libertad), o México con 13.

En la mayoría de variables si bien el avance ha sido el esperado, y se han alcanzado mejoras considerables como en el total de años de educación superior, aún hay mucho por trabajar en el número de universidades de nivel mundial (resultado de 2 en un rango de 0-10), o en el porcentaje de estudiantes de educación superior de universidades de nivel mundial (2 en un rango de 0 a 6).

Hay retrocesos en las libertades personales y de elección. Por ejemplo, en el matrimonio de adolescentes, donde el 16% de mujeres adolescentes son casadas; o la satisfacción de la demanda de métodos anticonceptivos, en donde se llega solo al 64.4% de mujeres. El peor indicador está en la posición 88 con 7.6 puntos para la discriminación y violencia contra las minorías (0=baja; 10=alta).

 

Resultados Mundiales

En el mundo, Dinamarca ocupa el primer lugar con una puntuación de 90.57, por ser el primero en progreso social en Necesidades Básicas Humanas, con alto desempeño en Nutrición y Cuidados Médicos Básicos, así como el acceso a Agua y Saneamiento. En segundo lugar está Finlandia con 90.53 puntos, le siguen Islandia y Noruega, ambos con 90.27 puntos. Canadá (89.84 puntos y puesto 6) es el único país del continente americano ubicado entre los 10 primeros puestos, por su buen desarrollo de Oportunidades en el fortalecimiento de los Derechos Personales y en las Libertades Personales y de Elección.

En el final de la tabla figuran países de Medio Oriente y de África, siendo República Centroafricana la que muestra un progreso social muy bajo con 28.38 puntos, básicamente por no haber logrado mejoras en Tolerancia e Inclusión, así como tampoco exhibir avances en el acceso a la educación superior. En síntesis, estos países no están aplicando sus recursos ni efectiva ni eficientemente, tampoco utilizan la innovación para mejorar la calidad de vida.

En tanto, Chile es el primer país de Latinoamérica que aparece en la tabla, en la posición 25, con 82.54 puntos, en las dimensiones Fundamentos del Bienestar por el mayor acceso a conocimientos básicos en la educación, y Oportunidades, por mejoras en Derechos personales.

Siguen: Uruguay, puesto 31, con 80.09 puntos; Argentina, puesto 38, con 75.90; Panamá, puesto 40, con 74.61; y Brasil, en el lugar 43, con 73.97 puntos son los países que anteceden al Perú en la edición 2017 del IPS. Honduras es el último de 17 países latinoamericanos: puesto 89, con 61.76 puntos, aunque es el que más avanzó en la región (+1.61 puntos).

En términos generales, el IPSM 2017 está considerado como una herramienta de medición robusta, holística e innovadora, pues mide la capacidad de un país para estos objetivos: satisfacer las necesidades básicas de sus ciudadanos, establecer la infraestructura e instrumentos para mejorar su calidad de vida, y crear oportunidades para que todos logren su pleno potencial.

Finalmente, cabe mencionar que este índice es de gran ayuda para descifrar y desarrollar los productos, servicios y estrategias que cubran las necesidades de la sociedad, desde acciones provenientes del sector público o del sector privado.

Comparte en:

SIGA LEYENDO