Nélio Bilate: “Todas las personas deberían tener un verbo, una palabra que los impulse”

16:18 18 Abril, 2016

Nélio Bilate es coach en desenvolvimiento humano, posee su propia empresa de desarrollo humano y cultura organizacional llamada NB Heart (www.nbheart.com.br) y forma parte de la red de Repensadores (www.repensadores.com) grupo que busca la innovación y contribuye al desarrollo humano y organizacional en el mundo.

Nélio tiene más de 30 años de experiencia en áreas de planificación, marketing, comunicación, ventas, ha ocupado puestos de alto liderazgo en empresas como Coca Cola, Renault y Nissan y recientemente fue invitado por Centrum Católica y Aperhu (Asociación Peruana de Recursos Humanos) para hablar en el 24 Congreso de Gestión de Personas, sobre “Liderazgo con sentido”.

Gan@Más tuvo la oportunidad de conversar con Nélio, quien compartió su experiencia de vida y consejos de liderazgo.

En el evento hablaste del “verbo” de una persona. ¿Tiene que ver con la pasión o autoconocerse?

Tiene que ver con el autoconocimiento pero sobre todo el verbo es como un motor, una palabra que guía nuestras acciones en el presente y para el futuro. Es importante, para tomar decisiones, entender cómo hacemos las cosas, entonces todas las personas deberían tener un verbo, una palabra que los impulse. Por ejemplo hay personas cuya palabra es transformación, otras que tienen la palabra cambio, otras la palabra amor, estudiar, etc. Esto es muy importante para el proceso de desarrollo humano y para el autoconocimiento.

¿Cuál es tu verbo, tu palabra?

Tengo dos: querer y amar. Se puede tener más de una. Querer es un verbo que me impulsa a hacer las cosas. Querer para hacer, para enfrentar, etc. Amar es el verbo que me pone más calmo sobre el querer porque de lo contrario solo el querer es muy peligroso.

El título de tu charla fue Liderazgo con sentido. ¿Crees que hay líderes con sentido en el Perú?

Claro que sí. Pero hay un camino todavía largo para romper con las barreras antiguas, tradicionales y conservadoras del proceso de liderazgo. Esto podrá caminar mejor cuando los jóvenes lleguen y pongan sus ritmos, diferentes a los nuestros. Vamos a tener un cambio. La nueva generación viene con otra manera de pensar, decidir, elegir, manejar sus sentimientos y ser líderes, y nosotros tenemos que autoconocernos para aceptar los cambios que vienen y contribuir al desarrollo de nuestra sociedad.

En el caso de los emprendedores, ¿cómo pueden convertirse en líderes con sentido?

Es muy difícil porque, por lo general, los emprendedores son autores, y quieren que las cosas sean hechas a su manera, entonces tienen que compartir en un espacio de interactividad, interconexión. Si se quedan alejados haciendo las cosas a su manera será peor, hay que jalarlos a un sitio en el que la comunidad sea fuerte y demande atención porque además ellos también son impacientes y es un trabajo grande. Perú, con una economía tan informal tiene muchos emprendedores por todas partes y es un desafío el que tienen ustedes.

¿Qué tips podrías dar a los emprendedores jóvenes para que puedan llegar a ser líderes con sentido?

Las generaciones jóvenes, los emprendedores jóvenes, están muy conectados y hacen varias cosas al mismo tiempo, sin problemas. Por ejemplo, están conectados al Whats App, Facebook, computadora, música, televisión, etc. Esto hace que haya una pérdida de atención plena, de una presencia plena. Entonces mi tip para ellos es que paren un poquito, que respiren, que tengan en cuenta que es importante la multi tarea pero ella no puede ser imperativa ni para todos los momentos.

¿Para ellos será más difícil alcanzar el liderazgo verdadero?

No creo que sea más difícil. El problema es que los jóvenes creen autoconocerse lo suficiente y entonces no sienten que el autoconocimiento verdadero sea prioritario, hay un tema de autosuficiencia que no es correcto ni cierto y mientras no se cambie esta actitud y se busque un encuentro real consigo mismo, será más lento el proceso.

Y cómo se puede lograr el autoconocimiento, ¿qué se tiene que hacer?

Las cosas más simples de la vida como la música, la poesía, el arte, son las que tienen más facilidad de conexión con nuestro interior, las que conectan lo mejor de la vida con nuestra alma y corazón. La conexión plena del líder está en el cerebro, que tiene que funcionar haciendo sus sinapsis mentales; está en el corazón porque tiene que sentir, saber de sus sentimientos y ser una persona de verdad; y en el alma que sin ser religiosa es espiritual y está conectada con todo lo que sucede alrededor. Hay que estar conectados de una manera más perceptiva y tener los nervios de acero para aguantar los cambios, que son muchos y todo el tiempo. Entonces es un equilibrio entre las cuestiones emocionales, mentales, de salud, físicas, y claro, espirituales. Hay que tener este equilibrio y eso se logra con el arte, con tener nuestros momentos solos que son tan necesarios. Hoy ya no estamos solos, estamos tan conectados, siempre con el FB o Whats App, que ya no sabemos quedarnos solos realmente y la soledad es importante para el autoconocimiento.

¿Crees que es una enfermedad?

Sí. Es una enfermedad de este siglo, de las sociedades más desarrolladas sobre todo.

¿Cómo decirle a un emprendedor que se dé un tiempo para el arte, o la música, o el no hacer nada, la soledad, cuando tiene tanto qué hacer?

Cada persona tiene su tiempo para autoconocerse. Hay quienes nunca lo llegan a hacer y a su modo viven felices, pero para quienes quieran un autoconocimiento pleno, será necesario que entren al hueco, al lado oscuro. El espacio para la innovación es el espacio del vacío también, entonces para que se pueda innovar más, tener más ideas, mirar las cosas de otra manera, se tiene que estar en el hueco, en el vacío.

¿A qué te refieres con esto?

A una depresión, un momento de mucha tristeza, de cualquier tipo, un dolor grande, una pérdida.

¿Todos tenemos que pasar por eso para lograr un autoconocimiento verdadero?

Sí. Necesitamos pasar por ese momento de la vida, la tristeza, el luto, porque de lo contrario, natural e inconscientemente rechazamos los cambios, internos y externos. Cuando pasamos rápido por la curva y salimos de ella tenemos otra visión de la vida, la entendemos mejor, nos sensibilizamos más y aceptamos mejor los cambios, internos y externos.

¿Crees que hay personas que tengan más facilidad para reconvertirse?

Sí. Hay corrientes de la sociología y de la biología humana que dicen que dependiendo de la familia o núcleo familiar, los niños que nacen tienen más facilidades de adaptarse y enfrentar los cambios. Por ejemplo en África, estos jóvenes tienen mucha más capacidad de adaptación.

¿Qué pasa cuando al líder le gana el ego?

Conseguimos entender el lugar del ego cuando tenemos el proceso de autoconocimiento y autoconsciencia. Sabemos que el ego es necesario para los retos, pero no para el desarrollo de gente y el ego es la mayor pared para el proceso de empatía que es el valor más importante para el desarrollo de liderazgo hoy día. Es una trampa que tenemos y es difícil dejar el ego pero hay que controlarlo.

¿Para tener empatía con el otro es necesario que uno tenga que pasar vivencias similares?

Sí. No es la única forma, pero es la manera más fácil y eso es clave para el proceso de interdependencia y conexión profunda. La otra manera es pensar con la cabeza del otro, ponerse en los zapatos del otro, y eso es lo más difícil sobre todo porque hacemos juicios de todo, fácil y negativamente, en la mayoría de veces. Tenemos que tener una sensibilidad para mirar la vida con otros ojos y no juzgar todo el tiempo.

Un líder desarrollado, transformador, un líder del futuro es el que pone el juicio para las cosas y no para las personas.

Comparte en: