Mayoría de peruanos da poca importancia a etiquetas en alimentos

12:41 1 Septiembre, 2017

Bajo el contexto del reglamento de la Ley 30021 o ‘Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas y adolescentes’ (que establece un margen regulador para la dimensión, forma y color que debe poseer el aviso de advertencia de los productos comestibles), aprobado en junio, la consultora Kantar Worldpanel (KWP) realizó una medición – a nivel nacional – respecto al impacto de esta medida en la población peruana.

Entre los principales hallazgos encontrados por KWP se encontró que en total el 81.2% de peruanos no revisan nunca las etiquetas o lo hacen rara vez u ocasionalmente, mientras que sólo el 18.7% las lee muy frecuentemente. Los consultados indicaron que revisan los valores nutricionales anotados en las etiquetas por las siguientes razones: cuidar mi salud (52%), conocer sus nutrientes (36%), problemas de salud (10%) y el porcentaje restante afirmó: “No consulto nunca”.

El estudio divide a los consumidores en tres grupos según su nivel de interés en el tema: 1) los muy interesados, 2) medianamente interesados y 3) poco interesados. Dentro del primer grupo la mayoría de sus encuestados (41.7% del total) lee muy frecuentemente las etiquetas, del segundo grupo la mayoría (41.1% del total) las lee rara vez y del último bloque el mayor porcentaje de consultados (66.8%) señaló que no las lee nunca.

El estudio desarrollado por KWP resalta que cuando los consumidores miran las etiquetas la mayoría leen más sobre los aportes, que representan beneficios nutricionales, que sobre aquello que les puede ser perjudicial. Así vemos que la lectura de etiquetado la encabeza la información de vitaminas y minerales con 24%, luego el 18% lee sobre la cantidad de grasas, cantidad de azúcar 17%, ingredientes no naturales 16%, cantidad de calorías 16%, recomendación de valor diario 6% y cierra el orden de repaso la cantidad de sodio con 4%.

Todos aquellos que se informaron leyendo etiquetas, ya sean poco interesados, medianamente interesados o muy interesados en el tema, disminuyeron o eliminaron la compra de algún producto en el último año. Sin embargo, son los dos últimos grupos los que redujeron la adquisición de productos alimenticios notablemente.

Según KWP, entre las razones más determinantes para generar un cambio de hábito, buscando dejar de consumir o reducir el uso de azúcar, sodio y grasas principalmente; está la sugerencia del médico y luego de ésta aparece el sentirse mejor.

Precedentes

En Perú el antecedente más cercano sobre advertencias es el comunicado que diera en el 2015 la OMS sobre el consumo de embutidos (carnes procesadas), el cual decía que las mismas podrían producir cáncer.

Según medición de Kantar Worldpanel, los tres primeros meses después de este anuncio el consumo de la categoría se redujo. Después de ese periodo de impacto inicial se apreció que los indicadores negativos se revertieron y hasta se alcanzaron mayores índices de consumo.

Comparte en:

Etiquetas:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *

SIGA LEYENDO