Las mujeres de América Latina mayores de 60 años no se jubilan, emprenden

12:39 8 Marzo, 2017

Cuando muchas mujeres empiezan a pensar en la jubilación, otras no pueden permitírselo. Según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el emprendimiento se convierte en algo necesario para subsistir entre las personas mayores de 55 años por las pocas oportunidades de trabajo y la falta de pensiones, señala la la Fundación Microfinanzas BBVA.

Refiere que de las más de un millón de emprendedoras a las que atiende la FMBBVA en América Latina, el 11% tiene más de 60 años. Estas mujeres vulnerables tienen un gran impacto en su comunidad: el 78% tiene personas dependientes en el hogar y de éstas casi la mitad es la responsable única. Además, en sus negocios venden un 15% más que las emprendedoras más jóvenes.

América Latina es la región con mayor porcentaje de emprendimiento femenino del mundo, y concentra también el mayor número de emprendedoras en segmentos de población de entre 45-64 años (GEM). Y, aunque no existe una brecha de género muy pronunciada ‒por cada diez hombres emprendedores hay ocho emprendedoras‒, ellas son las que montan un negocio por necesidad, no por oportunidad.

Una de las razones para emprender, especialmente a causa de la discriminación negativa hacia la mujer en la edad de jubilación, es la falta de ahorro. Por un lado, cuentan con menos años de cotización y por otro, dicha cotización es en base a una renta femenina inferior (la renta media de las clientas de la FMBBVA es un 25% inferior a la de los hombres), subraya la Fundación.

Según Naciones Unidas, 901 millones de personas tienen 60 años o más (12% de la población global). Este segmento crece un 3,26% por año y se estima que llegue a las 2.100 millones de personas en 2050. Un aumento que debería acompañarse de iniciativas para que la edad no sea una desventaja a la hora de pedir un crédito. Además, según el GEM, en América Latina las mujeres que emprenden tienen que hacer frente a más dificultades que los hombres: tienen más responsabilidades domésticas, menos niveles de educación, falta de capital y activos, un estatus social más bajo y una falta de confianza impuesta por la sociedad, sostiene la entidad del BBVA.

En la región, el emprendimiento de las mujeres representa 86.000 millones de dólares, según ONU Mujeres. Luiza Carvalho, directora de este organismo para América Latina y el Caribe, afirma que, a nivel mundial, éstas son unas oportunidades de negocio “de hasta 800.000 millones de dólares anuales”.
Empoderar a las mujeres y potenciar una participación más equitativa en la economía son claves para alcanzar la igualdad de género. Y, en palabras de Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, la lucha para lograrlo “tiene que tener fecha de caducidad”.

Por eso, la Fundación Microfinanzas BBVA reitera que trabaja para acercar oportunidades a todas las mujeres vulnerables que, mayores o no, deciden emprender para que sus familias tengan un futuro mejor.

Financiera Confianza

De otro lado, Financiera Confianza, entidad de la Fundación Microfinanzas BBVA, destacó que más del 50% de los proyectos que financia en las 25 regiones del país son liderados por mujeres emprendedoras que sacan adelante a sus familias y comunidades.

Asimismo, y considerando que la pobreza en Perú se acentúa en zonas rurales, Confianza recordó que cuenta con un producto diseñado a atender exclusivamente a las mujeres de sectores vulnerables: el crédito grupal “Palabra de Mujer”, el cual permite que las mujeres se agrupen y se avalen mutuamente, y se genere así una cultura de compromiso de pago, característica que ha permitido que la tasa de incumplimiento de este producto sea de las más bajas del mercado: 1.1%.

El producto “Palabra de Mujer” ha permitido que Financiera Confianza atienda a más de 30 mil mujeres emprendedoras de zonas vulnerables, las cuales, con su liderazgo, han generado un progreso en sus familias y en sus comunidades.

El emprendimiento de las mujeres que atiende Financiera Confianza en todo el Perú se centra en actividades como el comercio al por menor (44%) y el sector de servicios (20%). Además, el comercio al por menor es, para Financiera Confianza, un sector predominantemente femenino: el 77% de sus clientes en esta industria son Mujeres.

Comparte en: