Las herramientas de propiedad intelectual para emprendedores

08:2528 Noviembre, 2017

La Propiedad Intelectual es el mecanismo por excelencia para incentivar la generación de conocimientos y a la vez, permite conseguir una ventaja competitiva en el mercado, sostuvo Bruno Mérchor, abogado especialista en Patentes, en el marco del Taller sobre herramientas de propiedad intelectual para emprendedores e innovadores organizado por el programa StartUp Perú del Ministerio de la Producción.

Mérchor explicó las dos grandes ramas que conforman el sistema de Propiedad Intelectual. En primer lugar se encuentra el Derecho de Autor referido a la obra de la creatividad humana relacionada al arte, música, literatura, entre otros; y en segundo lugar a la Propiedad Industrial que incluye a los signos distintivos como las características de un producto, y las nuevas creaciones, entre ellas se encuentran las patentes y los modelos de diseño.

“La Propiedad Intelectual convierte un bien intangible o inmaterial en un bien transable, se obtienen regalías que fueron parte de una idea. De modo que este bien intangible forma parte de nuestro sistema. Si no se logra ese registro es como si tuviéramos un bien que no se sabe de quién es. La PI tiene un valor en la medida que sea bien utilizada”, afirmó Merchor.

Usos frecuentes de Propiedad Industrial

Entre los más frecuentes se encuentra el registro de marcas, que permite que los productos o servicios sean identificados en el mercado diferenciándolos de los competidores. Así, los dueños del registro pueden accionar contra quienes utilicen su marca o una similar sin autorización.

Sin embargo, Mérchor comentó que las marcas pueden usarse sin ser registradas con el riesgo de que otra persona la utilice y pueda registrarla como suya sin alguna penalidad.

Sistema de Patentes

Por otro lado, en el taller se desarrolló el sistema de Patentes, en el que fue definido como las creaciones técnicas que generan un derecho de exclusividad durante 20 años.

Dentro de una patente se incluyen las invenciones de productos como artículos, máquinas, equipos, dispositivos u otros objetos, mientras que las patentes de procedimientos son de cualquier método de producción, elaboración o proceso en general.

Así, para poder presentar una patente, es necesario cumplir con los tres requisitos siguientes:

1. Novedad, no deben existir características similares.

2. Nivel inventivo, Mérchor aseguró que es la etapa más difícil debido a que la patente no solo debe ser nueva sino también inesperada, sorpresiva y que solucione problemas.

3. Desarrollo a nivel industrial, el objeto debe estar en la capacidad de ser producido o utilizado en cualquier tipo de industria.

(Por Danitza Luján)

Comparte en:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la operación *