La revolución digital ha dado valor a la información porque todos la pueden compartir con libertad

08:48 26 Enero, 2016

La revolución digital que se vive en la actualidad, y que muchos consideran la tercera luego de las revoluciones que significaron la aparición de la máquina y de la electricidad, llama a un nuevo imaginario de la democracia, a un ecosistema pragmático y radical en un campo de batalla entre el estado y el mercado, donde además se define nuestro presente y nuestro futuro.

Así lo señaló Edwy Plenel, periodista francés, ex director de redacción en el diario Le Monde y actual director de la revista digital e independiente de investigación Mediapart, quien durante su exposición en el Congreso del Futuro –realizado en Chile- analizó la manera en que se aborda la información en un mundo donde la democracia se reinventó con la revolución digital.

Para Plenel, uno de los primeros medios con los que cuenta la ciudadanía en esta nueva democracia es lo común. “Todos los debates sobre la era digital, incluyendo la protección de datos, el libre acceso, la neutralidad de las plataformas y la invención de nuevas libertades en esta era digital rehabilita una palabra fundadora de los derechos: en el fondo la información no es de nadie porque pertenece a todo el mundo, no es del estado ni del mercado. Es una evidencia. No se puede reducir a un control del estado o a la venta en el mercado”, precisó.

Plenel también consideró como un segundo medio la presencia de “amateurs” en la generación de conocimiento y en tal sentido abordó el papel de los periodistas, de aquellos personajes “sacros” que hoy en esta revolución digital enfrentan a estos “amateur”, quienes comparten sus conocimientos, difunden sus experiencias con total libertad.

“El hecho es que estamos discutiendo, confrontando nuestros propios conocimientos científicos, académicos e investigaciones periodísticas con este amateur; ya no estamos solos, hemos bajado del estrado y ante nosotros se expande un campo enorme de autodidactas, de renovación permanente de los conocimientos, a la imagen de una universidad mundial sin fronteras”, argumentó.

Para el periodista francés, el tercer factor importante con el que cuentan los ciudadanos es el valor de la información desde la perspectiva de compartir lo que se conoce. “La democracia cognitiva que está en el seno de la deliberación de la revolución digital en lugar de separar el conocimiento, nos llama a compartir ese conocimiento, a confrontarlo con otros conocimientos. Y es en ese compartir de la democracia cognitiva en que la democracia común se ha convertido en una democracia participativa”, anotó.

De este modo, concluyó que la democracia va más allá de elegir gobernantes y consideró que incluso tiene el mismo valor que el derecho al voto. Como tal, el derecho a saber, a conocer la información es la base de esa democracia.

(Por Carmen Anaya Valer)

Comparte en: