La red de voluntarios de Crea+ está decidida a cambiar la educación pública

10:42 13 Noviembre, 2015

Crea+ Perú es un programa de voluntariado con responsabilidad social, donde jóvenes profesionales tienen la oportunidad de compartir sus talentos e influir positivamente en la vida de niños de colegios públicos.

En 2009, Luis Miguel Starke da origen a este proyecto social, al preguntarse a sí mismo: ¿qué podemos hacer para mejorar la educación de los niños? Este joven economista tenía claro que todos querían contribuir al cambio de la educación peruana, por lo que se puso a pensar en cómo se podía hacer para que cada ciudadano realmente pudiera participar en este proceso.

“La fórmula fue: todos tienen un talento, hobby o profesión que aplican de manera cotidiana todos los días sin que nadie se los pida. Entonces, la propuesta fue: por qué si en lugar de hacerlo de lunes a viernes, los invitamos a hacerlo un día más, los sábados, pero esta vez para compartirlo con niños y niñas de escuelas públicas que están deseosos de aprender el hobby, talento o profesión que tienen”, explicó Starke en su participación en el evento Emprende PUCP 2015.

Si esto se lograba –pensó el emprendedor social- se complementaría la educación pública para darle al niño más diversidad en las opciones de orientación vocacional que recibía tradicionalmente. Así, decidió emprender Crea+.

Primeros retos

Al empezar Crea+ surgieron los primeros retos o dudas sobre el proyecto:

1. Nadie estaría dispuesto a ir diez sábados consecutivos a hacer voluntariado en las escuelas públicas.

2. Los niños no van a querer ir los sábados a su escuela a estudiar de manera voluntaria.

3. Cómo puede grupo de voluntarios funcionar de manera eficiente como lo hace una empresa, en cuanto a logística, operatividad, contabilidad, difusión, etc.

“El 70% de las personas con las que me reuní para contarles mi proyecto me decían que estaba loco y que no iba a funcionar. De repente si fuera un sábado al año, lograría algo. Sin embargo, así surjan dudas, si tú tienes la visión claro de que las cosas van a ocurrir, hay que seguir adelante”, sostuvo Luis Miguel.

En 2010, Crea+ empezó su labor con 20 voluntarios para atender a 100 niños de una escuela pública, cifra que se amplió a 200 escolares en poco tiempo. Al terminar ese año, el programa decidió ampliarse con sus talleres de matemáticas divertidas, fútbol, claun y teatro, marinera, pequeños chefs, mini arquitecto, danza, ballet, entre otros cursos que fueron creciendo de a pocos.

En 2012, Crea+ llegó a tener 250 voluntarios para atender a 350 niños en dos escuelas. De este modo, la meta del programa para el año 2020 se ubicó en llegar a diez provincias, 30 escuelas públicas, 30 mil niños y con un personal de 5,000 voluntarios.

Este año, el proyecto ha pasado de dos a ocho colegios, uno de los cuales se ubica en Talara, cuyo piloto ha sido un éxito. “Hoy somos 600 voluntarios atendiendo a 2,500 niños. Hemos duplicado la meta propuesta para el año y medio de funcionamiento. Esto gracias a la paciencia, perseverancia, pasión y al hecho de acudir a las personas con experiencia cuando nos surgen las dudas”, manifestó Starke.

Consejos para emprender

Para emprender, señaló, hay que traer abajo muchos paradigmas educativos que arrastramos de la escuela o la universidad. “Si quieres emprender, debes hacer algo diferente y no pensar como el común denominador. Además, hay que atravesar las dudas de personas que no creen en tu idea, pero también están los que creen en ti, aunque muchas veces te sientas solo o aislado emprendiendo tu proyecto, siempre hay alguien que piensa igual que tú. La idea es buscarlo y que esté dispuesto a pasar todos los fracasos que encuentren en el camino”, recalcó.

Comentó que al inicio del proyecto, de los 100 voluntarios que esperaban solo acudieron 30, lo que fue caótico porque había otros 100 niños esperando. “Ante ello hemos generado en Crea+ la cultura del positivismo, usamos la palabra ‘bienpensar’, porque son palabras que nuestro cerebro no está preparado para escuchar”, anotó.

Starke mencionó que si bien ya están encaminados a cumplir las metas del 2020, “la verdadera magia está entre los seres humanos, podemos ser 30 mil voluntarios y no cambiar nada, por eso la magia está en esa experiencia única del niño que recibe enseñanzas de una persona que no conoce, pero que le dice que no deje de soñar ni de aprender. Esa es la verdadera integración que necesita el país”.

Finalmente, el director de Crea+ consideró que el verdadero emprendedor es aquel soñador que ejecuta su idea y la hace realidad. “Ese debe ser el punto de partida de todos los que quieren emprender, pero quitándole la variable del tiempo al proceso”, concluyó.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en: