EY Perú: 52% de empresas no tiene un plan de contingencia ante desastres naturales

11:55 24 Abril, 2017

Los huaicos y lluvias producidos por el fenómeno del Niño Costero ocasionaron el colapso de centenares de puentes, viviendas y centros de salud. Las pérdidas materiales pudieron reducirse si el Gobierno nacional y los subnacionales hubiesen tenido y aplicado un plan de contingencias eficiente e inmediato. Sin embargo, el fenómeno del Niño Costero no sólo perjudicó a la infraestructura pública, sino que también golpeó a las empresas privadas por la misma razón. Según el último estudio de gobierno corporativo, gestión de crisis y auditoría interna de EY Perú, el 52 % de las empresas peruanas no cuenta con un plan de contingencia, crisis o continuidad.

“Las empresas necesitan estar preparadas para que, ante cualquier evento de interrupción, éstas continúen con sus operaciones sin afectar las transacciones más críticas y la imagen de la compañía, o que el restablecimiento de las operaciones se dé dentro de los tiempos máximos tolerables. Para tal fin, las empresas deberán implementar dos tipos de planes: Gestión de Crisis y Planes de Continuidad de Negocios (incluyendo plan de emergencia y recuperación). Asimismo, estos planes deberán ser revisados y aprobados por lo menos una vez al año”, señaló Renato Urdaneta, Socio de Consultoría de EY Perú.

El mismo número de ejecutivos encuestados apunta que no ha implementado un área de gestión de riesgos; sin embargo, solo el 42% de las empresas con un nivel de ingresos menor a los 500 millones de soles tiene un área para esta coordinación. La encuesta muestra también la importancia que tiene esta área para cada sector: en los sectores de construcción (71%), minería (57%), energía y electricidad (53%) e hidrocarburos (52%) sobrepasa la mitad de encuestados, mientras que resulta alarmante que en teletransportes y comunicaciones (39%), servicios (25%), manufactura (16%), comercio y consumo masivo (13%) y agropecuario y pesca (8%), la hayan implementado muy poco.

Esto varía también de acuerdo al nivel de ingresos de las empresas, según Urdaneta “como resultado de nuestro estudio se pudo apreciar que cuanto mayor es el nivel de ingresos de las empresas, una mayor proporción de estas tiende a tener un área encargada de coordinar formalmente la gestión de riesgos”.

Se consultó a los principales ejecutivos de las empresas que participaron acerca de los riesgos que más preocupan a la alta dirección. Los resultados fueron agrupados en 4 áreas específicas entre las cuales se distribuyeron los 10 riesgos más críticos:

 

Al ser consultados por las oportunidades para fortalecer la gestión de riesgos, el 58% de ejecutivos coincide que es fundamental trabajar en la cultura de control. La optimización de procesos (54%), el soporte en sistemas y documentación (40%) y la actualización de las políticas y procedimientos (40%) son puntos importantes por mejorar.

“Esta preocupación (fortalecer la cultura de control) es reflejo de que muchas empresas fracasan en la búsqueda de elevar sus estándares en la gestión de riesgos y aspectos de control interno. La cultura se basa en valores y principios compartidos y guía el comportamiento de las personas ante la ausencia de reglas formales y procesos de supervisión”, concluyó el Socio de Consultoría de EY Perú, Renato Urdaneta.

Comparte en:

SIGA LEYENDO